Consecomercio propone la reactivación de la Comisión Presidencial de lucha contra el fraude aduanero

Consecomercio propone la reactivación de la Comisión Presidencial de lucha contra el fraude aduanero

En el sector del Comercio y los Servicios pasaron de la denuncia a la propuesta constructiva de mejora para incentivar la economía.

Mucho han dicho sobre el contrabando y los ilícitos aduaneros. Consecomercio asegura que se han quejado de las condiciones en que entran al país una cantidad de productos, asimismo, han insistido en que uno de los más afectados es el Fisco Nacional, al dejar de percibir ingresos por aranceles e impuestos; la industria nacional, que sí tiene que pagar impuestos por la materia prima que importa para fabricar en el país y agregar valor a sus productos. También han repetido muchas veces, que el mayor doliente es el consumidor, quien no solo arriesga su salud sino que también podría poner en peligro su vida y la de sus familias.

El país se ha impactado al percatarse de la debilidad que tiene en el ámbito económico. Altos impuestos, deficiencia en los servicios públicos como la electricidad, el agua y los combustibles. Todos merman la producción y, por ende, nuestra economía se va reduciendo, se coloca a la par de países pequeños que siempre estuvieron por debajo de una economía creciente y un país próspero como Venezuela.

“¿Qué podemos hacer? ¿Cómo sensibilizamos a los diseñadores de políticas públicas? ¿Cómo persuadirlos que un medicamento, un alimento o un licor que no tiene un registro sanitario, ni conocemos su procedencia puede entrar al país sin ninguna garantía de calidad? ¿Cómo influimos para tener confianza en un producto de autopartes o lubricantes y convencernos que son los idóneos para la falla o necesidad que presenta nuestro vehículo, que es original, que tiene calidad y que no corren riesgos nuestras familias o pasajeros?”, dijo Polesel.

“En el sector del Comercio y los Servicios hemos abordado este tema con las cámaras sectoriales y regionales; así como con nuestros colegas de los organismos cúpula y hemos coincidido no, que todo tiempo pasado fue mejor, sino que debemos asirnos a lo que ha funcionado anteriormente a favor del diálogo, de los acuerdos para sanar nuestras empresas, nuestra economía y nuestro país”.

Esta reflexión la formuló Tiziana Polesel, presidente del Consejo Nacional del Comercio y Servicios, Consecomercio, al solicitar al Ejecutivo Nacional la reactivación de la Comisión Presidencial de Lucha contra el Fraude Aduanero, creada el 8 de diciembre de 2001, mediante el Decreto 1.593 y publicada en la Gaceta Oficial N° 37.398, del 6 de marzo de 2002.

Sostuvo la líder del Comercio que al país le conviene reactivar esta Comisión, la cual estuvo integrada por un representante del Ministerio de la Secretaría de la Presidencia de la República; dos del Ministerio de Finanzas; uno de ellos, en representación del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera, Seniat; un miembro del Ministerio de Producción y Comercio. Asimismo, uno por cada una de las siguientes organizaciones: Federación Venezolana de Cámaras de Comercio y Producción, Fedecámaras; uno por la Confederación Nacional de la Industria, Conindustria y uno, por el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios, Consecomercio.

“Con una misión muy clara, la Comisión Presidencial de Lucha contra el Fraude Aduanero tenía las siguientes atribuciones: Examinar los factores que inciden en la existencia del fenómeno evasivo aduanero y, en especial, del contrabando; proponer medidas de aplicación práctica para prevenir y reprimir la evasión fiscal aduanera, con énfasis en el delito aduanero; plantear el establecimiento de reglas o reformas a la normativa aduanera, tributaria y penal, a fin de combatir eficazmente el flagelo del contrabando.Asimismo, formular lineamientos sobre asuntos aduaneros y tributarios que tengan incidencia en el combate al fraude aduanero»

Esta propuesta se la hacen al Ejecutivo Nacional, porque están convencidos que la lucha contra el contrabando es en defensa de la vida.

«Todos queremos un mejor futuro para nuestras empresas, nuestra economía y nuestro país. Con ella estamos pasando de la denuncia y la queja a la proposición constructiva por un país mejor»

Nota de prensa

Lea también:

Falcón instaló 6 mesas de trabajo con el objetivo de presentar sus propuestas para un nuevo modelo de desarrollo económico 

Falcón instaló 6 mesas de trabajo con el objetivo de presentar sus propuestas para un nuevo modelo de desarrollo económico 

El miércoles 26 de enero, la Comisión de Desarrollo Regional de Fedecámaras presidida por Felipe Capozzolo en compañía del primer vicepresidente de Fedecámaras, Adán Celis; la presidente de Consecomercio, Tiziana Polesel; el presidente de Conindustria, Luigi Pisella; el presidente de Fedecámaras Zulia, Ezio Angelini y el presidente de Conseturismo, Leudo González, instalaron seis mesas de trabajo en el estado Falcón con el objetivo de presentar propuestas para crear un nuevo modelo de desarrollo económico.

El segundo vicepresidente de Fedecámaras, Felipe Capozzolo, resaltó la importancia de las mesas de trabajo y de la institucionalidad en Venezuela.

“Para desarrollar institucionalidad tenemos que practicar (…) Se construye dándonos cuenta que necesitamos un nuevo modelo de desarrollo”.

Asimismo, Adán Celis, resaltó que los empresarios están para influir en las políticas públicas del país.

Por su parte, Tiziana Polesel, señaló que el objetivo es lograr exportar productos venezolanos.

“Hacemos todo un proceso para cambiar el chip de importadores a exportadores, para llevar nuestros productos y servicios fuera de nuestras fronteras”

Por su parte, Luigi Pisella, dijo que los sectores productivos del país están compenetrados y ven hacia una misma dirección.

“El país se va a recuperar cuando todos los sectores se recuperen, y se recupere el poder adquisitivo (…) Disminuir la voracidad fiscal fortalecerá el acercamiento y formalización de toda actividad económica en el estado, además de ampliar la base de recaudación”

Mientras que Leudo González puntualizó que el sector turismo es un motor de desarrollo y que es necesario pasar de las palabras a los hechos en cuanto a incentivos.

“Estamos en un punto de inflexión; hay un interés en todos los sectores para avanzar en el logro de los objetivos y lograr ese país que queremos”

Todos los sectores productivos del estado Falcón estuvieron presentes en la jornada y se dividieron en 6 mesas:

  • Desarrollo turístico, patrimonial, aeroportuario y recreacional.
  • Desarrollo agropecuario y naviero.
  • Desarrollo comercial, Pyme y economía social.
  • Desarrollo de servicios de salud y bienestar físico-biológico.
  • Desarrollo de la construcción, sector inmobiliario y petrolero.
  • Gremios profesionales como coadyuvantes del desarrollo económico.

En el estado Falcón se generaron nuevas preguntas por parte de la Comisión de Desarrollo Regional con el objetivo de integrar el trabajo con el Plan Prospectiva 2035 de Fedecámaras. Las preguntas estuvieron orientadas hacia la descripción del tipo de sociedad que debería ser el norte y el propósito del sector privado. Rasgos que deben describir a un sector privado al servicio del ciudadano.

Las características que debería tener una Venezuela moderna que sea atractiva para los jóvenes y genere el regreso de tantas personas que han cruzado la frontera. Por último, qué debería tener el sistema gremial del sector privado en tanto lleve el protagonismo económico del país.

Entre las propuestas del sector turismo están: el acompañamiento de los gremios en pro del desarrollo de las cámaras, sentido de pertenencia para reimpulsar el sector turístico, la actualización del marco legal, debido a que el 60% de la estructura de costos se lo dedican a las facturas de los servicios públicos.

Asimismo, solicitaron abrir nuevamente la frontera con las islas ABC, además, señalaron que hay proyectos en la Sierra de Falcón, pero lamentablemente el 80% de las posadas están cerradas y quebradas por el tema económico y pandemia, sin embargo, hay prestadores de servicios que se encuentran operativos y con optimismo.

Además, anunciaron que próximamente recibirán a turistas mexicanos y rusos por lo que se están preparando para recibirlos y atenderlos.

Mientras tanto, el sector ganadero puntualizó que tras el problema del poder adquisitivo en el país y en vista de este escenario, solicitan evaluar el tema de exportaciones a países asiáticos.

Esto, en vista que el año 2021 los productores agropecuarios se beneficiaron porque se logró estabilizar los precios en el mercado interno. Por lo que esperan que no solo continúe la carne sino los lácteos.

Además, señalaron la importancia de los créditos bancarios para el sector para que el sector caprino pueda seguir invirtiendo en genética para seguir avanzando. Sobre la capacidad cárnica en Falcón, informaron que hay un matadero industrial privado tiene las suficientes jornadas para cubrir el mercado interno.

En cuanto al sector de la salud y bienestar físico-biológico plantearon la necesidad de la inversión para lograr recuperar los sistemas de salud de la entidad.

Propuesta similar tuvo el sector de la construcción, inmobiliario e industria petrolera, quienes aseguraron que los créditos bancarios facilitan todos los sectores en el país y que sin apoyo financiero es poco lo que pueden hacer.

De igual forma, apostaron por la modificación de la Ley de Arrendamiento para lograr un marco jurídico favorable. Referente a la industria petrolera propusieron regresar a la profesionalización de PDVSA.

Asimismo, sugirieron créditos internacionales para invertir en servicios públicos para que el estado sea facilitador para la adquisición de materia prima y no una piedra de tranca.

Por su parte, el sector de pequeñas y medianas industrias hizo un llamado a revisar las nuevas tarifas del Saren y revisar la norma tributaria para los contribuyentes especiales, señalaron que la carga fiscal impositiva debe ser revisada.

Apostaron de igual forma a la formalización por encima de la informalización y propusieron crear una escuela de capacitación.

Para concluir la presentación de las propuestas, los gremios profesionales recordaron la necesidad de impulsar el libre mercado y la democratización de las tecnologías de la información y comunicación.

En el encuentro, también hizo acto de presencia el alcalde de Dabajuro, Daniel Villa.

Carlos Fernández Gallardo, presidente de Fedecámaras, estuvo a cargo del cierre del evento e insistió que el enfoque de las soluciones debe ser prospectivo porque si se hace basado en la coyuntura difícilmente podrán determinar un modelo que ofrezca sostenibilidad en el país.

“Los problemas los sabemos y sabemos las soluciones, pero cuando hablamos de prospectiva de futuro no podemos proyectar nuestro mejor pasado porque no va volver, la Venezuela rentista no va a regresar en los próximos 25 años y ojalá que no regrese (…) Tenemos que basarnos más en las ventajas comparativas y competitivas»

Asimismo, recalcó que todos los encuentros del sector son importantes, no solo para profundizar la situación sino identificar las potencialidades de las regiones.

Consecomercio propone la reactivación de la Comisión Presidencial de lucha contra el fraude aduanero

Consecomercio ofreció recomendaciones con visión integral en políticas públicas

A propósito de la conmemoración del Día Nacional del Comercio y los Servicios, Tiziana Polesel, presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), precisó que para el sector del comercio y los servicios se hace necesaria la construcción e implantación de una agenda de estrategias de política que, por una parte, considere aspectos económicos y demás condiciones del entorno de los negocios y por la otra, que se razone una verdadera visión integral en el diseño de las políticas públicas para el sector.

A juicio de la gremialista es esencial que se contemplen los niveles de encadenamiento productivo y la prevalencia de aspectos vinculados con la seguridad jurídica, respeto a las libertades económicas y la promoción de la competencia, elementos que suman a la eficiencia económica y al bienestar de la sociedad.

El documento “Sector Comercio y Servicios de Venezuela, su importancia y propuestas para su recuperación y crecimiento sostenible”, enuncia que ante la profunda crisis económica que tiene Venezuela, es imperante el encuentro entre los actores públicos y privados, a fin de efectuar una evaluación conjunta de las opciones que pueden instrumentarse desde cada ámbito de acción con el propósito de recuperar la economía y se sienten bases para un crecimiento sostenible del país en democracia.

“Basamos nuestras propuestas desde la visión de maximizar los espacios de la libre iniciativa privada, teniendo en cuenta que las libertades económicas y de libre empresa han estado contempladas en la historia constitucional de nuestro país”

Anticipó un estado con límites pero atendiendo los aspectos que le son propios para ofrecer un marco institucional y legal eficiente, en el que exista un balance de deberes y derechos, de manera que el sector productivo privado pueda efectuar su tarea de ofrecer bienes y servicios de calidad, con criterios de competitividad y aprovechar; además, los espacios en el contexto internacional.

La máxima representante del sector del comercio y los servicios aclaró que la propuesta parte de tres ejes estratégicos:

El primero se refiere a las condiciones macroeconómicas, las cuales deben propiciar estabilidad y considerar la ejecución de reglas fiscales que permitan la conducción de las políticas en la materia; entre ellas, el mantenimiento de un balance de ingresos y gastos y el tamaño del Estado. En este último consideró de gran relevancia, la evaluación de las empresas públicas, de manera de instrumentarse un plan de desestatización o privatización, con el fin de hacerlas eficientes y que se abone al necesario equilibrio fiscal.

También puntualizó sobre la armonización de las capacidades tributarias en los niveles central, estadal y municipal, de manera de reducir la gruesa carga fiscal a las empresas sobre la base de racionalidad fiscal y transparencia. Mencionó la política monetaria al recomendar que se ejecute de manera independiente por el ente en la materia.

El segundo eje estratégico mencionado por Polesel se condensa en las condiciones del entorno de los negocios.

“Es imperante la mejora en las condiciones económicas del país para el desarrollo de los negocios, captación de inversiones extranjeras y promoción de la inversión nacional, para lo cual es prioritario revisar los aspectos que obstaculizan y dificultan el establecimiento y operatividad de las firmas”

Pidió la revisión del estado de la infraestructura que da soporte a las actividades productivas, a fin de desarrollar estrategias que apunten a la actualización tecnológica y su mantenimiento, así como la consideración de nuevas matrices energéticas, alineadas al cuidado del medio ambiente.

El tercer eje estratégico consiste en la creación de las condiciones para el diseño de políticas públicas con enfoque integral. Para la presidente de Consecomercio, existe un gran reto para el diseño de políticas públicas orientadas a los sectores productivos y, en particular, para el comercio y los servicios, que parta de un enfoque integral desde distintos ángulos como la política industrial, política comercial y políticas de competencia.

“Es fundamental que se tenga la oportunidad de discutir y reflexionar con los distintos actores sobre la base de las tendencias más modernas, las lecciones aprendidas y los objetivos de desarrollo sostenible”

Manifestó que el sector del comercio y los servicios ha estado bajo una política de controles de precios en los últimos 20 años. “Es necesario el entendimiento de su realidad, de lo que aporta a la economía en conjunto y de los elementos que son necesarios desde los diferentes ámbitos”.

Destacó que la recuperación y el crecimiento sostenible de la economía, requiere de medidas en el corto, mediano y largo plazo; entre los que destacó:

  • Mejoras en el esquema de prevención y control del Covid-19.
  • Ampliación la oferta de combustible a través de acciones orientadas a atender eficientemente al mercado local y que en el mediano y largo plazo se restablezca la garantía del suministro.
  • El impulso y consolidación de la economía digital, incentivos fiscales y financieros para emprendimientos digitales.
  • Mejora y facilitación del esquema de compras públicas que involucren al sector, así como el sistema de compras del sector privado para materias primas e insumos producidos por empresas estatales.

Polesel insistió que en Venezuela existen muchos retos, y han surgido otros derivados del deterioro del contexto general y a los que se han sumado los generados por la pandemia.

“Para 2022, las proyecciones de la Cepal y de consultoras independientes locales de reconocimiento y confianza acerca de la economía venezolana, mayoritariamente estiman que será un año en el que se verá una ligera variación anualizada positiva del PIB. Se espera que los segmentos comercial, de tecnología y servicios profesionales, registren resultados positivos”

“Es necesario el entendimiento del contexto global, de los cambios que ha tenido el sector productivo venezolano, del sector comercio y servicios, en particular, para poder identificar espacios de oportunidad para el aprovechamiento de mejores condiciones que apunten a la recuperación, desarrollo del sector comercio y servicios y su crecimiento sostenible”, concluyó.

Lea también:

Fedecámaras Portuguesa: Seguimos comprometidos con Venezuela y sus ciudadanos

Fedecámaras Portuguesa: Seguimos comprometidos con Venezuela y sus ciudadanos

Fedecámaras Portuguesa, el pasado 10 y 11 de noviembre de 2021, realizó su Directorio Regional Ampliado y el acto de instalación de las mesas de trabajo que lleva adelante la Comisión de Desarrollo Regional de Fedecámaras, que buscan presentar propuestas que impulsen el aparato productivo del país.

Portuguesa se convirtió en el estado gremial de Venezuela, al recibir durante dos días, no solo a sus cámaras base, sino también a los diferentes líderes gremiales nacionales, por Fedecámaras: Carlos Fernández, presidente; Adán Celis, primer vicepresidente, Felipe Capozzolo, segundo vicepresidente; César Guillén, tesorero; también estuvo presente, Tiziana Polesel, presidenta de Consecomercio; Celso Fantinel, presidente de Fedeagro; Luigi Pisella, presidente de Conindustria y Juvenal Arveláez, presidente ejecutivo de Cavidea.

Durante los encuentros el sector empresarial de la región, ratificó su disposición y compromiso en seguir trabajando siempre en función de la productividad, del fortalecimiento de la economía nacional y del progreso y bienestar de todos los venezolanos.

Los líderes gremiales del estado, expusieron sus preocupaciones ante los problemas que afectan al sector productivo y destacaron las potencialidades de la región.
Carlos Fernández en su mensaje al cierre del Directorio Ampliado Regional, afirmó: la empresa privada venezolana está convencida de que es un agente de cambio y, sobre todo, un agente de inclusión social.

Señaló que la economía del país dejó de caer porque cada empresario y cada venezolano comenzó a creer en sí mismo.

Fedecámaras Portuguesa, representada por su presidente Osman Quero Pérez, directivos, y afiliados, junto con la valiosa colaboración de hombres y mujeres de gremios, voceros de los sectores económicos y sociales de la región, instalaron cuatro grandes mesas para la discusión y presentación de propuestas: Comercio e Industria, Economía Social, Agrícola y Pecuario y Construcción, en un encuentro realizado en el Salón Concho Quijada de Anca.

Los voceros de estas mesas analizaron y presentaron ante la Comisión de Desarrollo Regional, presidida por el segundo vicepresidente de Fedecámaras, Felipe Capozzolo, las propuestas que buscan el incremento de la producción y el progreso de la entidad. Durante la discusión, estuvieron presentes también, parte de la junta directiva de la Camara de la Construcción y del Colegio de Ingenieros de Portuguesa, además de representes de los gremios agrícolas locales y nacionales, y de los factores sociales como Cáritas y Colegio de Enfermería, de Periodistas y por supuesto, las cámaras empresariales.

Fedecámaras Portuguesa agradece la participación activa durante los dos días de jornada de la Asociación de Productores Rurales del estado Portuguesa (ASOPORTUGUESA), Asociación de Productores Agrícolas Independientes (PAI), Asociación Nacional de Cultivadores Agrícola (Anca), Asociación de Comerciante Industriales Turén Esteller, Cámara de Comercio e Industria Acarigua-Araure, Amazo, Asociación de Productores Rurales de Turen (ASOPRUAT), Sociedad de Ganaderos del estado Portuguesa (Sogapor), Asociación de Productores de Semilla Certificada de los Llanos Occidentales (APROSCELLO).

Fedecámaras Portuguesa continuará “como un gremio unido, en los espacios que sean necesarios y se nos permita, expondremos las propuestas y las soluciones que desde el sector privado estamos dispuestos a ejercer para progreso de nuestro país”.

CCM: El Zulia, motor petrolero y agroindustrial de Venezuela

CCM: El Zulia, motor petrolero y agroindustrial de Venezuela

Venezuela continúa atravesando por la más grave crisis económica, política y social de su historia reciente. Si bien el parque industrial nacional no da muestra de mejoras, algunos sectores comerciales y de servicios comienzan a mostrar cierta estabilidad en sus ventas, e incluso una discreta mejora de los ingresos.

El comunicado reza que urge definir un plan de acción u hoja de ruta que contemple las medidas necesarias para devolver a Venezuela al camino del crecimiento y desarrollo.

“De allí que las próximas elecciones a Gobernadores y Alcaldes son una excelente oportunidad para darle un nuevo impulso a las regiones. En el caso del estado Zulia, el potencial de crecimiento de los negocios petrolero, turismo, agropecuario e industrial son inmensos, habida cuenta de los recursos naturales renovables y no renovables que posee. Pero para su desarrollo y recuperación, hace falta inversión de capital con la cual el Estado venezolano no cuenta”

La Cámara de Comercio de Maracaibo, exhorta al Gobierno Nacional a iniciar cuanto antes los cambios necesarios para atraer la inversión privada nacional y extranjera, para de esta manera, desencadenar el potencial económico de la región. Entre las medidas que podemos poner en práctica en el Zulia, están las siguientes:

  1. Reversión de las expropiaciones. Durante el año 2009, el Gobierno de turno decretó la expropiación de 76 empresas que prestaban servicios de transporte y mantenimiento a la estatal PDVSA en el Lago Maracaibo. Dichas expropiaciones incidieron negativamente en 3 niveles, al afectar al contratista propiamente, a sus proveedores directos e indirectos y a los comerciantes de la zona. PDVSA no pudo asumir directamente los trabajos altamente especializados que dichas contratistas llevaban a cabo, por lo que la producción de petróleo en el Lago de Maracaibo y sus zonas aledañas se desplomó desde algo más de 1 millón de barriles diarios en ese entonces, a apenas 110.000 barriles diarios al día de hoy. Ante la dependencia de la economía regional de la explotación petrolera, todo el Zulia sintió las consecuencias económicas de dicho proceso de expropiación. En las áreas agropecuaria y agroindustrial, se expropiaron fincas en plena producción de leche, carne y sus derivados, fincas agrícolas y empresas proveedoras de alimentos e insumos, por la supuesta razón de luchar contra el latifundio y redistribuir la tierra entre los campesinos. La realidad es que dichas tierras eran trabajadas y explotadas exitosamente por varias generaciones de zulianos, incluso desde cuando en las zonas rurales no existía vialidad ni servicios públicos, para el beneficio directo de sus trabajadores y campesinos. Hoy en día, la gran mayoría de las empresas expropiadas y de las fincas agropecuarias están cerradas o abandonadas, sin producir nada. Por lo tanto, el Gobierno Nacional debe implementar una política de devolución de empresas y unidades de producción a sus anteriores dueños, quienes tienen principalmente el conocimiento técnico para ponerlas a producir, junto con un plan de incentivos financieros y fiscales que estimulen la inversión de capital, buscando en el corto plazo una reactivación de las unidades productivas.
  2. Privatización o asociación con capital privado. Para cambiar de rumbo y deshacer gran parte de las medidas que terminaron por deprimir la economía nacional, se debe comenzar por vender o privatizar de manera transparente la gran cantidad de empresas públicas manejadas por el gobierno, o en su defecto, promover asociaciones o alianzas con el sector privado que le permita a las empresas, recibir una gerencia profesional y capital fresco para recuperar los niveles de producción del pasado. Podemos conseguir empresas nacionalizadas, expropiadas o confiscadas en todos los sectores de la economía: mineras, agrícolas, industriales, eléctricas, bancarias, telecomunicaciones, laboratorios, empresas básicas (aluminio, hierro, bauxita), hoteles, transporte marítimo, terrestre y aéreo, alimentos, plantas químicas, plásticos, procesadores de café, silos de granos, por solo nombrar algunos. La figura del Estado-Empresario no tiene cabida en las economías modernas, ya que es responsabilidad del sector privado gerenciar empresas productoras de bienes y servicios. El tiempo, finalmente, nos dio la razón. Pero si queremos realmente atraer al capital privado, el Gobierno Nacional debe ofrecer ante todo seguridad jurídica y garantías legales. Respecto a la inversión petrolera, las sanciones impuestas al país solo prohíben hacer negocios con PDVSA, por lo que las empresas petroleras multinacionales, en teoría, pudiesen desarrollar las enormes reservas de crudo en el país al trabajar por sí solas. Por lo tanto, se debe derogar o modificar la Ley de Hidrocarburos aprobada en el año 2006, para permitir a las empresas privadas tener la mayoría accionaria en las empresas mixtas y así poder invertir y manejar la explotación petrolera en los campos asignados. Al mismo tiempo, la participación del sector privado en la producción y refinación de gasolina, diésel y gas no puede esperar más. El país está semi paralizado por la falta de combustibles. Venezuela pasó en algo más de 5 años, de país exportador de combustibles a importador de los mismos. Solo con la gerencia adecuada e inyección intensiva de capital, podremos poner a trabajar eficientemente el parque refinador nacional y con ello, comenzar a reactivar la economía nacional. Pero mientras llega ese momento, se debe autorizar a empresas privadas para que importen combustibles y abastecer al mercado nacional. En la Cámara de Comercio de Maracaibo, estamos convencidos que un aumento en la producción de petróleo impulsará tanto la economía regional como nacional con un efecto multiplicador, creando empleos y generando abundantes divisas mediante la creación de un sin número de empresas proveedoras y de servicios.
  3. Gerencia e inversión del sector privado de actividades medulares para el éxito del comercio y la industria nacional. Todos los servicios públicos básicos prestados por el Estado, especialmente el servicio eléctrico y el abastecimiento de agua, funcionan con grandes limitaciones y sin garantías de suministro. Para revertir esta situación, el Gobierno Nacional debe abrir dichos servicios al capital y gerencia del sector privado, tanto nacional como extranjero, asumiendo el Estado un papel netamente regulador. Para incentivar a los proveedores de los servicios a mejorar su eficiencia operativa y comercial, se debe diseñar un esquema que les garantice seguridad jurídica, una rentabilidad razonable y repatriación de dividendos. También existen en Venezuela una serie de actividades administrativas hechas por el sector público en la actualidad, las cuales pueden ser llevadas a cabo por el sector privado de manera más eficiente y con beneficios tangibles para todos (la empresa que lo efectúa, el usuario y el Estado). Entre dichas actividades podemos mencionar las operaciones portuarias en general y el regreso de las concesiones viales o peajes. Sobre la primera, en el año 2009, el gobierno de turno decretó la creación de las empresas Bolivariana de Puertos y Bolivariana de Aeropuertos (Bolipuertos) para el manejo de la infraestructura portuaria, especialmente en el área de almacenes, silos y patios. Dichas actividades eran realizadas hasta esa fecha con gran eficiencia y rapidez, por un gran número de empresas privadas. Esta medida gubernamental significó volver al Instituto Nacional de Puertos, eliminado hace más de 20 años debido a la ineficiencia de sus acciones. Solo en el Zulia, operaban 10 empresas almacenadoras donde trabajaban unos 1.000 empleados de forma directa. Los resultados no se hicieron esperar: comenzó una pérdida de competitividad con retrasos en la descarga y salida de mercancías, convirtiendo al Puerto de Maracaibo en uno de los más costosos para el tránsito de productos, al punto que, cada vez son más las empresas zulianas que realizan sus operaciones de importación y exportación a través de Puerto Cabello. Por lo tanto, debemos retomar el esquema anterior a la creación de Bolipuertos y regresar a la época de las concesiones privadas de los servicios en el Puerto de Maracaibo. Finalmente, la infraestructura vial rural y extraurbana presenta un fuerte deterioro físico (huecos, inseguridad y falta de señalización, demarcación e iluminación) y una ausencia casi total de servicios a todo lo largo. Debido a ello, proponemos el regreso de las concesiones viales para que sea una empresa privada quien se encargue de prestar los servicios y coordinar el buen estado de la vialidad. Todo ello, redunda en un viaje más seguro para todos los venezolanos y en el traslado más rápido y económico de productos alimenticios y bienes terminados a lo largo de todo el país.
  4. Disminución de trabas burocráticas y simplificación de la permisología para exportar. La burocracia lenta, los procedimientos administrativos demasiado complejos, el exceso de leyes, normas y controles, así como el enorme poder de discrecionalidad de los funcionarios públicos, generan trabas económicas con un gran costo para los empresarios y, por ende, para el país. Proponemos revisar y simplificar todas las políticas públicas, leyes, controles y regulaciones que inhiben la confianza empresarial y las posibilidades de inversión. Se deben revisar todos los procesos de exportación para facilitar el tránsito de bienes y productos a través de las aduanas con la finalidad de exportar. La consigna nacional debe ser la de producir para exportar. El Zulia tiene el potencial, además de producir y exportar el petróleo y sus derivados, de producir gran cantidad de productos alimenticios de excelentes características y calidad. Pero para que sea exitoso y eficiente, el proceso de exportación debe ser rápido y sencillo. Eliminemos las trabas. Facilitemos los procesos.
  5. Relanzamiento de la Ley de Asignaciones Económicas Especiales. La Ley de Asignaciones Económicas Especiales para los Estados Derivadas de Minas e Hidrocarburos (LAEE), fue una ley promulgada en el año 1996, la cual buscó financiar proyectos de inversión en diversas áreas, con parte de los recursos obtenidos por la explotación minera de los Estados. De esta forma, los estados con mayores niveles de explotación de recursos petroleros y afines, tales como el estado Zulia, obtendrían una mayor cuota de los recursos para financiar proyectos de inversión. Mientras estuvo vigente, fueron muchos los proyectos en la región que pudieron concretarse bajo el paraguas de esta Ley. Sin embargo, en el año 2010 es promulgada la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, creándose el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) el cual terminó por desplazar el otorgamiento de fondos por parte de la LAEE y el FIDES. Por lo tanto, se hace necesario rescatar la LAEE, así como la creación de nuevas leyes que promuevan el principio del Estado federal descentralizado como forma del Estado venezolano. A su vez, se requiere fortalecer gobernaciones y alcaldías a nivel económico y financiero, mediante la implementación de una Ley de Hacienda Pública estatal.
  6. Desarrollo del potencial turístico de la región. Las características geográficas del Zulia son sumamente variadas, permitiendo reunir en una misma región distintas topografías y lugares de interés. Es así como nuestro estado posee playas, montañas, ríos y ciénagas, así como lugares con una importante carga histórica como el Castillo de San Carlos o el casco histórico de la ciudad de Maracaibo. Existen hoteles para todos los presupuestos, complementados con una oferta culinaria desde comida típica de la región hasta comida internacional de primer nivel. De allí que debemos desarrollar y explotar el potencial turístico del Zulia, promoviendo la inversión privada en todas las áreas arriba descritas a través de incentivos fiscales y seguridad jurídica para las nuevas inversiones. Sin embargo, deben resolverse primero los problemas públicos, (limpieza, seguridad personal, servicios públicos básicos, etc.). Finalmente, una vez superada la pandemia del COVID-19, Venezuela debe abrirse al mundo, aprobando la reapertura plena de las fronteras (especialmente con Colombia) y estableciendo rutas comerciales directas con los países que más turistas pueden aportar a Venezuela, tales como los Estados Unidos y Europa.
  7. Restablecimiento de los equilibrios macroeconómicos. Si bien todos los puntos anteriores son importantes desde la perspectiva regional, factores macroeconómicos (de competencia nacional) son determinantes para el éxito de cualquier propuesta de desarrollo. La economía debe desregularizarse para buscar su equilibrio, minimizando controles y con disciplina fiscal por parte del Gobierno Nacional para vencer de una vez la hiperinflación que padece el país. Esto es fundamental para conseguir la reactivación del crédito bancario. Asimismo, se debe propiciar una progresiva baja del encaje legal, cuyos niveles actuales ponen en peligro al propio sistema bancario. Todo esto se hace necesario para la reactivación del crédito bancario, en función de apalancar y financiar todos los procesos comerciales, industriales y de servicios tan necesarios en el país.

Agregan que el liderazgo político regional debe canalizar ante el Gobierno Nacional todos los problemas que padece la región y las posibles soluciones concebidas desde el Zulia, para de esta manera poder solventar los inconvenientes que obstaculizan el desarrollo regional y convertir al Zulia y otros estados en los motores de crecimiento de Venezuela.

«Si realmente queremos inversión y crecimiento, se impone generar políticas públicas que corrijan los desequilibrios (…) Nuestra institución gremial está dispuesta, como siempre, a trabajar junto con los entes gubernamentales para buscar soluciones y alternativas a los problemas existentes»

Nota de prensa

Lea también: