Vamos a ser coprotagonistas de la recuperación material de la nación venezolana

Vamos a ser coprotagonistas de la recuperación material de la nación venezolana

Carlos Fernández Gallardo, presidente de Fedecámaras, en su mensaje en el acto de instalación de la septuagésima octava Asamblea Anual de Fedecámaras, realizada en el Aula Magna de la Universidad de Los Andes (ULA), indicó que esta Asamblea Anual es básicamente una mirada al futuro. “No podemos seguir ocupando toda nuestra energía, nuestro tiempo, nuestra capacidad creativa, solamente en resolver lo urgente. Lo importante se ha venido acumulando, el deterioro se ha venido profundizando y la sociedad necesita respuestas inmediatas”, afirmó.

Fedecámaras presentó las bases para la discusión de un nuevo modelo de desarrollo económico que tiene como centro el hombre, su pleno desarrollo y el pleno ejercicio de su dignidad humana. Es un modelo profundamente inclusivo, basado en el desarrollo de ventajas competitivas. Para el gremio empresarial las riquezas naturales serán relativamente menos importantes para apuntalar las economías. Consideran que los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU están delineando la humanidad del futuro.

“Vamos a ser coprotagonistas de la recuperación material de la nación venezolana, porque no lo podremos lograr sin el concurso de nuestros trabajadores”, manifestó Fernández. Agregó que en estos momentos no hay grandes antagonismos entre el sector laboral y el sector empresarial. “Hoy en día nos vemos como uno solo, como la fuerza de la producción”.

Reiteró que la tenue recuperación económica sobre todo en el segundo semestre del año pasado, se debió fundamentalmente a la iniciativa privada y a la dolarización, que fue un proceso espontáneo de toda la sociedad venezolana, y que logró la reactivación del crédito comercial que de alguna manera comenzó a vigorizar un poco más la actividad económica.

Sin embargo, aclaró, que seguimos todavía con niveles económicos muy bajos. Resaltó que, “La economía y lo social son dos caras de una misma moneda. Cuando hablábamos de un Producto Interno Bruto (PIB) por habitante, superior a los 10 mil dólares hace 10 años aproximadamente, y hoy tenemos un PIB alrededor de los 2 mil dólares, tenemos que entender que detrás de esas cifras hay un contenido muy importante que ha traído el tema de la desigualdad”.

Fedecámaras declaró que no vamos a lograr los ingresos que necesita la nación venezolana si seguimos haciendo las cosas de la misma manera.

La formalidad del empleo

El presidente del gremio empresarial en su discurso en la instalación de la 78° Asamblea Anual de Fedecámaras, aseguró estar convencido, y así lo han demostrado las sociedades que más han avanzado, que “trabajadores productivos en empresas eficientes, es el binomio insuperable para la inclusión social de las grandes mayorías. No hay nada más inclusivo que la formalidad que trae un empleo productivo”.

En tal sentido, Fernández aseguró que los beneficios de la formalidad no es otra cosa que poner a las grandes mayorías a abrazar a la modernidad. “Pero para lograr la inclusión tenemos que apuntalar nuestro sistema de preparación, capacitación, educación; y por eso es que hemos dicho que nuestra propuesta no es otra que volver a ver en la sociedad venezolana, que sea la educación de cualquier nivel, el vehículo de ascenso y de movilidad social”.

Acto de Instalación 78° Asamblea de Fedecámaras

Acto de Instalación 78° Asamblea de Fedecámaras

El modelo se agotó y hay que asumirlo con madurez. Y el agotamiento del modelo es el fracaso de la sociedad completa, porque buena parte de la diáspora que se fue del país es porque no veía futuro.

El venezolano asumió que no podía seguir esperando las soluciones tradicionales y comenzó a buscar respuestas en las herramientas y en las soluciones que brinda el mercado. “Ahora, para fortalecer esas soluciones, por supuesto que se necesita institucionalidad”.

Fernández admitió que le preocupaba que se fuera a perder el valor del trabajo; sin embargo, afirmó que los trabajadores dieron una demostración de que creen en el trabajo y creen en el futuro.

En cuanto al salario mínimo, aseveró que no es un acto de voluntarismo, es un hecho económico, y el incremento del salario mínimo en las economías modernas va directamente proporcional al incremento de la productividad, que no es otra cosa que la mejor manera de poner a producir, la creatividad, el intelecto y la capacidad productora de una empresa, de un sistema o de una persona. Hoy en día hay plena conciencia de la necesidad de aumentar la productividad para recuperar el ingreso de los trabajadores.

Diálogo y entendimiento

La sociedad venezolana se fue convenciendo de la necesidad del entendimiento y en esa misma medida, es que vamos a lograr traer soluciones a los urgentes y gravísimos problemas de los ciudadanos venezolanos, dijo Fernández.

Asimismo, reiteró que la necesidad de entendimiento encausó las voluntades para que se diera el Foro de Diálogo Social, con la asistencia técnica de la OIT. “Tenemos el compromiso y el deber de que los resultados del diálogo social se cumplan para que la sociedad vuelva a tener fe en la política y en los procesos de negociación”.

Para Fernández esta nueva propuesta de construcción colectiva de un nuevo modelo de desarrollo, tiene entre otros objetivos, darle contenido a la discusión política del país, que pueda llevarnos no solo a la modernidad, sino muchísimo más importante, que permita reconocernos y aceptarnos los unos con los otros; eso es lo que debe buscar la sociedad venezolana.

Aclaró que Fedecámaras es el brazo político del empresariado venezolano, pero es una institución independiente y autónoma, y no es, y nunca será, el brazo empresarial de ninguna fracción o partido político, ni de ningún gobierno nacional, municipal o local.

Al cierre de su mensaje, manifestó que siente a la sociedad venezolana más cercana que nunca a los principios republicanos y a los valores occidentales, “siento a un empresariado venezolano con un perfil distinto al que tenía hace muchos años y mucho más consciente de su rol en la sociedad, de la importancia que tiene el trabajo y los colaboradores. Siento por primera vez, a una sociedad venezolana que le está dando importancia a la economía y a la empresa privada”.

Lea también:

Rafael Arráiz Lucca: “Sin electricidad no hay industrias y no hay desarrollo”

Rafael Arráiz Lucca: “Sin electricidad no hay industrias y no hay desarrollo”

En su presentación en el programa “Democracia y Desarrollo” que lleva adelante FEDECAMARAS a través del Campus Virtual Empresarial (CVEF), el doctor en Historia explica cómo la Corporación Venezolana de Fomento –con los recursos generados por el petróleo- financió una red eléctrica nacional que, a su vez, facilitó el crecimiento del sector industrial en Venezuela.

“Antes de desarrollar un parque industrial, lo primero es contar con energía eléctrica. Sin electricidad no hay industrias y no hay desarrollo. Es por ello que la Corporación Venezolana de Fomento financia la creación de numerosas termoeléctricas nacionales pequeñas, como, por ejemplo, la Electricidad de Cabimas y la Electricidad de Villa de Cura. Así comienza a desarrollarse en el país una industria eléctrica descentralizada, financiada por el Estado”.

El planteamiento corresponde al doctor en Historia e Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua, Rafael Arráiz Lucca, quien durante su exposición en el módulo “Historia venezolana”, del programa “Desarrollo y Democracia” llevado adelante por FEDECAMARAS a través del Campus Virtual Empresarial (CVEF), analiza tres coyunturas económicas importantes vinculadas con el desarrollo del país: el hallazgo del pozo petrolero Zumaque 1 en 1914; la creación en 1946 de la Corporación Venezolana de Fomento y de la Corporación Venezolana de Guayana en 1960.

Explica en su recorrido histórico cómo parte de la renta petrolera a partir de los años 40, fue destinada a financiar a los empresarios privados que desarrollarían sus industrias en el país.

“En 1953 se creó la Comisión para los Estudios de la Electrificación del Caroní. Ya Venezuela tenía conciencia de que en el sur de nuestro territorio había grandes potencialidades para crear centrales hidroeléctricas. La primera que se construyó fue Macagua I, inaugurada por Rómulo Betancourt en 1959. Al año siguiente se creó la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), que se convirtió en el epicentro del desarrollo industrial en el sur del país”, cuenta.

Luego se construyó la represa del Guri, cuya primera etapa fue inaugurada al final del gobierno de Raúl Leoni, mientras que la segunda etapa fue concluida en 1986 durante el gobierno de Jaime Lusinchi. Esas centrales hidroeléctricas permitieron el desarrollo de dos empresas de aluminio de gran potencial: Alcasa y Venalum. Luego Sidor y los bosques de Uverito, así como otras empresas conexas, conformaron el conglomerado de las empresas básicas del Estado.

“De modo que se trata de un momento estelar de la vida económica y del desarrollo venezolano en el sur de Guayana, con un personaje que coordina los hechos, que es el general Rafael Alfonso Ravard, y varios gobiernos de signo distinto que respaldan el proyecto”, indica Arráiz Lucca.

El programa “Democracia y Desarrollo” se dicta a través del Campus Virtual Empresarial FEDECAMARAS (CVEF) y cuenta con seis módulos dedicados a diferentes áreas temáticas: ”Democracia”, presentado por la psicóloga social y filósofa Colette Capriles; “Transiciones políticas”, por el politólogo John Magdaleno; “Ciudadanía”, por el doctor en Ciencias Sociales Luis Daniel Álvarez; “Historia venezolana”, por el doctor en Historia e Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua, Rafael Arráiz Lucca; “Principios constitucionales”, por el jurista Manuel Rojas Pérez; y “Desarrollo”, por Felipe Capozzolo, segundo vicepresidente de FEDECAMARAS.

El programa en línea, cuyos contenidos en formato audiovisual y digital pueden tomarse en forma asíncrona, está abierto al público en general sin costo para los participantes. Los interesados pueden registrarse e inscribirse en la página www.cvef.org.ve.

El Campus Virtual Empresarial (CVEF) es una plataforma de formación virtual administrada directamente por FEDECAMARAS, la cual está dirigida a fortalecer el conocimiento empresarial y ciudadano en temas relacionados con la iniciativa privada, las instituciones empresariales, el emprendimiento, así como la promoción de la democracia.

Lea también: 

Felipe Capozzolo: “Podemos construir la marca Venezuela”

Felipe Capozzolo: “Podemos construir la marca Venezuela”

Durante la presentación de cierre del programa “Democracia y Desarrollo”, que lleva adelante Fedecámaras a través del Campus Virtual Empresarial (CVEF), el segundo vicepresidente del máximo gremio empresarial del país, indica que se requiere un nuevo paradigma de desarrollo. Este debe estar basado en la democracia, la economía social de mercado, el respeto a los derechos de propiedad, la inversión en habilidades y el acceso a la tecnología como factor facilitador del crecimiento.

“Podemos construir la marca Venezuela, estructurando espacios alrededor del micro emprendimiento, los nichos y espacios abiertos de mercado, y propiciando la asociación entre actores asimétricos para generar soluciones diferenciadas y con alto grado de especificidad, que les confieran a los productos características únicas e irrepetibles”. Así lo señala Felipe Capozzolo, segundo vicepresidente de Fedecámaras, en el módulo titulado “Desarrollo”, el cual forma parte del programa “Democracia y Desarrollo”, organizado por dicho gremio a través del Campus Virtual Empresarial (CVEF).

Agrega que el círculo virtuoso, asociado a las instituciones políticas democráticas y el libre mercado, es capaz de cambiar el rumbo de la historia de las naciones, y por ello debe activarse precisamente frente a las disrupciones críticas como las que enfrenta hoy Venezuela.

Capozzolo se muestra convencido de que se requiere un nuevo paradigma de desarrollo. “El mismo debe estar basado en la democracia como sistema político, la economía social de mercado como sistema económico, el respeto a los derechos de propiedad, la inversión en habilidades y el acceso a la tecnología como factor facilitador del crecimiento”.

Agrega que luego de la pandemia, el gran reto es desarrollar una nueva conciencia, basada en la comprensión de los encadenamientos productivos. Es clave promover la confluencia estratégica entre el Estado y la empresa privada, a través de un lenguaje común donde haya propuestas y se cree confianza.

“Frente a la disrupción crítica, frente al nuevo orden, la paz y la reconciliación son necesarias. El cambio institucional es necesario. El uso de la tecnología y la activación del círculo virtuoso son posibles”, concluye.

El programa “Democracia y Desarrollo” se dicta a través del Campus Virtual Empresarial FEDECAMARAS (CVEF) y cuenta con seis módulos dedicados a diferentes áreas temáticas: ”Democracia”, presentado por la psicóloga social y filósofa Colette Capriles; “Transiciones políticas”, por el politólogo John Magdaleno; “Ciudadanía”, por el doctor en Ciencias Sociales Luis Daniel Álvarez; “Historia venezolana”, por el doctor en Historia e Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua, Rafael Arráiz Lucca; “Principios constitucionales”, por el jurista Manuel Rojas Pérez; y “Desarrollo”, por Felipe Capozzolo, segundo vicepresidente de FEDECAMARAS.

El programa en línea, cuyos contenidos en formato audiovisual y digital pueden tomarse en forma asíncrona, está abierto al público en general sin costo para los participantes. Los interesados pueden registrarse e inscribirse en la página www.cvef.org.ve.

El Campus Virtual Empresarial (CVEF) es una plataforma de formación virtual administrada directamente por FEDECAMARAS, la cual está dirigida a fortalecer el conocimiento empresarial y ciudadano en temas relacionados con la iniciativa privada, las instituciones empresariales, el emprendimiento, así como la promoción de la democracia.

Lea también: 

Fedecámaras celebra su 78° Asamblea Anual en el estado Mérida

Fedecámaras celebra su 78° Asamblea Anual en el estado Mérida

Después de cuatro años la Asamblea Anual de Fedecámaras vuelve a las regiones. Este jueves 14 y viernes 15 de julio, Mérida se convierte en la anfitriona del encuentro empresarial más importante del país, la 78° Asamblea Anual de Fedecámaras, que lleva por nombre, “Venezuela: Confianza y Desarrollo”.

Después de más de un año recorriendo a Venezuela y realizando mesas de trabajo en sus diferentes ciudades, Fedecámaras presentará en su Asamblea Anual, las bases para la discusión de un nuevo modelo de desarrollo económico.

“Una propuesta que busca darle contenido a la discusión sobre lo que debe ser un modelo de desarrollo. Nosotros no queremos imponer una propuesta, queremos convencer a la sociedad de que es hora de iniciar un debate, de asumir con madurez que el modelo de desarrollo económico rentista extractivista se agotó, y necesitamos transitar un camino distinto que nos permita alcanzar la modernidad que la sociedad requiere”, afirmó Carlos Fernández, presidente de Fedecámaras.

Fernández destacó que uno de los principios de la propuesta de desarrollo, es el impulso de ventajas competitivas que vienen fundamentalmente a través de la capacitación del recurso humano. “El principal recurso que tiene el país es su gente, el talento de los venezolanos”, razón por la cual destacó la importancia del vínculo con la universidad. Necesitamos recuperar a la educación como vehículo de ascenso y de inclusión social”, dijo el líder gremial.

Explicó el presidente de Fedecámaras que, “vamos a escuchar lo que recogimos en las mesas de trabajo que se hicieron en casi todos los estados del país. Participaron miles de dirigentes empresariales, líderes sociales, sindicales, comunitarios; nos reunimos con autoridades de las regiones, autoridades universitarias, religiosas, etc. Conocimos sus planteamientos, su visión sobre la realidad y sobre las potencialidades de cada una de las regiones, tomando en cuenta las vocaciones naturales”.

Durante dos días, 14 y 15 de julio, en la 78° Asamblea Anual de Fedecámaras, también se abordará la discusión y el análisis de diversos temas, principalmente económicos y sociales. El 14 de julio inicia la jornada con la Asamblea Administrativa solo para afiliados donde, como ya costumbre, las autoridades de la Federación rinden cuenta ante sus afiliados; luego el sector primario, secundario y terciario, inician las rondas de conversatorios.

A las 7:00 pm se llevará a cabo el acto formal de Instalación de la Asamblea de Fedecámaras en el Aula Magna de la Universidad de Los Andes (ULA), con la presencia no solo del gremio empresarial; sino también con la asistencia de autoridades regionales, universitarias, eclesiásticas, políticas, diplomáticas y económicas del país. Se hará entrega de los reconocimientos: Orden Desarrollo Regional Ennio Manella, Orden al Mérito Empresarial, Periodista del año, Premio Alma de Beck y Empresario del año.

El gremio empresarial rendirá un merecido homenaje a la memoria de Alfredo Paúl Delfino, presidente de Fedecámaras (1973-1975). Concluye el acto de instalación con el mensaje al país de Carlos Fernández, presidente de Fedecámaras.

Para el gremio empresarial no hay mejor escenario para iniciar este encuentro que en la casa de las ideas, en la casa de las discusiones constructivas: la universidad.

La programación del viernes 15 de julio contará con la presencia de los sectores económicos: turismo, Asociación Bancaria de Venezuela, Casetel, Cámara de la Construcción, Cámara Inmobiliaria de Venezuela y el sector energético.

Carlos Fernández Gallardo, presidente de Fedecámaras, presentará las bases para la discusión de un nuevo modelo de desarrollo económico, profundamente inclusivo y productivo. Resaltó que para el empresariado lo importante es buscar las soluciones a los problemas de los venezolanos.
Reiteró que la “propuesta no es solo para la reactivación económica; es un modelo para el desarrollo integral del país que tiene como base la economía, pero con profundo compromiso en lograr la inclusión social debida”.

Para Fedecámaras, la inclusión social dentro de la formalidad, es un paso certero para lograr la ansiada modernidad.

El tema del trabajo decente y productivo por una Venezuela próspera e inclusiva con representantes de líderes sindicales, será tema esencial a desarrollar en la Asamblea Anual. También se llevarán a cabo charlas empresariales y el análisis de la economía de nuestro país incluyendo el factor social como elemento clave en la discusión.

El maestro de ceremonia de la 78° Asamblea Anual de Fedecámaras será Pedro Penzini.

La ciudad de Mérida fue escogida sede de la 78° Asamblea Anual 2022, por el voto de los afiliados el pasado mes de julio de 2021 durante la 77° Asamblea Anual.

Lea también: 

“El Estado debe adaptarse a los cambios de la sociedad siempre en beneficio del ciudadano”

“El Estado debe adaptarse a los cambios de la sociedad siempre en beneficio del ciudadano”

Durante su intervención en el programa “Democracia y Desarrollo” que presenta FEDECAMARAS a través del Campus Virtual Empresarial (CVEF), el jurista Manuel Rojas Pérez, plantea que el Estado constitucional contemporáneo requiere de una verdadera separación de poderes, con un sistema de pesos y contrapesos, que permita que los órganos del poder se puedan controlar unos a otros, pero que, fundamentalmente, garantice los derechos y las libertades de los ciudadanos.

“El sistema jurídico constitucional está diseñado para adaptarse a los cambios de la sociedad, para que esas normas constitucionales sirvan siempre para beneficiar a los ciudadanos, para darles garantías de que la Constitución siempre va a protegerle en sus derechos y libertades, y que, además, siempre va a poner un freno al ejercicio arbitrario del poder”. Así lo señala el jurista Manuel Rojas Pérez, durante su exposición en el programa “Democracia y Desarrollo”, que presenta FEDECAMARAS a través del Campus Virtual Empresarial (CVEF).

Indica Rojas Pérez en el módulo “Principios Constitucionales” que para que esto sea una realidad, el Estado constitucional contemporáneo requiere de una verdadera separación de poderes, con un sistema de pesos y contrapesos, que permita que los órganos del poder se puedan controlar unos a otros, pero que, fundamentalmente, garantice los derechos y las libertades de los ciudadanos.

Recuerda, además, que la Constitución establece que el Estado promoverá la iniciativa privada, garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la población, la libertad de trabajo, empresa, comercio, industria, sin perjuicio de su facultad para dictar medidas para planificar, racionalizar y regular la economía e impulsar el desarrollo integral del país.

De este concepto, explica, se desprenden dos elementos fundamentales: primero, el libre albedrío del ciudadano en la elección de una actividad económica a la que

quiera dedicarse libremente; y segundo, que la libertad económica implica la posibilidad de competencia, es decir, “entrar, permanecer y/o salir de un mercado determinado sin obstáculos indebidos o ilícitos impuestos por terceros. En conclusión, cuando estas condiciones se dan, entonces existe libertad económica” afirma.

El programa “Democracia y Desarrollo” se dicta a través del Campus Virtual Empresarial FEDECAMARAS (CVEF) y cuenta con seis módulos dedicados a diferentes áreas temáticas: ”Democracia”, presentado por la psicóloga social y filósofa Colette Capriles; “Transiciones políticas”, por el politólogo John Magdaleno; “Ciudadanía”, por el doctor en Ciencias Sociales Luis Daniel Álvarez; “Historia venezolana”, por el doctor en Historia e Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua, Rafael Arráiz Lucca; “Principios constitucionales”, por el jurista Manuel Rojas Pérez; y “Desarrollo”, por Felipe Capozzolo, segundo vicepresidente de FEDECAMARAS.

El programa en línea, cuyos contenidos en formato audiovisual y digital pueden tomarse en forma asíncrona, está abierto al público en general sin costo para los participantes. Los interesados pueden registrarse e inscribirse en la página www.cvef.org.ve.

El Campus Virtual Empresarial (CVEF) es una plataforma de formación virtual administrada directamente por FEDECAMARAS, la cual está dirigida a fortalecer el conocimiento empresarial y ciudadano en temas relacionados con la iniciativa privada, las instituciones empresariales, el emprendimiento, así como la promoción de la democracia.

Lea también: 

Luis Álvarez: Las asambleas de ciudadanos pueden vislumbrar la recuperación de la institucionalidad y del espíritu republicano

Luis Álvarez: Las asambleas de ciudadanos pueden vislumbrar la recuperación de la institucionalidad y del espíritu republicano

Luis Daniel Álvarez, doctor en Ciencias Sociales, afirmó en su intervención en el programa de formación “Democracia y Desarrollo” que presenta Fedecámaras a través del Campus Virtual Empresarial, que para vivir mejor y en democracia es necesaria la participación.

“La esencia de las asambleas de ciudadanos, ente reconocido en la Constitución de 1999, podría servir de eje para que se generen las respuestas a la compleja coyuntura que atraviesa el país y para que, aprovechando las particularidades de cada sector, se ahonde en una gran propuesta nacional articulada para vislumbrar la recuperación de la institucionalidad y del espíritu republicano”, afirmó Luis Daniel Álvarez.

Álvarez señaló que adicionalmente, existen otros espacios de participación implícitos en el entramado social, como los gremios y otras asociaciones que pueden trascender un fin específico y tratar de aplicar un modelo social en el que la formación tenga un rol preponderante.

“En muchos casos los individuos se preguntan si para cambiar la realidad es pertinente participar. La respuesta es afirmativa. Pero lo relevante es notar que las opciones están sobre la mesa y no son necesariamente de índole electoral, sino que, involucrándose activamente en nuestros entornos, desde los más básicos, hasta los más complejos, lograremos la gran meta de la sociedad: vivir mejor y en plena democracia”

Programa de Formación

El programa “Democracia y Desarrollo” se dicta a través del Campus Virtual Empresarial Fedecámaras (CVEF) y cuenta con seis módulos dedicados a diferentes áreas temáticas: ”Democracia”, presentado por la psicóloga social y filósofa Colette Capriles; “Transiciones políticas”, por el politólogo John Magdaleno; “Ciudadanía”, por el doctor en Ciencias Sociales Luis Daniel Álvarez; “Historia venezolana”, por el doctor en Historia e Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua, Rafael Arráiz Lucca; “Principios constitucionales”, por el jurista Manuel Rojas Pérez; y “Desarrollo”, por Felipe Capozzolo, segundo vicepresidente de Fedecámaras.

El programa en línea posee contenidos en formato audiovisual y digital que pueden tomarse en forma asíncrona, además está abierto al público en general sin costo para los participantes. Los interesados pueden registrarse e inscribirse a través de la página www.cvef.org.ve.

El Campus Virtual Empresarial (CVEF) es una plataforma de formación virtual administrada directamente por Fedecámaras, que está dirigida a fortalecer el conocimiento empresarial y ciudadano en temas relacionados con la iniciativa privada, las instituciones empresariales, el emprendimiento, así como la promoción de la democracia.

Nota de prensa