Adán Celis, presidente de Conindustria, reiteró que si no hay cambios en las políticas económicas actuales, el cementerio de empresas va a seguir engordando como lo ha hecho en los últimos 20 años.

El líder gremial reiteró que «la empresa privada tiene seis años luchando contra la recesión por culpa de políticas económicas que destruyen la inversión», «ahora con el virus la situación se complica mucho más».

Celis destaca que las medidas anunciadas por el gobierno nunca han sido las acertadas. Ni siquiera en medio de la pandemia han podido brindar un conjunto de soluciones realmente efectivas para el sector productivo.

Leer más: Plan de Propuestas Transversales y Sectoriales para Venezuela ante el Covid-19 

Catalogó de insuficiente el 7% de reducción del encaje legal que anunció el Banco Central de Venezuela (BCV), a su juicio, se necesita un 60% o 70% de liberación del encaje legal.

“Liberen el 60% del encaje legal que está retenido en el banco que por cierto, ese dinero no es del gobierno sino de los ahorros de todos los venezolanos”.

Destacó que el sector industrial emplea aproximadamente a 300.000 trabajadores. Estos, son puestos de trabajos que están en peligro si no hay un cambio en las políticas económicas, advirtió Celis.

Conindustria asegura que en este momento están haciendo lo posible para mantener los compromisos de pago pero que esta situación es insostenible a largo plazo.

Celis destaca que en el caso de Venezuela frente al Covid-19, es la empresa privada quien se está llevando el golpe más duro. La mayorías empresas no pueden producir y la presión fiscal solo ayuda a que la caída en el flujo de caja sea más acelerada.

La máxima autoridad de Conindustria reiteró que el problema más grave que está en este momento en los industriales y los productores primarios, agrícolas y ganaderos es la escasez de combustible.

Recordó que antes de la pandemia ya Venezuela estaba en una crisis económica producto de malas políticas económicas y persecución por 20 años a la empresa privada.

“En 20 años se cerraron 10 mil industrias de 13 mil, el parque industrial en Venezuela era el más moderno de Latinoamérica, eso se fue deteriorando y tenemos un cementerio de industria hay que cambiar el modelo con gente joven”.

 

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN