Fedecámaras Bolívar, presente en la 77° Asamblea de Fedecámaras

Fedecámaras Bolívar, presente en la 77° Asamblea de Fedecámaras

Fedecámaras Bolívar hizo acto de presencia en la septuagésima séptima Asamblea Nacional de Fedecámaras, y Austerio González, presidente de la institución, fue juramentado como parte de la directiva, asumiendo el compromiso de representar la federación en el estado Bolívar y brindando su respaldo al Comité Gerencial 2021-2023.

En unas declaraciones ofrecidas al gremio empresarial, González, con respecto a la edición número 77 de la Asamblea, comentó que “es evidente que Venezuela no es el país que era hace 10 o 20 años. Los tiempos y las circunstancias cambian y, con ello, nuestro accionar. La realidad actual exige una nueva dinámica para la empresarialidad, la institucionalidad y la democracia, que permita superar el estancamiento y avanzar en función del bienestar colectivo, en especial para brindar calidad de vida de los venezolanos”.

Asimismo, destacó que Fedecámaras es una organización empresarial que impulsa políticas públicas para el sector privado y la economía nacional. Habiendo asumido un compromiso como la patronal más grande de Venezuela de mantener abierta la posibilidad de un diálogo tripartito, cumple su rol promoviendo la discusión de visiones desde todos los sectores que conforman la economía nacional, con el objetivo de avanzar, basados en el entendimiento de las diferencias, la realidad actual, y la exigencia de estos tiempos, siendo el principal interés el bienestar en toda Venezuela.

“Estamos claros que no somos una institución política, reitero que nuestra labor es representar al sector privado en la creación de políticas públicas que beneficien al sector productivo. La democracia no nos exige unidad, que es la reunión de personas y pensamientos similares, sino que nos exige unión, que es el superar las diferencias para trabajar a partir de ellas y encaminar juntos un mismo barco: Fedecámaras y cada una de sus cámaras base”.

Desde el 13 hasta el 16 y del 20 al 22 de julio se desarrolló la Asamblea Anual, en su septuagésima séptima edición. Con la participación de destacados expertos se abordaron diferentes tópicos en materia de interés nacional, y transmitieron al país su propuesta: Prospectiva 2035 , en donde se establecen tendencias al futuro, cambios tecnológicos, experiencias exitosas y adaptación de las sociedades a los cambios actuales, que marcan una serie de rutas  para el país; una agenda para que el empresario cambie la mirada y no vea el problema desde el punto de vista de las víctimas que han sido, sino del tamaño de los súper desafíos que, en definitiva, la sociedad va a tener que enfrentar.

La tecnología como hilo conductor, la imagen de un país posible, gobierno digital, finanzas y servicios, y ruptura con el pasado, son los temas que conforman la Prospectiva 2035 de Fedecámaras, cuyo tema central este 2021 fue: futuro.

En una jornada que tuvo lugar durante 7 días, de forma mixta, virtual y presencial, se plantearon propuestas y visiones en una dinámica responsiva. “Algo que quizás no hemos transmitido correctamente, es que el objetivo de que la Asamblea de Fedecámaras no dure un solo día, es para que se dé el tiempo y el espacio de responder visiones y opiniones que se plantean en cada una de las jornadas. Lo que se dijo el primer día, puede refutarse el tercero. Eso nos permite ser un espacio para la inclusión y el debate de diversas opiniones” comentó al respecto Carlos Fernández, presidente de Fedecámaras.

La asamblea se enfocó en presentar en nuevas estrategias para armar un plan y evaluar las oportunidades de desarrollo del país. El presidente saliente, Ricardo Cusanno, expresó que lo principal en este momento es entender “que la Venezuela a la que vamos, no tiene nada que ver con la Venezuela donde vivimos”.

Nota de prensa

Lea también:

Aparato productivo necesita combustible durante semanas de flexibilización

Aparato productivo necesita combustible durante semanas de flexibilización

Austerio González, primer vicepresidente de Fedecámaras Bolívar, precisó que la anterior semana de flexibilización ampliada, en la región no tuvo el impacto que se esperaba, debido a la falta de combustible.

Señaló la preocupación que esto genera, pues en las últimas semanas agudizaron los problemas para surtir gasoil a los camiones de carga que son los que transportan la mercancía a los comercios e industrias.

Alegó que la situación se complica aún más, por ejemplo, en el caso de las legumbres que vienen de occidente, porque, hay empresas de transporte que rechazan cargar mercancía para esta zona por los inconvenientes que se presentan en la distribución de gasoil.

Destacó que en otros estados del país no hay tantas dificultades en las estaciones de servicio en comparación con Bolívar.

Por lo tanto “merma el porcentaje de comercios que se incorporaron a la productividad, precisamente por la inamovilidad que tenemos internamente”.

Todos afectados

Las limitaciones de movilización también perjudican a los clientes y usuarios; González recordó que el sector licorero se incorporó la semana pasada con un horario de 1 a 6 de la tarde de 1:00 a 6:00 de la tarde, “pero sabemos que ya a la 1:00 p.m. los transeúntes regresan a sus hogares porqué utilizan transporte público o caminan”.

Ante esto acotó que, “se vio un efecto en la ciudad donde los negocios permanecían abiertos hasta las 6:00 pm, pero sin afluencia por el tema combustible”.

Estima que en Bolívar llegó a menos del 50% de actividad comercial por la poca movilización de ciudadanos para poder trasladarse a estos negocios.

El estado sumó la posibilidad que a partir del 2 de noviembre se realice otro tipo de flexibilización, pero no tendría el efecto que se quiere para impulsar el aparato productivo y comercial en Bolívar si no está acompañado con el suministro de combustible”, alegó.

González concluyó qué, “de no tener acceso al mismo seguirá la poca movilidad; ya a partir de las 2 de la tarde los siameses buscan regresarse a sus hogares, afectando porcentualmente el comercio, lo que no se percibe en otras regiones de Venezuela”.

Fuente: Primicia.com

Lea también:

Alcaldía de Angostura acoge observaciones empresariales sobre Proyecto de Reforma a la Ordenanza del ISAE

Alcaldía de Angostura acoge observaciones empresariales sobre Proyecto de Reforma a la Ordenanza del ISAE

Ciudad Bolívar.- La alcaldía de Angostura decidió adherirse al mínimo de las alícuotas, de acuerdo al rango de referencia establecido por el Acuerdo Nacional de Armonización Tributaria Municipal.

En el marco de la consulta pública para el Proyecto de Reforma a la Ordenanza del Impuesto sobre las Actividades Económicas, la Cámara de Comercio e Industrias del municipio Angostura, acompañada por representantes de Fedecámaras y Fedecámaras Bolívar, se reunió con representantes de la alcaldía, con el objetivo de exponer la realidad del sector empresarial en la zona y exhortar a la alcaldía a tomar decisiones pensadas para el beneficio de la economía municipal.

Entre los puntos más resaltantes en discusión estuvo el rango en el que se establecería la alícuota a las actividades económicas, ante lo cual la alcaldía, conscientes de la situación económica por la que atraviesa el municipio en el contexto de una pandemia, acordó que se establecerían en el mínimo por aforo, de acuerdo a lo pautado en el clasificador por las actividades.

Además, con el objetivo de disminuir las afectaciones a los contribuyentes, se logró la eliminación de la Unidad de Cálculo Aritmético Municipal (UCAM), como unidad económica de gravabilidad de la recaudación tributaria, y la imposición de sanciones.

Austerio González, primer vicepresidente de Fedecámaras Bolívar, consideró que tanto la disposición de la alcaldía de escuchar al sector empresarial, como la decisión que tomó, es un paso adelante para incentivar la creación de empresas y contribuir al mantenimiento de las que ya están. “La idea es tomar políticas para incentivar la economía municipal”, recalcó.

Además, en nombre de Fedecámaras Bolívar exhorta a cada uno de los municipios, y a sus alcaldías, a seguir el ejemplo del municipio Angostura, adherirse al mínimo y pensar en el impacto económico en tiempos de pandemia.

Acciones previas

Julio Díaz, asesor y directivo de la cámara, previamente había realizado un análisis del proyecto y presentado diferentes objeciones en nombre de la cámara, las cuales se enfocaban principalmente en que las medidas, tal como estaban planteadas, carecían de un estudio de impacto económico que garantizara la contribución tributaria conforme a la capacidad económica establecida en la CRBV, en lugar de contribuir a la armonización tributaria municipal, agravaba la situación actual.

Asimismo, desde Fedecámaras Bolívar se llevó a cabo una campaña denominada “Impuestos Voraces” en la que se exponían los estudios realizados por las Cámaras de Comercio e Industrias tanto de Caroní como Angostura, con el objetivo de informar a la ciudadanía, especialmente al sector empresarial, sobre cómo afectaba esta reforma la economía municipal.

En la reunión estuvieron presentes por la cámara: Degni Gómez, presidente (e); Elio Bermúdez, segundo Vicepresidente; Julio Díaz, asesor legal y tributario; Wilfredo Carrasco, secretario; y Albe Gorrín, tesorero. Por Fedecámaras: Fernando Cepeda, segundo vicepresidente de Fedecámaras; y Austerio González, Primer Vicepresidente de Fedecámaras Bolívar. Por la Alcaldía: Jone Urquidi, superintendente municipal; el asesor jurídico del Servicio Autónomo Municipal de Administración Tributaria de Heres (SAMATH); Cándida Mujica, directora de Infraestructura; y Maribel Suárez, síndico municipal.

Lea también:

CCM: 72% de las familias marabinas evalúan como peor la economía de sus hogares