Los resultados de la Encuesta Cualitativa de Coyuntura Industrial correspondientes al IV trimestre del 2020 siguen evidenciando los bajos niveles de operatividad del sector manufacturero venezolano, que ya acumula 34 trimestres consecutivos de caída y un año de actividad reducida por la cuarentena decretada para frenar la propagación del COVID-19.

De acuerdo con el estudio que trimestralmente lleva a cabo la Confederación Venezolana de Industriales –Conindustria-, más de la mitad de las empresas consultadas reportan que sus niveles de utilización de la capacidad instalada están por debajo del 20.5%, cifra similar al mismo período de 2019, mientras que solo un 1,9% indica que su operatividad supera el 50%.

La encuesta revela que las empresas del sector se encuentran en modo supervivencia, puesto que el 87% de los establecimientos encuestados no presentaron crecimiento en lo que a inversiones se refiere.

Al igual que en los últimos períodos evaluados, el sector más afectado es el de las PyMes, donde se registró una mayor disminución del nivel de empleo, así como del nivel de producción, en unidades, respecto al mismo período de 2019.

En concreto, un 57% de la mediana empresa y un 63% de la pequeña reportó caídas en su producción.

De igual forma, la mayoría de los encuestados sostuvo que su cartera de pedidos disminuyó respecto al mismo trimestre de 2019 y un 69% reporta que, de acuerdo con su cartera actual, solo tienen garantizados dos meses de trabajo.

Durante el período octubre-diciembre 2020, tan solo un 31% de las industrias encuestadas reportó crecimiento en su volumen de ventas, al compararlo con el mismo lapso de 2019.

El estudio arrojó que el principal problema que las empresas identifican en sus negocios sigue siendo el bajo nivel de ventas, producto de las condiciones de poca demanda nacional observada en los últimos años.

Le sigue la falta de financiamiento, factor que se explica por la reducida capacidad crediticia de la banca venezolana.

Además, se suman la precariedad de los servicios básicos y la escasez de combustible para el transporte y operaciones, problemas que afectaron a más del 50% de las empresas durante este trimestre.

Coyuntura COVID-19

Con relación a la crisis por la emergencia sanitaria, casi una tercera parte de las empresas encuestadas afirmó que han tenido que recurrir a la reducción de su personal para mantenerse en equilibrio.

Además, entre los empresarios consultados, un 69% afirma que podrían honrar los compromisos salariales de nómina de sus empleados en un período mayor a 6 meses.

Finalmente, el 27% de las empresas afirma que pueden recuperar sus niveles de producción y operatividad, previos a la emergencia sanitaria, en un período menor a 3 meses. Un 24% de las empresas dice que ese período durará entre 6 meses y un año, pero otro 25% afirma que lograrían recuperar esos índices en 1 o 2 años.

La década perdida

Y para complementar aún más los datos que avalan el deterioro del parque industrial nacional, Conindustria reportó que durante los últimos 10 años (2011-2021), el PIB real del sector manufacturero nacional, se redujo en tal magnitud que la cifra descendió hasta -94%, proyectándose que, para el presente año, el aporte del PIB de la manufactura venezolana, será de tan solo un 5.7%, mientras que, en el año 1998, este indicador se ubicaba en 17%.

Asimismo, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística –INE- y de Conindustria, actualmente tenemos menos establecimientos industriales que los reportados en el año 1953, lo que evidencia la destrucción paulatina del aparato productivo, sintiéndose con mayor fuerza durante los últimos diez años.

Durante la década de los 50´s, se reportaban 2.564 establecimientos industriales, lo que se traducía en 5.46 empresas por cada 10.000 habitantes, mientras que a finales del 2020, se registran 2.121 establecimientos industriales (0.69 empresa por cada 10.000 habitantes).

Aquí puede consultar los detalles de la encuesta: PRESENTACIÓN-EC-IVTRI 2020-2021

Lea también:

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN