Conindustria: exoneración de impuestos a importaciones es una estocada a la producción nacional

Conindustria: exoneración de impuestos a importaciones es una estocada a la producción nacional

La Confederación Venezolana de Industriales –Conindustriamanifiesta su rechazo a la extensión de la exoneración de aranceles, IVA y otros impuestos, de acuerdo con lo publicado en la G.O. No. 41.911, Decreto No. 4.241, de fecha 30 de junio de 2020.

En la citada normativa, no fueron tomadas en cuenta las diversas reuniones sostenidas entre las instancias correspondientes del Ejecutivo Nacional y los diferentes sub-sectores manufactureros, en las cuales se les alertó sobre lo pernicioso que representa para la industria nacional la prórroga de esta medida, se les ofreció información acerca de cuáles de los productos exonerados de aranceles se fabricaban en el país, y además se les indicaron las necesidades de materia prima requeridas para su elaboración.

El permitir el ingreso al país de estos productos, en condiciones preferenciales con respecto a los que aquí se elaboran, representa una dura estocada contra la ya golpeada producción nacional, con lo cual se sigue fortaleciendo la economía en otras latitudes, en detrimento de nuestro país y su gente.

Ante este panorama, este gremio insiste en elevar ante las autoridades del Ministerio del Poder Popular para la Economía y el Seniat, nuestra solicitud de que los productos elaborados en Venezuela, gocen de los mismos beneficios que les son otorgados a los importados.

La industria venezolana ha visto caer de forma sostenida su producción durante más de 20 años, como consecuencia de la ejecución de políticas económicas erradas e improvisadas, que atacan directamente al sector privado. Esto se refleja en la operatividad de las empresas, que apenas utilizan 18% de su capacidad instalada. Además de que enfrenta condiciones desfavorables, marcadas por la inestabilidad y deficiencia de servicios públicos indispensables como agua, energía eléctrica, conexión a internet y transporte, escasez de combustible, así como voracidad fiscal e impositiva.

A ello se suma el cordón de leyes que mantienen atada parte de la operatividad de las empresas; así como el flagelo de la inseguridad que ataca a nuestro personal e instalaciones.

Esto ocurre además en un contexto en el que la paralización de actividades en el país como consecuencia de la pandemia de la Covid-19, mantiene a las industrias operando al mínimo y en una posición desventajosa que llevará al cierre de más empresas en el país. A diferencia de Venezuela, los gobiernos de otras naciones han procurado garantizar el apoyo y la asistencia financiera a la empresa privada, para mantener con vida su actividad productiva.

No obstante estas difíciles condiciones, los industriales venezolanos siguen batallando diariamente para mantenerse en pie, preservar el empleo y evitar el cierre de más establecimientos industriales.

No olvidemos que la industria nacional, no solo elabora bienes tangibles, también produce bienestar y calidad de vida para miles de familias venezolana.

Fuente: Conindustria

Lea también:

* Cámara de Maracaibo: 86% de los marabinos evalúan que la economía de la ciudad está peor que antes

Cámara de Maracaibo: 86% de los marabinos evalúan que la economía de la ciudad está peor que antes

Cámara de Maracaibo: 86% de los marabinos evalúan que la economía de la ciudad está peor que antes

Con el objetivo de medir el impacto socioeconómico que ha traído la COVID-19 en las viviendas y el consumidor de la capital del estado Zulia, la Cámara de Comercio de Maracaibo a través de su Unidad de Información y Estadística, realizó una encuesta de tipo descriptiva sobre la Situación Económica en los Hogares e Índice de Confianza del Consumidor durante el mes de junio.

Impacto socioeconómico:

En esta investigación, se determinó que el 86% de los ciudadanos evaluó que la economía local está peor que hace tres meses atrás y que las posibilidades de encontrar o mejorar un puesto de trabajo, se verán totalmente afectadas; así lo indicó el 87%. Mientras que, la situación actual de los Hogares de Maracaibo, fue calificado como peor, ubicándose en un 76%.

Con respecto a las “expectativas económicas”, más de la mitad de los entrevistados (64%) enfatizó que el escenario de renta en la localidad será pésimo, que las posibilidades de encontrar un empleo, el 64% asentó, se verán negativamente afectadas. Y por último, el 54% reportó que la economía en sus hogares, empeorará.

Índice de confianza

Asimismo, se llevó a cabo el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) el cual sirvió para medir la percepción de los marabinos sobre el estado general de la economía y la situación financiera en sus hogares. Este análisis evidenció, el real pesimismo que tiene la ciudadanía marabina.

Para junio de 2020, el ICC se ubicó en -63 puntos porcentuales; cifras que revelan el real impacto en el entorno socioeconómico debido a la pandemia, sobre las actividades laborales y productivas del municipio.

Estudio completo de la Unidad de Información y Estadísticas de la CCM clic aquí

Fuente: Cámara de Comercio de Maracaibo

Lea también:

Conindustria: Capacidad operativa de la manufactura venezolana se desploma hasta 18.1%

Fedenaga: «Producimos menos del 40% de la carne y ni el 35% de la leche que requieren los venezolanos»

Fedenaga: «Producimos menos del 40% de la carne y ni el 35% de la leche que requieren los venezolanos»

Armando Chacín, presidente de Fedenaga, denunció en entrevista en Fedecámaras Radio, que cada día los productores agropecuarios tienen más inconvenientes para trabajar

“Hoy tenemos mucho menos del 40% de la carne que se necesita en el país y ni siquiera el 35% de la leche que se necesita”

Puntualizó que el productor agropecuario ha tratado de mantener su producción a pesar de los problemas.

Chacín reiteró que las autoridades deberían prestar todo el apoyo que requieren los productores agropecuarios en Venezuela.

Las autoridades no entienden, los productores son un factor importante que no se le puede dar contratiempo u obstaculizar el trabajo (…), que no se nos vea como un estorbo en esta dura crisis”

Advirtió que en los próximos meses el venezolano enfrentará escasez de alimentos.

“Los ciudadanos sin comida no se van a poder mantener en su hogar para cumplir la cuarentena (…) es imposible que haya salud sin que tenga el país comida”

Indicó Armando Chacín, que en medio del confinamiento, los productores agropecuarios hacen un gran esfuerzo para llevar los alimentos hasta los hogares venezolanos.

Fuente: Fedecámaras Radio 

Lea también:

* Fedécamaras aboga por consenso para poder enfrentar la pandemia

Pronunciamiento de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas sobre las notificaciones entregadas por PDVSA a expendedores de combustible

Pronunciamiento de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas sobre las notificaciones entregadas por PDVSA a expendedores de combustible

La Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas ante los oficios entregados por Petróleos de Venezuela, S.A. (“PDVSA”) a los representantes de diversas estaciones de servicio durante el día 27 de junio de 2020, a través de las cuales se exhortó a la “entrega” de los referidos expendios de combustible, manifiesta que:

Considerando

Que los Estados de Excepción decretados por el Ejecutivo Nacional con fundamento en los artículos 337, 338 y 339 de la Constitución no implica la conculcación o restricción indebida de los derechos fundamentales de los particulares, extensibles a las sociedades mercantiles por aplicación de los tratados internacionales, por lo que, en ninguna circunstancia, la actuación de cualquier órgano o ente del Estado podría conllevar su desconocimiento o supresión;

Considerando

Que el Estado de Emergencia Económica implica una potestad extraordinaria del Ejecutivo Nacional para actuar dentro de ciertos límites explícitos y temporales, el cual se ha venido extendiendo de forma indebida en contravención de las previsiones constitucionales y de los derechos fundamentales;

Considerando

Que el Estado de Derecho implica el sometimiento a la Ley de las actuaciones de los órganos del Poder Público, lo cual obliga a cada órgano o ente del Estado a no excederse de su ámbito de competencias, así como al ejercicio de las potestades administrativas discrecionales bajo los principios de honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública;

Considerando

Que el Estado de Derecho exige que todo ejercicio del poder que le haya sido conferido a los órganos y entes del Estado que incida a los particulares, sea encauzado a través de los debidos procedimientos administrativos en los cuales se garantice, entre otros, el derecho a la defensa, a conocer detalladamente las infracciones que se les imputa y al contradictorio;

Considerando

Que Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) como instrumentalidad del Estado, bajo la forma de empresa pública, se encuentra sujeta a la Ley aún en situaciones de emergencia como las verificadas en el territorio venezolano, lo cual implica el respecto de los derechos fundamentales de los particulares en el uso de sus potestades exorbitantes en el área de hidrocarburos;

Considerando

Que desde marzo de 2020, como lo han hecho del conocimiento público las altas autoridades del Estado, se han presentado circunstancias excepcionales en el suministro de combustible por parte de PDVSA, lo cual implicó la afectación de la continuidad del servicio público que prestan los expendios, así como los derechos de los usuarios a adquirir bienes en condiciones de igualdad, todo bajo la vigilancia de los órganos de seguridad estatales y en seguimiento de las directrices y planes del Ministerio del Poder Popular de Petróleo;

Considerando

Que la reestructuración del negocio de distribución, importación y expendio de combustibles líquidos realizado por PDVSA, de acuerdo con las pautas del Ejecutivo Nacional, no puede conllevar al desconocimiento arbitrario de las relaciones jurídicas de origen contractual, a la aplicación caprichosa de cláusulas exorbitantes y de potestades administrativas, ni a la conculcación de los derechos fundamentales de los concesionarios, contratistas y propietarios de estaciones de servicios,

Considerando

Que es un valor esencial del Estado de derecho la seguridad jurídica, el concurso de la iniciativa privada en sus distintas manifestaciones de organización empresarial y la República para la generación de empleo, valor agregado, atracción de inversión nacional y extranjera, desarrollo de la economía y, en general, el bienestar del ciudadano, tal como se establece en el artículo 299 de la Constitución.

Considerando

Que medidas como la adoptada, generan desempleo, afectación directa e indirecta al Mercado de productos y bienes generados y prestados en el mercado nacional , así como una lesión a varios empresarios que por décadas vienen realizando de manera sostenida con esfuerzo, organización y a expensas de su patrimonio la actividad económica de expendio de combustible y actividades conexas.

Acuerda

  1. Exigir al Ejecutivo Nacional y las demás autoridades del Poder Público y los directivos de las empresas públicas, entre ellas PDVSA, la estricta observancia de los derechos fundamentales de las empresas y empresarios y dirigir su acción administrativa de acuerdo con los preceptos constitucionales.
  1. Requerir el Ejecutivo Nacional proceda a aplicar de forma irrestricta lo establecido en el artículo 7 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción durante la vigencia del Estado de Emergencia Económica y el Estado de Alarma, especialmente en la garantía del debido proceso.
  1. Demandar que se evite la realización actuaciones similares que en nada contribuyen a la reactivación económica del país, al establecimiento y estabilidad de las fuentes generadoras de trabajo, riqueza y bienestar.

Caracas, 28 de junio de 2020

Fuente: Cámara de Caracas 

 

Lea también:

* Comerciantes «entre la espada y la pared» por brote del virus en Zulia

Comerciantes «entre la espada y la pared» por brote del virus en Zulia

Comerciantes «entre la espada y la pared» por brote del virus en Zulia

El presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo, Ezio Angelini, aseveró que el repunte de infectados por coronavirus mantiene en estricta cuarentena al Zulia, situación que perjudica la actividad económica.

Alertó que 90% de las empresas permanecen cerradas y las pocas que abren lo hacen de forma ilegal, en su opinión con ventas «bajísimas» y con aumento en los índices de desempleo.

Aseveró que de acuerdo a una encuesta realizada por la cámara, casi el 80% de las empresas no pueden cubrir pago de nómina para el mes de julio.

«Ya vamos para cuatro meses de la cuarentena y la pandemia comienza a tomar fuerza, entendemos que ahora hay que cuidarse más que nunca, estamos entre la espada y la pared», dijo.

Angelini precisó que se debió ser más flexible al inicio de la pandemia. «Ahora que debemos ser más severos, estamos complicados y atados de manos», por la importancia que supone resguardar la vida.

Pidió al Estado ser «más flexible» con los empresarios y comerciantes para que puedan «sobrevivir» a la emergencia.

Fuente: Unión Radio 

Lea también:

* Cámara de Comercio de Maracaibo: El Zulia necesita trabajar

Conindustria: Capacidad operativa de la manufactura venezolana se desploma hasta 18.1%

Conindustria: Capacidad operativa de la manufactura venezolana se desploma hasta 18.1%

Capacidad operativa de la manufactura venezolana se desploma hasta 18.1%  

  • El 60% de los industriales no podrá seguir operando más allá de un año en el actual contexto económico
  • De acuerdo con datos de Conindustria, la baja demanda nacional, los excesivos tributos fiscales así como la escasez de combustibles y la precariedad de los servicios básicos siguen dando al traste con la actividad productiva del sector manufacturero venezolano.

Los resultados de la Encuesta Cualitativa de Coyuntura Industrial correspondientes al I trimestre del 2020 evidencian la situación dramática que atraviesa la industria nacional, cuya operatividad sigue cayendo de forma sostenida. Durante este período, la utilización de la capacidad instalada bajó a 18,1%, lo que representa una disminución en 3 puntos con relación a la medición realizada durante el último trimestre de 2019, cuando se situó en un 21%.

De acuerdo con el estudio que trimestralmente lleva a cabo la Confederación Venezolana de Industriales – Conindustria, el 60% de los encuestados prevé que, de mantenerse el actual contexto económico, su empresa no podrá seguir operando durante un período mayor a 12 meses, lo que se traduce en una mayor pérdida de empleos directos e indirectos que genera el sector. El 24% estima que podrá seguir operando por 1 a 2 años, mientras que solo el 16% considera que su industria continuará funcionando durante más de 5 años.

La PyME sigue siendo la más afectada

Durante el I trimestre del año en curso, un 70% de los consultados, correspondiente al segmento de la mediana empresa, destacó una caída en sus inversiones, mientras que la pequeña industria reportó que no realizó inversión alguna durante este periodo, en comparación con el mismo lapso en 2019.

En ese orden, el 66% de las empresas encuestadas manifestó que para el resto del año no realizará inversiones que generen mayor valor agregado a la empresa, sino que se enfocarán únicamente en gastos operativos y de inventarios, para mantener la operatividad actual.

Según el estudio realizado, el 62% de los industriales considera que su cartera de pedidos fue de menor a mucho menor con relación al mismo período de 2019. Por su parte, un 76% de los encuestados afirmaron que sólo tienen garantizado entre 0 a 2 meses de trabajo con la actual cartera de pedidos.

Ello evidencia la continua inestabilidad de la producción manufacturera en el primer trimestre del año, tiempo en el cual un 60% de las empresas reporta haber disminuido su producción, mientras que un 8% no produjo. Las más afectadas son la pequeña y mediana industria, pues un 13% no reportó producción alguna, mientras que el 88% disminuyó su fabricación de productos.

En la misma línea se mantienen las expectativas para el resto del año. Un 19% de los industriales estima que no producirá en los próximos 12 meses, mientras que un 35% producirá menos.

Coyuntura COVID-19

A las dificultades por las cuales atravesaba la industria nacional, se le suman las medidas de emergencia decretadas a mediados de marzo a causa de la pandemia COVID-19, lo que sitúa la capacidad ociosa del sector en casi 82%.

De hecho, la mitad de los consultados manifestó que, como consecuencia de la paralización de la actividad económica por el Estado de Alarma Nacional, la operatividad de la empresa se había visto afectada, hasta marzo, en un 50%.

Cabe acotar además que, al momento del levantamiento de este instrumento, solo el 25% de las empresas reportó haber sido beneficiadas con el pago de nóminas a los trabajadores por parte del Gobierno nacional, especialmente las PyMES y algunas productoras de alimentos, ante lo cual un 13% de los consultados destacó que esta medida no aplicó para su empresa.

En ese sentido, el 89% de los industriales encuestados calificaron como insuficientes y deficientes las medidas económicas del Gobierno para apoyar a las empresas venezolanas ante la emergencia por la COVID-19.

Fuente: Conindustria

Lea también: 

Desabastecimiento de combustible impactó al comercio neoespartano