Frente a las medidas salariales anunciadas por el Presidente de la República el pasado 12 de agosto, el Estado sigue sin mostrar interés en apoyar a los sectores productivos privados para que se aumente la producción nacional y se privilegie el producto “Hecho en Venezuela”.

La Unión Empresarial del Comercio y los Servicios del Estado Zulia, UCEZ, considera urgente y necesaria la protección al ingreso familiar, sin embargo, la dirección tomada por la Administración Maduro no establece medidas que permitan la pronta y necesaria recuperación del aparato productivo nacional, única vía que podrá garantizar la presencia suficiente de productos en el mercado, y de esta forma lograr así la recuperación del poder adquisitivo tanto de los trabajadores como el de todos los venezolanos.

“El aumento salarial y del bono alimenticio es cada vez más indispensable, pero todos sabemos que hoy día en las condiciones inflacionarias impuestas por el mismo Estado, producto de la aplicación de políticas nefastas, esos aumentos serán inútiles”, dijo Gilberto Gudiño Millán, quien también señaló que “la comida no llegará a la mesa de los hogares por decreto, al aumentar los ingresos sin incrementar la producción hará que lo poco que hay disponible y que es importado mayormente de Colombia, aumente de precio”.

El Presidente de la UCEZ y también director de Consecomercio, mencionó que ya tanto en los mercados informales como también en los formales con permiso para la venta de alimentos colombianos, “a un trabajador se le va el sueldo de un mes comprando la despensa de una semana”.

Insuficiente

Si lo que se busca es la protección del ingreso para alimentos, la UCEZ señala que según datos del CENDAS, la canasta básica se ubicó en junio pasado, última fecha oficial disponible, en 365 mil 101 bolívares con 19 céntimos. “Si en junio había que ganar 11 salarios mínimos para acceder a la canasta básica, nosotros nos preguntamos en cuánto va a estar esa misma canasta en septiembre cuando el trabajador venezolano es que va a poder ganar, a los que se les pueda pagar, esos tan necesarios 65 mil bolívares?. ¡Nunca se va a poder comprar la canasta básica sino se aumenta la producción nacional, sino se frena esta inflación, sino se cambia este modelo!”, apuntó Gudiño.

Sobre los otros gastos que también son parte del presupuesto familiar y que además son insustituibles, Gudiño cuestionó:  “¿Cuántos trabajadores van a poder destinar el 100 por ciento de sus ingresos sólo para comprar alimentos?, Acaso esos trabajadores no tienen que pagar pasajes? que por cierto aquí en Maracaibo también aumentaron; o no tienen que comprar medicinas al precio que las consigas, o es que tampoco hay que inscribir a los hijos en el colegio, comprar los útiles escolares; en este país sólo se está trabajando para comer y no para vivir, y esto no puede continuar, eso es lo que hay que cambiar”, sostuvo el representante de la UCEZ.

La solución

“Lamentablemente tenemos que decir, que luego de hacer las oportunas advertencias y no ser escuchados, queda claro que el interés de este Gobierno es colapsar la economía, la cual ya se encuentra contraída y con ello, destruir el esfuerzo de cientos de empleadores y emprendedores familiares que no van a poder cumplir con estos aumentos porque no se está vendiendo lo suficiente. De allí que no tenemos más remedio que señalar que la solución a esta situación es la salida política del equipo de Gobierno actual”, indicó Gudiño Millán

En el sector, las ventas en junio pasado cayeron 40% y en julio 30%, aproximadamente. Se estima que los números al cierre de agosto sean alarmantes. “Hay que tomar correctivos urgentes y este Gobierno no muestra interés en hacerlo. No se puede seguir forzando la crisis social y económica que vivimos. La Constitución establece los mecanismos para salir de este atolladero de manera pacífica y el Referendo Revocatorio es la vía en la que confiamos para reducir las presiones por el bien del país”, manifestó el presidente de la UCEZ.

“Todas las fuerzas vivas están obligadas a darle una salida política a estas penurias y devolverle al país y a sus ciudadanos la paz, la estabilidad, la seguridad y la tranquilidad que se necesita para la tan necesaria estabilización de la economía y recuperación de la producción; el empresariado necesita unas Autoridades que permitan la creación de las condiciones necesarias para generar bienes y servicios, promover el trabajo productivo, generar riqueza y prosperidad compartida. No podemos seguir condenados a una vida sin esperanza cuando nuestro compromiso es trabajar. No podemos seguir aceptando ver como hoy trabajadores y comerciantes se empobrecen trabajando”, acotó.

Nota de Prensa

Pin It on Pinterest

Share This