FEDECÁMARAS se solidariza con la organización empleadora de Nicaragua (COSEP) y condena la detención de sus directivos

FEDECÁMARAS se solidariza con la organización empleadora de Nicaragua (COSEP) y condena la detención de sus directivos

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (FEDECÁMARAS), condena la detención judicial ordenada por el Ministerio Público de Nicaragua contra los directivos de la organización empleadora, Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua (COSEP), Michael Healy Lacayo y Álvaro Javier Vargas, presidente y vicepresidente del organismo gremial.

Reiteramos nuestro rechazo a todo hecho de violencia o cualquier acción que signifique el uso de la fuerza o cualquier otra violación al pleno ejercicio de la libertad sindical de las organizaciones empleadoras y sus dirigentes.

FEDECÁMARAS expresa su incondicional apoyo al COSEP en su llamado a la inmediata liberación de su presidente Michael Healy Lacayo y su primer vicepresidente, Álvaro Vargas Duarte, así como de su expresidente, José Adán Aguerri Chamorro, detenido el pasado mes de junio de 2021.

Abogamos porque en Nicaragua se retome a la brevedad el respeto a los valores democráticos y del estado de derecho, para garantizar la paz, el progreso y el bienestar de todos los nicaragüenses.

Lea también:

La OIE solicita al Gobierno de Nicaragua la liberación de D. José Adán Aguerri, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada

La OIE solicita al Gobierno de Nicaragua la liberación de D. José Adán Aguerri, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada

La OIE solicita al Gobierno de Nicaragua la liberación inmediata de D. José Adán Aguerri, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), detenido desde el 8 de junio del 2021.

La Organización Internacional de Empleadores (OIE) ha dado seguimiento desde el 2018 a la crisis política, social y de derechos humanos que aún persiste en Nicaragua y que se ha agudizado en los últimos meses con las detenciones de líderes del sector privado y sociales, así como precandidatos electorales, entre otros. También hay casos de exilio forzado de más de 100 mil nicaragüenses, la aprobación de una serie de leyes represivas, cancelaciones de personerías jurídicas y el cierre de espacios de libertad de prensa y de asociación.

En particular, les preocupa la denuncia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) relativa a la persistencia de la privación de la libertad como estrategia de impedimento de las libertades públicas y silenciamiento de las voces disidentes, prevaleciendo el asedio, la vigilancia y las amenazas; el impedimento del derecho de asociación y reunión, así como el quebrantamiento de un proceso electoral, que va en contra de una verdadera democracia necesaria para el desarrollo sostenible de Nicaragua.

Consciente de esa realidad y la necesaria prevalencia que tiene el respeto y la tutela de los derechos humanos por los Estados, la OIE solicita al Gobierno de Nicaragua la liberación inmediata del expresidente de su miembro en el país, el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), y Presidente del Comité Consultivo de la Integración Económica (CCIE), José Adán Aguerri Chamorro, detenido desde el martes 8 de junio del 2021, cuyo estado de salud es de extrema fragilidad a consecuencia de su persecución y detención, y a quien la CIDH le otorgó medidas provisionales con fecha 24 de junio 2021 que resolvían su inmediata liberación.

De igual forma, respaldan todas las iniciativas que sean impulsadas para que el Estado de Nicaragua adopte las medidas necesarias para la superación de la crisis y el restablecimiento de la institucionalidad democrática. Instamos a utilizar la vía del diálogo social con los actores sociales más representativos para resolver la crisis que afecta gravemente a todos los Nicaragüenses.

Finalmente, expresan su solidaridad y apoyo al COSEP y a sus líderes, quienes durante esta crisis han actuado apegados a su Pacto Constitutivo y Estatutos. La OIE está dispuesta a actuar en distintas instancias, incluida la Organización Internacional del Trabajo, para velar por la integridad física de D. José Adán y la de todos los miembros y el personal del COSEP, preservando su independencia y autonomía.

Tras estas acciones, Fedecámaras se solidariza con el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) de Nicaragua y el llamado de la OIE por la defensa de la libertad sindical y derechos humanos en su país.

Lea también: