El comercio global puede caer hasta un 32% este año debido a la pandemia del coronavirus, según lo estimó la Organización Mundial del Comercio, (OMC), a través de un comunicado.

La OMC expresó que “se estima que el comercio mundial retroceda entre 13 y 32% en 2020, ya que la pandemia del COVID-19 afecta la actividad económica normal y la vida de todo el mundo”.

El comunicado señala que “las estimaciones de la recuperación prevista para el 2021 son igualmente inciertas, ya que los resultados dependerán en gran medida de la duración del brote y de la eficacia de las respuestas en materia de política.

Por su parte, el director general de la OMC, Roberto Azevedo, afirmó que la situación podría resolverse en el año 2021.

Indicó que “nuestros economistas creen que si la pandemia queda bajo control en un periodo relativamente corto y se implementa lo correcto, ya en 2021 el comercio y las capacidades pueden volver a una trayectoria casi similar a la que había antes de la crisis”.

Asimismo la OMC está considerando otros escenarios, en los cuales el comercio mundial se mantendrá por debajo de su nivel previo a la crisis causada por la propagación global del coronavirus.

Leer también: FMI y BM advierten de la recesión que se avecina

“El inevitable descenso del comercio y de la producción tendrá dolorosas consecuencias para los hogares y las empresas, aparte del sufrimiento humano causado por la propia enfermedad.” Señala el documento.

“El objetivo inmediato es controlar la pandemia y mitigar los daños económicos a las personas, las empresas y los países. Sin embargo, los encargados de la formulación de las políticas deben empezar a planificar la etapa posterior a la pandemia,” dijo Acevedo.

Sin embargo el representante de la organización señaló que “una recuperación rápida y vigorosa es posible. Las decisiones que se adopten hoy determinarán la configuración futura de las perspectivas de recuperación y crecimiento mundiales. El comercio será un componente importante en este sentido, junto con la política fiscal y monetaria”.

Agregó que “para reactivar las inversiones que necesitaremos será fundamental que los mercados se mantengan abiertos y sean previsibles, y fomentar un entorno empresarial más favorable en general. Si los países colaboran, veremos una recuperación mucho más rápida que si cada uno actúa por su cuenta” subrayó.

Fuente: El Universal 

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN