Propuesta Prospectiva 2035 de Fedecámaras tiene al ciudadano como centro para la recuperación del país

Propuesta Prospectiva 2035 de Fedecámaras tiene al ciudadano como centro para la recuperación del país

En el foro Democracia y Desarrollo, realizado en la ciudad de Maracaibo, los ponentes Ezio Angelini, presidente de FEDECÁMARAS ZULIA; Ricardo Cusanno, expresidente de FEDECÁMARAS; Angel Lombardi, exrector de las universidades del Zulia y Católica Cecilio Acosta y Jesús González Pirela, dirigente de la asociación Muévete por Venezuela, coincidieron en que hay que reinventar la democracia.

La propuesta Prospectiva 2035 presentada por Fedecámaras es un plan de país para la recuperación económica cuya premisa principal coloca al ciudadano como centro de esa recuperación. Así lo señaló Ezio Angelini, presidente de FEDECÁMARAS ZULIA, durante su presentación en el foro Democracia y Desarrollo organizado por el principal gremio empresarial venezolano y que esta vez tuvo como sede a la ciudad de Maracaibo.

Este foro, que se ha realizado ya en las ciudades de Puerto Ordaz, Valencia y San Cristóbal, contó además con la participación del exrector de las universidades del Zulia y Católica Cecilio Acosta; de Jesús González Pirela, politólogo y dirigente de la Asociación Muévete por Venezuela; y de Ricardo Cusanno, expresidente de FEDECÁMARAS nacional.

Angelini, quien se refirió a la importancia que tiene la reactivación de la industria petrolera para la economía zuliana y de Venezuela en general, insistió también en que es necesario recuperar la productividad del país para que ganemos de acuerdo a lo que producimos. “El rentismo se acabó y creo que debemos ir hacia allá”.

El expresidente de FEDECÁMARAS, Ricardo Cusanno, señaló que el reto que el país tiene por delante es enorme. “Sin acuerdo por la gente no hay posibilidad de acuerdo democrático, y mucho menos democracia y desarrollo”.

A su juicio, si se siguen procurando discusiones estériles, desplazamiento de poder, y radicalismo, y no se fomenta la discusión por la democracia con respeto, todo lo que se ha logrado en los últimos meses se nos va a ir de la mano. “Ese crecimiento pequeñito aun no aguanta un huracán. Lo que se hizo en el tema electoral para las elecciones de 2021 también es endeble y una lucha por salario no servirá si no hay crecimiento y desarrollo”.

Por su parte, Angel Lombardi advirtió que ya no podemos vivir de las experiencias pasadas y hay que reinventar la democracia tomando en cuenta los cambios que hay a escala global e internamente. Considera que debe haber un diálogo entre la academia, quienes estudian la realidad, y los pragmáticos que dicen por dónde va la realidad. “A Venezuela hay que pintarle un futuro. Y el documento de Fedecámaras pinta un proyecto de país que es decisivo para lograr el desarrollo”.

En esa misma línea de pensamiento, González Pirela señaló que luego de la gran crisis que ha vivido Venezuela, la gente ha tenido que reinventarse porque el Estado dejó de dar esa opción de futuro. “Pero construir a futuro en condición de precariedad, nos lleva a pensar que de alguna manera todos tenemos que ceder o aportar porque no puede haber un grupo sobre otro. Esta sociedad necesita conversar mucho. Por eso planteamos la negociación como la única vía, no es una vía alternativa y es propia de la democracia”.

Agregó el dirigente de la asociación civil Muévete por Venezuela que el país tiene una potencialidad no explotada. “Tenemos que entender que en la educación, en la información, vamos a encontrar esa posibilidad de cambio”.

Los trabajadores podrían verse obligados a aceptar empleos de menor calidad como consecuencia de la desaceleración económica

Los trabajadores podrían verse obligados a aceptar empleos de menor calidad como consecuencia de la desaceleración económica

Según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es probable que la actual desaceleración económica mundial obligue a más trabajadores a aceptar empleos de menor calidad, mal pagados y carentes de seguridad laboral y protección social, acentuando así las desigualdades exacerbadas por la crisis de la COVID-19.

En el informe de la OIT Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2023 se prevé asimismo que el empleo a escala mundial registre únicamente un aumento del uno por ciento en 2023, menos de la mitad del aumento registrado en 2022. Se prevé asimismo que el desempleo a escala mundial aumente levemente en 2023, en unos 3 millones, hasta alcanzar 208 millones de desempleados (valor equiparable a una tasa de desempleo mundial del 5,8 por ciento). Ese moderado aumento previsto obedece en gran medida a la escasa oferta de trabajo en los países de altos ingresos. Ello invertiría la tendencia a la baja del desempleo mundial registrada de 2020 a 2022. En consecuencia, a escala mundial seguirá habiendo 16 millones de personas desempleadas más que en período de referencia previo a la crisis (valor con respecto a 2019).

En el informe también se señala que, además del desempleo, «la calidad del empleo sigue constituyendo una de las principales inquietudes», y que «el trabajo decente es primordial para facilitar la justicia social». La crisis de la COVID-19 mermó los avances logrados a lo largo de un decenio para disminuir la pobreza. Pese a la leve recuperación registrada en 2021, cabe esperar que la compleja situación actual para encontrar empleo de mejor calidad se vea agravada, según se desprende de los resultados del estudio.

A raíz de la actual coyuntura de desaceleración, muchos trabajadores se verán obligados a aceptar empleos de peor calidad, con frecuencia insuficientemente remunerados, y, en ocasiones, sin contar con las horas de trabajo necesarias. Por otro lado, habida cuenta de que los precios aumentan a un ritmo más rápido que los ingresos nominales por trabajo, la crisis asociada al coste de la vida podría aumentar el número de personas en situación de pobreza. Esto se suma a la amplia caída de ingresos registrada durante la crisis de COVID-19, que en muchos países afectó en mayor medida a los grupos de bajos ingresos.

En el informe también se pone de manifiesto una nueva metodología para determinar exhaustivamente las necesidades no satisfechas en materia de empleo, a saber, el déficit mundial de empleo. Dicha metodología abarca tanto las personas desempleadas como las personas que desean trabajar pero que no buscan empleo activamente, ya sea por falta de motivación, o por tener que cumplir otras obligaciones, en particular responsabilidades asistenciales. El déficit mundial de empleo registrado en 2022 fue de 473 millones de personas, alrededor de 33 millones de personas más que en 2019.

La situación de estanflación pone en riesgo la productividad y la recuperación del mercado de trabajo

El empeoramiento de la situación del mercado de trabajo obedece principalmente a nuevas tensiones geopolíticas y al conflicto de Ucrania, así como a la dispar recuperación tras la pandemia y a las frecuentes interrupciones de las cadenas de suministro a escala mundial, según se pone de relieve en el informe de la OIT sobre perspectivas sociales y del empleo en el mundo. Todo ello ha dado lugar a una situación de estanflación, que conjuga simultáneamente una inflación elevada y un crecimiento económico insuficiente, por primera vez desde el decenio de 1970.

La situación de las mujeres y de los jóvenes en el mercado de trabajo es particularmente adversa. A escala mundial, la tasa de participación de las mujeres en la fuerza de trabajo alcanzó el 47,4 por ciento en 2022, frente al 72,3 por ciento de los hombres. Esa diferencia de 24,9 puntos porcentuales conlleva que por cada hombre económicamente inactivo haya dos mujeres en la misma situación.

Los jóvenes (de 15 a 24 años) deben afrontar graves dificultades para encontrar y mantener un empleo digno. Su tasa de desempleo es tres veces superior a la de los adultos. Más de uno de cada cinco jóvenes, a saber, el 23,5 por ciento no trabaja, no estudia, ni participa en algún programa de formación (jóvenes “nini”).

“La necesidad de fomentar el trabajo decente y la justicia social es clara y acuciante. La superación de todos esos retos requiere que colaboremos para facilitar el establecimiento de un nuevo contrato social a escala mundial.»
Gilbert F. Houngbo, Director General de la OIT

«La necesidad de fomentar el trabajo decente y la justicia social es clara y acuciante», señaló Gilbert F. Houngbo, Director General de la OIT. «La superación de todos esos retos requiere que colaboremos para facilitar el establecimiento de un nuevo contrato social a escala mundial». La OIT abogará por una Coalición mundial que promueva la justicia social a fin de lograr el apoyo necesario a tal efecto, formular las políticas pertinentes y sentar las bases del futuro del trabajo».

«El menor ritmo de aumento del empleo a escala mundial significa que las pérdidas ocasionadas durante la crisis de COVID-19 probablemente no se compensen antes de 2025», declaró Richard Samans, Director del Departamento de Investigaciones de la OIT y coordinador del informe. «El menor ritmo de aumento de la productividad constituye asimismo una gran inquietud, puesto que la productividad es esencial para afrontar crisis mutuamente relacionadas en cuanto a poder adquisitivo, sostenibilidad ecológica y bienestar humano».

Variaciones sustanciales de las perspectivas del mercado de trabajo para 2023 a escala regional
Se prevé que en África y en los Estados árabes se registre en 2023 un aumento del empleo del 3 por ciento, como mínimo. Sin embargo, habida cuenta del aumento de su población en edad de trabajar, cabe esperar que en ambas regiones las tasas de desempleo sólo disminuyan levemente (del 7,4 al 7,3 por ciento en África, y del 8,5 al 8,2 por ciento en los Estados árabes).

En Asia y el Pacífico, así como en América Latina y el Caribe, se prevé que el aumento anual del empleo se sitúe en torno al uno por ciento. En América septentrional, el aumento del empleo será muy leve, o inexistente, en 2023, y se producirá un repunte del desempleo, según el citado informe.

Europa y Asia Central se ven particularmente afectadas por los efectos económicos del conflicto en Ucrania. No obstante, aunque se prevé que el empleo disminuya en 2023, cabe esperar que la tasa de desempleo en la región solo aumente levemente, habida cuenta del insuficiente aumento de la población en edad de trabajar.

Lea también:

Fedecámaras invita a postularse al concurso “Camino al Futuro Venezuela 2035”: una propuesta de futuro posible

Fedecámaras invita a postularse al concurso “Camino al Futuro Venezuela 2035”: una propuesta de futuro posible

Hasta el 31 de enero de 2023 pueden inscribirse estudiantes universitarios de los dos últimos años de cualquier carrera de las universidades nacionales y profesores e investigadores de universidades, institutos, tecnológicos y ciclo diversificado de secundaria, podrán postularse al Concurso, “Camino al futuro Venezuela 2035”, organizado por Fedecámaras.

Esta nueva iniciativa del gremio empresarial busca incorporar a la comunidad universitaria en el proceso de generación de ideas para la construcción colectiva de un nuevo modelo de desarrollo Venezuela 2035.

Los postulantes deben participar con un artículo inédito, con una extensión entre 4 y 10 cuartillas. Las áreas temáticas para la primera edición del concurso de artículos son las siguientes:

Estudiantes: Desafíos de Venezuela ante el cambio climático: sus implicaciones para las empresas; Instrumentos para aumentar la productividad: reflexiones acerca de las oportunidades que ofrecen la inteligencia artificial; La transformación digital y las plataformas colaborativas; Planteamientos para acelerar la conformación de las empresas como centros de enseñanza dentro de la economía digital; Propuestas o debate sobre desarrollos institucionales, regulatorios o normativos para la sociedad productiva; Análisis de algún cambio geopolítico o geoeconómico que pueda constituir un impacto o choque externo (positivo o negativo) en la economía venezolana.

Profesores / Investigadores: Propuestas para acelerar la conformación de competencias digitales en docentes y estudiantes; Transición energética en Venezuela: oportunidades y principales desafíos; Investigación sobre el cambio cultural asociado con la transformación digital; Propuestas sobre desarrollos institucionales, regulatorios o normativos para la sociedad productiva; Análisis de algún cambio geopolítico o geoeconómico que pueda constituir un impacto o choque externo (positivo o negativo) en la economía venezolana; Propuestas respecto a cómo abrir espacios a la educación y formación en valores, y a la ética que habrá de adoptarse en ambientes en los cuales se interactúa con máquinas y no con personas.

Los tres primeros ganadores recibirán un premio en metálico. Los interesados deben llenar la planilla de registro y conocer las bases del concurso publicadas en el siguiente enlace: www.prospectiva2035.org

El documento de Fedecámaras, Camino al futuro Venezuela 2035 bases para la discusión y construcción colectiva de un nuevo modelo de desarrollo, contiene la propuesta del sector privado nacional y constituye un vehículo de motivación para los participantes en el concurso. Se exponen las tendencias globales que aceleran cambios en la economía mundial, nos acerca a la sociedad 5.0 con el ciudadano y empresariado privado como centro, e invita a definir los rasgos de nuestro país.

Canasta alimentaria de Maracaibo en noviembre se ubicó en Bs. 5.429,00 siendo mayor al mes de octubre

Canasta alimentaria de Maracaibo en noviembre se ubicó en Bs. 5.429,00 siendo mayor al mes de octubre

La Cámara de Comercio de Maracaibo informó este jueves, por medio de su Unidad de Información y Estadísticas (UIE) que la Canasta Alimentaria familiar (CAN CCM) de la ciudad de Maracaibo, durante el mes de noviembre, se ubicó en Bs. 5.429,00 cifra que evidenció un incremento considerable de Bs. 1.412,00 en comparación con el mes de octubre de 2022.

Por lo tanto, la variación de la inflación de alimentos en bolívares subió en 35 %, mientras que la inflación acumulada de alimentos en la ciudad (enero – noviembre 2022) fue de 200 %. Asimismo, la inflación interanual de alimentos (diciembre 2021- noviembre 2022) fue de 231 %

El costo expresado en dólares, se ubicó en $ 490, según el tipo de cambio oficial del Banco Central de Venezuela correspondiente al 30/11/2022. Esto representa una variación absoluta de US$ 22 con respecto al mes anterior.

El estudio revela que la variación porcentual del costo de la canasta en dólares fue de 5 % con respecto al mes anterior. Mientras que la variación acumulada de alimentos (enero – noviembre 2022) fue de 24 % y la variación interanual de alimentos (diciembre 2021- noviembre 2022) fue de 37 %

El informe refleja también que la mayoría de los rubros que componen la canasta alimentaria mostraron un aumento notable en bolívares en comparación al mes anterior.

A continuación, se presenta una lista de los rubros estudiados clasificados en grupos alimenticios con sus respectivas variaciones de precios expresados en porcentajes:

Fedecámaras proyecta un crecimiento en la economía privada de un 8% a 9% para el cierre del 2022

Fedecámaras proyecta un crecimiento en la economía privada de un 8% a 9% para el cierre del 2022

En el marco del Consejo Nacional de la Federación Venezolana de Cámaras de Comercio y Producción (Fedecámaras), Carlos Fernández, estimó que la economía privada del país tendrá un crecimiento del 8%-9% para este 2022.

Fernández sostuvo que el año 2021 fue un duro golpe para “casi todos los sectores” productivos del país, a consecuencia de la cuarentena y las medidas de restricción por la pandemia de Covid-19. Sin embargo, el gremio espera una recuperación económica significativa para este 2022.

“Respecto al 2021, se presenta en casi todos los sectores un panorama positivo. Quiero recordar que el primer semestre del año 2021 no habíamos entrado a fondo en los procesos de vacunación, todavía había el 7×7, había una serie de restricciones, así que no es tan fácil comparar un año con otro (…). Nosotros creemos que vamos a cerrar este año con una recuperación de la economía privada cercana entre 8%-9%”, aseguró Fernández para los medios de comunicación.
Manifestó que el factor principal que benefició el crecimiento de la economía en el país es la dolarización de los mercados, a propósito del “resurgimiento del crédito comercial”.

Por otro lado, indicó que del 25% al 26% de los trabajadores venezolanos tienen acceso a un empleo formal y que los bajos ingresos de estos es el principal problema económico del país, por lo que la Federación se aboca a plantear soluciones que contribuyan a mejorar los índices de ingresos de los trabajadores.

Asimismo, aseveró que el gasto público se encuentra entre 18-20 puntos del PIB, el cual considera muy bajo e impacta de manera negativa en la calidad de todos los venezolanos.

Lea también: