“El rol de la empresa privada en la recuperación económica post pandemia”, fue el tema a desarrollar por Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en la 76 Asamblea Anual de Fedecámaras.

“Estamos ante una gran recesión internacional, los estimados de caída del PIB mundial para este año están entorno al 5%”.

El Fondo Monetario Internacional estima que Estados Unidos tendría una caída en su PIB que ronda el 8%, la zona europea un 10% y América Latina tendría una caída de su PIB de entre el 9 y 9,5%.

“Hay que resaltar que todavía existe una gran incertidumbre sobre esto, porque el elemento esencial de riesgo que es la pandemia aún no está controlado”, indicó Carranza.

En el ámbito interno, el shock ha sido muy importante, porque ha significado una caída de la oferta y la demanda y porque tenemos grandes debilidades estructurales en nuestro sistema productivo, en la informalidad de la economía y en la brecha digital que ahora se ha visto más amplia y relevante, manifestó el presidente ejecutivo de la CAF.

Aseveró que la recuperación PIB per cápita puede tomar hasta el 2025, lo que significaría unos 5 años perdidos a nivel global. Va a depender mucho en el proceso de recuperación la solidez de las finanzas públicas y de los sistemas financieros.

El rol de la empresa en la recuperación post pandemia

El presidente ejecutivo de CAF explicó que la unidad de producción de bienes y servicios en una economía, es la empresa privada, y en función no sólo de cuánto empleo genera, sino de cuánta inversión produce y que tan eficiente es mezclando estos factores productivos, es que vamos a tener mayor o menor crecimiento.

“Nuestras empresas en América Latina están sufriendo por la restricción, pero también por la caída de demanda y se requiere en estos momentos una política monetaria. Si no tenemos políticas públicas definidas para reducir la desigualdad y la pobreza, vamos a tener vulnerabilidad política, porque las sociedades con alta desigualdad, tienden a ser sociedades con volatilidad”, añadió.

¿Cómo puede ayudar la CAF a Venezuela?

CAF básicamente es un banco de desarrollo que tiene la vocación de ser socio de los países. Tiene más de 50 años de vida institucional y tiene como finalidad de ser un apoyo para naciones.

Cuándo surge la pandemia en América Latina se puso a disposición de todos los países fondos de cooperación técnica no reembolsables, “en el caso de Venezuela, se otorgaron fondos por 750 mil dólares, canalizados a través de la OPS para atención inmediata de la emergencia” manifestó.

“Venezuela es importante no solamente porque es un país fundador, sino porque nuestra sede institucional está en Caracas y dentro de nuestra corporación late un corazón que es mitad venezolana”. expresó Carranza.

Indicó que la CAF está dispuesta y tiene la mejor voluntad de poder trabajar con el sector privado y el sector público para retomar la senda del crecimiento.

Añadió que ahora mismo se tienen operaciones de cooperación técnica que se están llevando adelante no solo en temas sanitarios, sino también en el fortalecimiento institucional de las confederaciones empresariales del país. Venezuela tiene créditos antiguos con la CAF que siguen vigentes y que en función de hitos que se completen, pueden seguir desembolsando para apoyar a la Nación.

Sin embargo, aseveró que son un banco de desarrollo que tiene como miembro a los países y dependen de lo que los países decidan, es por eso que “la realidad se impone” y la realidad es que algunos países en el directorio de CAF no reconocen al gobierno del presidente Maduro y reconocen al presidente Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional encargado.

“En CAF para hacer nuevos desembolsos de crédito que puedan apoyar un proceso de reconstrucción y de apoyo en la emergencia sanitaria, necesitamos un consenso mínimo en Venezuela para poder aprobar en el directorio un nuevo desembolso” explicó Carranza.

Afirmó que tienen la mejor voluntad de poder colaborar con el sector privado en Venezuela para recuperar el crecimiento económico.

Si las fuerzas políticas (gobierno y oposición) logran un consenso, para solicitar un crédito, la CAF estaría en condiciones para elevar al directorio un desembolso y aprobarlo.

En este sentido manifestó que Venezuela necesita de otras condiciones adicionales para acelerar el proceso de recuperación, pues desde su punto de vista no puede haber un cambio económico si no se da un cambio social significativo.

Otro aspecto que puede ayudar en la recuperación post pandemia es que se convierta en una nación atractiva para inversionistas. “Venezuela requiere estabilidad macroeconómica, seguridad jurídica y condiciones de bienes públicos. Esas son las tres grandes áreas que requiere un inversionista” finalizó.

Lea también:

* Juan Manuel Santos: Hay que hacer sacrificios para lograr la paz 

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN