Tineo: Es indispensable que el cambio climático y el desarrollo económico y social de un país estén integrados 

Tineo: Es indispensable que el cambio climático y el desarrollo económico y social de un país estén integrados 

A propósito del Plan Prospectiva 2035 que lleva a cabo Fedecámaras, el Grupo Orinoco en conjunto con la Federación, realizaron este 27 de enero la conferencia titulada “Mirada climática hacia el año 2050: Financiamiento de las transiciones energéticas y logísticas” con la participación de Luis Tineo, Gerente de Programas, Grupo Cambio Climático del Banco Mundial.

En el encuentro vía Zoom, Tineo recalcó que el tema del cambio climático empieza a ser prioridad en el mundo.

“Es prácticamente indispensable que el cambio climático y el desarrollo económico y social de un país estén integrados (…) El desarrollo tiene que ser descarbonizado y sostenible”

Asimismo, señaló que el cambio climático tiene que desarrollarse en 5 áreas:

  • La transición en energía (particularmente en la promoción de energías renovables, transición y eliminación de combustibles fósiles).
  • Transiciones en materia de agricultura (la gestión de aguas y suelos)
  • Transiciones en las ciudades (el 70% de las emisiones globales ocurren en ciudades)
  • Transiciones en el sector de transporte tanto terrestre, marítimo y aéreo
  • Transición en la industria porque es responsable de casi 30% del consumo de energía y las emisiones de gases.

El especialista en Cambio Climático reconoció que cada transición es compleja, costosa y son transiciones difíciles de armonizar en un horizonte a 2050.

“Lo que le pedimos al mundo es altamente complejo, tiene un grado de ambición terrible y se necesita muchísimo dinero”

Tineo agregó que el Covid-19 puso una pausa en la actividad humana y se apreció, es decir, hubo una ganancia en temas climáticos, sin embargo, se calcula que entre 2021 e inicio de 2022 no solo se está volviendo a como se estaba antes sino peor.

“Se estima que contrario a reducir emisiones estamos emitiendo más en una proyección 16%, el reto de reducir emisiones de 45% empieza a verse difícil”

¿De dónde se pueden obtener los recursos para una transición energética?

Hay varias maneras por la que un país puede optar para una transición energética, una de ellas es con sus propios recursos, con redireccionamiento de las finanzas públicas, además de políticas fiscales para generar incentivos.

“El repensar en los subsidios asociados a los combustibles fósiles y la generación de nuevos incentivos para que se puedan generar las transiciones. Por ejemplo, impuestos al carbono o darle un precio a la emisión de carbono tendría que ser una prioridad”

Luego está el sector privado (capital privado) con apoyar los esfuerzos preliminares para crear mercados nuevos, sostenibles y ecológicos, así como construir mercados de capitales climáticos.

Y, por último, las finanzas concesionales o donaciones.

“Tras el cambio climático, estudios estiman que se necesitan 400 billones de dólares anuales en transferencias concesionales de los países que tienen altas emisiones a los países con menos emisiones. Son recursos que el Banco Mundial ha sido uno de los promotores y facilitadores de esto a través de más de 20 fondos climáticos disponibles para aquellos países que estén más comprometidos con las causas climáticas”

Venezuela

El Gerente de Programas, Grupo Cambio Climático del Banco Mundial dijo que, Venezuela no parece ser una nación que tendría que tener una prioridad sobre temas de mitigación o temas de reducción de emisión porque no es un gran emisor.

“Si el tema del cambio climático no se controla, Venezuela es un país que va a tener muchos problemas en materia hídrica, se deteriorará la calidad del suelo, erosión costera y los suelos”

Si los países con alta emisión de gases como China, la Unión Europea, Estados Unidos y Japón empiezan a generar políticas públicas para ponerle precio al carbono, Venezuela debería entrar en una serie de conversaciones porque va a afectar su principal producto de exportación.

“Venezuela tiene suficiente potencial y capacidad hídrica y podría ser perfectamente el motor que genere una cantidad de transiciones sobre todo en los temas agrícolas, de gestión de agua y suelos. Todo lo que sería el sector manufactura e industrial asociado con agricultura y los bosques sería algo donde Venezuela no debería perder el tren”

Agregó que el sector energético en Venezuela, particularmente el principal producto de exportación (petróleo) va a estar muy comprometido en la próxima década.

“Hay una posibilidad que Venezuela tenga el riesgo de quedarse con todo su capital de inversión y sus activos en el subsuelo por siempre, porque el producto no va a tener salida a ningún mercado y si las transiciones empiezan a ocurrir en el sector energético es posible que para el 2050 el petróleo no sea un producto tan relevante”

Recomendó diversificar la economía en otras áreas y posiblemente los temas de adaptación de cambio climático generen oportunidades para atraer capital extranjero y re-movilizar el capital interno.

Propuestas para Venezuela

Mientras tanto, Juan Carlos Sánchez, experto del Grupo Orinoco, también participó en el conversatorio y propuso que en el tema eléctrico Venezuela se debe generar un plan para implementar el porcentaje de participación de energías renovables.

“Las energías renovables resultan mucho más económicas que otras formas de generación eléctrica, pero para avanzar es importante la participación del sector privado”

Con respecto a las industrias básicas de Guayana y las industrias manufactureras que son grandes consumidoras de energía, Sánchez señaló que podrían hacerlo recurriendo a criterios de economía circular.

Por último, Arnoldo Gabaldón, presidente del Grupo Orinoco Energía y Ambiente, ve el cambio climático no solo como una expresión de crisis económico global sino en el caso específico de Venezuela como un aspecto relacionado directamente con el desarrollo económico y social dada la diferencias entre la transición energética inducida por el cambio climático, el modelo económico rentista todavía prevaleciente y la necesidad de diversificar auténticamente la economía nacional.

“No es difícil inferir que lo que altere los mercados energéticos tiene una repercusión directa sobre Venezuela mientras no hayamos podido reformular un modelo de desarrollo que atienda a esas limitaciones”

Por esa razón, celebró la concurrencia de Fedecámaras y el Grupo Orinoco en el tratamiento del mayor factor de degradación ecológica del planeta como lo es el cambio climático.

Agregó que el Grupo Orinoco tiene ideas y estrategias para una política nacional sobre cambio climático.

“Esperamos en el futuro próximo tener una deliberación amplia y que formulemos al país una hoja de ruta de lo que debería ser esa formulación sobre la política de cambio climático”

El cierre de la conferencia estuvo a cargo del presidente de Fedecámaras, Carlos Fernández Gallardo, quien recalcó el compromiso de la Federación de seguir trabajando estos temas y buscar aliados en todos los sectores que puedan ayudar a conseguir los objetivos que se ha planteado la institución.

“Nosotros en Venezuela además de esas transiciones globales que estamos enfrentando, tenemos que sumarle las transiciones propias, nos hemos planteado de tratar de conseguir una transición hacia un nuevo modelo de desarrollo productivo e inclusivo para el año 2035, pero a su vez tenemos que seguir trabajando en la transición política, acuerdos políticos que nos permita llegar al umbral del 2024 preparados para ejecutar un acuerdo de convivencia democrática para lograr encauzar ese nuevo modelo de desarrollo que estamos planteando y montarnos en esas transiciones que el planeta está visualizando para el 2050”

Gabriela Domingo: «El futuro de la sociedad está en manos de sus escuelas y educadores»

Gabriela Domingo: «El futuro de la sociedad está en manos de sus escuelas y educadores»

Gabriela Domingo, educadora y consultora de proyectos educativos, señaló que el futuro de la sociedad está en manos de sus escuelas y educadores porque las decisiones que se tomen hoy determinarán el curso del futuro, “La educación no es solo una responsabilidad del estado, es una responsabilidad compartida”.

Dentro del plan Prospectiva 2035 de Fedecámaras, se realizó una nueva conferencia titulada: “El aprendizaje más allá del conocimiento. Una mirada hacia modelos flexibles, pertinentes e innovadores” donde Gabriela Domingo hizo énfasis en que no basta con tener las escuelas abiertas, es necesario garantizar calidad en las mismas.

“No se trata de reemplazar los lápices y los libros tradicionales por tecnología, se trata de una transformación pedagógica, lo cual incluye un nuevo entendimiento y enfoque (…) El futuro de la sociedad está en manos de sus escuelas y educadores y las decisiones que tomemos hoy determinarán el curso del futuro”

Domingo expuso varios proyectos que han sido exitosos en países del mundo como los modelos de financiamiento mixtos, es decir, público y privado.

“Estos modelos han sido efectivos y está comprobado que ayudan a superar desafíos técnicos-financieros-políticos del sistema educativo”

Desafíos

Entre algunos desafíos que tiene la educación para el año 2035 serían:

  • Garantizar que todas las personas además de adquirir una base sólida de conocimientos, desarrollen un pensamiento creativo, crítico y habilidades para la colaboración.
  • Estimular su curiosidad, valor y resiliencia, sin dejar a un lado los valores y la ética profesional.

Agregó que en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles para el 2030 contempla que la educación en el mundo sea gratuita, equitativa y de calidad. Que haya aprendizajes pertinentes y efectivos y acceso igualitario a la formación técnica, profesional y superior.

Método de enseñanza actual

La educadora puntualizó que el sistema escolar en América Latina y Venezuela aún adopta los modos y funcionamiento utilizados hace más de una generación y no refleja las nuevas demandas ni las expectativas del siglo XXI.

“El diseño de la escuela típica se mantiene casi sin cambios (…) los sistemas educativos tienen que ser reflejos de las sociedades en la que a su gente le gustaría vivir en 20 o 30 años”

Un informe reciente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, sugiere que las escuelas preparan a los estudiantes para un mundo que no existe.

“El aprendizaje lo engloba todo y no solo se limita al conocimiento, debe ser un proceso que debe acompañar a las personas en toda la vida”

En este sentido, señaló que la principal consecuencia que la crisis sanitaria dejará en el campo educativo será el incremento de la desigualdad en todos los niveles.

“Si nos vamos a la estimación del 2021 de las personas que han podido desertar del sistema escolar es del 50%. Unicef dice que unos 2.200.000 menores de edad no tienen acceso de educación a causa de la crítica situación que viven por la crisis”

EdTech

La especialista explicó que al crear la EdTech (Tecnología educativa), se hizo con el objetivo de usar la tecnología desde otra visión mucho más amplia, académica y práctica.

La idea de la Tecnología Educativa es intentar modelos alternativos para hacer que el aprendizaje sea más eficiente y pertinente.

“Ya el aprendizaje no es como fábrica igual para todos, sino un aprendizaje individualizado (…) la innovación tecnológica de educación puede definirse como la evolución en el ámbito educativo en materia de tecnología, didáctica o pedagogía con el objetivo de mejorar la calidad de los procesos, enseñanzas y aprendizajes, pero usar la tecnología sin cambiar el modelo es seguir en la educación de mediados del siglo XIX por ello debe empezar a transformarse en un recurso de uso óptimo en las aulas