El primer vicepresidente de Fedecámaras, Carlos Fernández, insistió en que se ha demostrado que la actividad productiva no genera contagios si se cumplen los protocolos establecidos por las autoridades.

En entrevista con Unión Radio, Fernández indicó que el sector privado ha intensificado esfuerzos durante el estado de alarma por Covid-19 para sostener empleos e ingresos superiores a la remuneración mínima.

“Podemos hacer como han hecho todas las economías del mundo que es compaginar la actividad económica con el cuidado de la salud”, expresó.

El líder gremial ve necesario mantener la conciencia ciudadana con la rigidez de los protocolos.

“Consideramos que se pueden combinar ambas cosas, trabajar y evitar los contagios”, dijo.

Caída sostenida

Carlos Fernández destacó que el 2020 fue el séptimo año de caída consecutiva del producto interno venezolano.

Resaltó que, de acuerdo con diferentes análisis de firmas especializadas, el año pasado la economía venezolana se redujo un 25%.

En su opinión, en el 2021 seguirá viéndose afectado el poder adquisitivo de los ciudadanos.

En ese sentido, resaltó la necesidad de que las autoridades permitan la ampliación de servicios financieros con monedas diferentes al bolívar.

“Si se logra migrar a un sistema de transferencia de dólares entre cuentas y se permite que exista un sistema de compensación entre bancos de dólares, probablemente, penetre aún más la dolarización y se estabilicen más los temas de precios, porque no habría expectativas de devaluación de la moneda de pago como pasa con el bolívar”, indicó.

El primer vicepresidente de Fedecámaras aseveró que los primeros cinco meses del año los actores económicos continuarán limitados por las dificultades para surtir combustible.

Con fotografía de Ámbito Jurídico

Lea también:

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN