La Organización Internacional del Trabajo (OIT) asegura que el 81% de las 3.300 millones de personas que conforman la fuerza de trabajo mundial están siendo afectadas  por cierres totales o parciales de su lugar de trabajo, debido a la profunda crisis económica que atraviesa el mundo por la pandemia de Covid-19.

Asimismo, prevé que la crisis sanitaria hará desaparecer el 6,7% de las horas de trabajo en el segundo trimestre del año 2020, lo que equivale a 195 millones de trabajadores a tiempo completo.

Se prevén enormes pérdidas en los distintos grupos de ingresos, en particular en los países de ingresos medios altos (7 por ciento o 100 millones de trabajadores a tiempo completo). Esto supera con creces los efectos de la crisis financiera de 2008-2009.

Lea también: OIT: 25 millones de personas podrían perder sus empleos a causa de Covid-19

Indica la OIT, que entre los sectores más expuestos al riesgo se encuentran los servicios de hospedaje y restauración, la manufactura, el comercio minorista y las actividades empresariales y administrativas.

“Los trabajadores y las empresas se enfrentan a una catástrofe, tanto en las economías desarrolladas como en las que están en desarrollo. Tenemos que actuar con rapidez, decisión y coordinación. Las medidas correctas y urgentes podrían hacer la diferencia entre la supervivencia y el colapso”, indicó el director General de la OIT, Guy Ryder.

“Esta es la mayor prueba para la cooperación internacional en más de 75 años”, afirmó Guy Ryder. “Si un país fracasa, entonces todos fracasamos”. Debemos buscar soluciones que ayuden a todos los segmentos de nuestra sociedad global, en particular los más vulnerables y los que tienen menores posibilidades de valerse por sí mismos.

“Las decisiones que tomemos hoy afectarán directamente la manera en que esta crisis evolucionará así como la vida de miles de millones de personas”, agregó. “Con las medidas correctas podemos limitar su impacto y las heridas que dejará. Nuestro objetivo debe ser reconstruir mejor para que nuestros nuevos sistemas sean más seguros, más justos y más sostenibles de los que permitieron que esta crisis ocurriera”.

.

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN