Fedecámaras asiste al “Acuerdo de la Frontera” con un espíritu negociador en aras de un comercio más profundo y formal

Fedecámaras asiste al “Acuerdo de la Frontera” con un espíritu negociador en aras de un comercio más profundo y formal

A propósito del encuentro sobre “Acuerdo de la Frontera” que se realizó en Cúcuta, Carlos Fernández Gallardo, presidente de Fedecámaras, expresó que los empresarios venezolanos asistieron con espíritu negociador, de hacer concesiones recíprocas en aras de un comercio mucho más profundo y formal.

Fernández puntualizó que desde el empresariado venezolano hacen votos y esfuerzos porque las desavenencias que siempre puedan existir en las relaciones políticas, en las relaciones diplomáticas, nunca más interrumpan el flujo comercial y sobre todo el flujo humano muy propio de dos países con tanta presencia de nacionales de uno en el otro.

Asimismo, apuesta por una legislación mucho más orgánica y un intercambio mucho más equilibrado que pueda traer mejoras y prosperidad para los ciudadanos de ambos países.

“Ojalá salgamos de aquí con una instancia y un espacio para que el sector empresarial pueda discutir tantas cosas que se tienen que discutir, tema sanitario, tema fitosanitario, tema de metrología, tema de transporte, tema del trato a los turistas fronterizos, tema de las mercancías en tránsito, un tema fundamental en el caso venezolano que es el sistema de pago internacional; por la situación que tenemos ahora en el sobrecumplimiento de los procesos financieros internacionales, producto de las sanciones contra el gobierno de Venezuela, que si bien es cierto no tocan al sector privado, de alguna manera ese sobrecumplimiento nos está afectando”

La máxima autoridad de Fedecámaras precisó que la apertura de la frontera se debe manejar con expectativa y que seguramente va a llevar su tiempo, ya que hay muchas cosas que discutir, inclusive, algunas reservas habrá que aplicar en el momento de la apertura, “hoy tenemos economías muy distintas especialmente la venezolana y consumidores muy distintos a lo que teníamos antes de que se diera el cierre lamentable de este intercambio”.

“Pudiéramos procurar entre los empresarios una instancia con el apoyo de las instituciones, para que los resultados de esas propuestas y discusiones sirvan de alguna manera de contenido para la discusión diplomática y para la profundización de una relación mucho más orgánica”

Recordó que los empresarios han entendido lo qué es el comercio entre los dos países, y la realidad de la frontera no se puede comprender como una línea que separa a dos países; sino fundamentalmente, como un punto de encuentro de dos naciones que están llamadas a forjar juntos su futuro y de alguna manera trabajar juntos, desarrollar modelos que le den mayor inclusión social y mayor prosperidad económica a sus ciudadanos.

“La apertura binacional es para nosotros mucho más que una apertura fronteriza, es la apertura formal y definitiva del intercambio cultural, científico, comercial entre los dos países y que de alguna manera salgamos de aquí comprometidos en proyectos de largo aliento. Que no se vea meramente como intercambio de exportar e importar mercancía, comprar o adquirir servicios, sino que tengamos la pretensión de montar proyectos de largo aliento que de alguna manera requieran de la participación de ambos países y entusiasmarnos inclusive a proyectos conjuntos en aquellos espacios o en aquellas áreas que requieran economías de escalas que puedan soportar un mercado de 70 millones de habitantes”

Es bajo esa perspectiva que desean verse, más que como comerciantes, quieren verse como socios, como aliados en procesos productivos, con economías complementarias y con mercados integrados plenamente.

“Para buscar esos prospectos y esos acuerdos de largo aliento se necesita de una relación mucho más orgánica y cuando me refiero de una relación mucho más orgánica va mucho más allá del tema meramente comercial, del tema empresarial que a nosotros nos ocupa y por eso celebramos la participación de autoridades, nos ponemos a la orden del embajador de Colombia designado para Venezuela para coadyuvar en todos los propósitos que usted se proponga”

Fernández recalcó que en el tema comercial y dada la situación, se tiene que incluir el tema energético, a su juicio, es un factor fundamental no solo para el proceso económico sino para la calidad de vida de ambas naciones.

“Pero para nosotros el tema del libre comercio como cualquier ejercicio responsable de la libertad, en el caso del comercio, necesita también profundizar la institucionalidad”

Concluyó que hacen voto por darle quizá un trato preferencial a reanudar de manera inmediata las relaciones consulares no solamente para apuntalar el tema comercial, sino porque es una necesidad de los ciudadanos.

Lea también: