El director de la firma especializada en comunicaciones estratégicas Fuguet Comunicación y Cambio, Armando Fuguet, destacó que las organizaciones que han gestionado mejor las exigencias generadas por el Covid 19 son aquellas que se prepararon previamente para situaciones de crisis y cambio.

Durante su participación en el programa “Comunicaciones en tiempos de pandemia”, organizado por Fedecámaras y el cual se desarrolla a través de su plataforma Campus Virtual Empresarial (CVEF). Fuguet resaltó que les toca a los líderes orientar e informar sobre las consecuencias reales de la pandemia y cómo se debe laborar de manera segura respetando las medidas de bioseguridad.

“La mayor atención a la bioseguridad de su gente, de sus clientes, de sus proveedores y de sus relacionados ha sido un reto para las comunicaciones dentro de la organización. Pero también lo es el surgimiento del teletrabajo y la educación a distancia, así como la digitalización de toda la cadena de valor y de los procesos de la organización”, dijo el consultor.

A continuación, una síntesis sucinta de la participación del especialista en el programa de formación.

Rol comunicacional de líderes organizacionales es clave para gestionar impacto de la pandemia

“En un entorno turbulento y caótico como el generado por el Covid-19, la vida de las organizaciones cambió en todo el mundo. Se trata de un acontecimiento de tantas repercusiones que ha exigido a las empresas, asociaciones, gobierno e instituciones de todo tipo, prestarles más atención a sus estrategias, tanto para gestionar la crisis como para acelerar transformaciones de sus procesos y de sus culturas organizacionales”.

Así lo señaló el periodista Amado Fuguet, director de la firma especializada en comunicaciones estratégicas, Fuguet Comunicación y Cambio, durante su intervención en un foro realizado como parte del programa “Comunicaciones en tiempos de pandemia”, organizado por Fedecámaras y el cual se desarrolla a través de su plataforma Campus Virtual Empresarial (CVEF).

Fuguet expuso que a la crisis sistémica que durante los últimos años ha golpeado a todos los sectores, se agregó este año el efecto de la COVID-19, con el agravante de que se ha hecho más evidente la crisis de la verdad, entre otras razones por la opacidad, la manipulación y la desinformación sobre este tema. Por tal razón, le toca a las organizaciones y a sus líderes orientar e informar sobre las consecuencias reales de esta crisis de salud, y comunicar la ruta a seguir en cada caso.

En ese sentido, agregó que para revertir resultados negativos de las amenazas del entorno e incluso para tomar ventaja de las oportunidades que estas mismas circunstancias también han generado para determinados sectores, la gestión del cambio se ha hecho ineludible y con ella el desarrollo de estrategias de comunicación organizacional.

Durante el foro, que forma parte del módulo “Comunicación organizacional en crisis de pandemia”, en el cual participaron además de Fuguet, los comunicadores Luis Indriago y Marcela Ojeda, los expositores destacaron que en circunstancias exigentes como las derivadas de la pandemia, las organizaciones –empresas industriales, establecimientos comerciales y de servicio, instituciones gubernamentales- se  han visto  forzadas  a  adelantar  procesos  de  cambio  y  transformación  organizacional,  y  allí  el  liderazgo comunicacional se ha convertido en un proceso clave y estratégico.

Indriago, por su parte, destacó la necesidad de resaltar la importancia de la bioseguridad en las políticas de seguridad e higiene y comunicarlas apropiadamente, mientras que Ojeda comentó la relevancia de asumir el teletrabajo como un reto de comunicación organizacional.

Fuguet insistió durante el foro que ante la crisis y el cambio que de esta se deriva, la prioridad es comprender el rol comunicacional que les corresponde a los directivos, a los gerentes, a los coordinadores de las organizaciones, partiendo siempre de las estrategias que se definan para afrontar este entorno.

Cerró su disertación afirmando que las organizaciones que han podido gestionar más apropiadamente las exigencias que se han derivado de la pandemia y el confinamiento, son aquellas que se habían preparado previamente para manejar procesos de cambio y de crisis.

Lea también:

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN