Caracas, 11.03.2021.- Los empresarios venezolanos están decididos a invertir para recuperar económicamente al país, pero exigen al gobierno más hechos que palabras. Hay que rescatar la confianza perdida. Aún existe mucha suspicacia y dudas respecto a las intenciones del gobierno.

Estas son algunas de las revelaciones emanadas del reciente estudio realizado por Fedecámaras y Datincorp para medir la percepción de los empresarios y miembros del sector privado de la economía respecto a la coyuntura económica y política de Venezuela. Asimismo, se investigó las expectativas de inversión privada a partir de este año (2021).

En la investigación fueron consultados 1.116 personas que se identificaron como empresarios afiliados a algún gremio empresarial. Se utilizó el método “bola de nieve” o en cadena para la selección de la muestra. El estudio no es probabilístico. El estudio se realizó del 5 al 12 de febrero de 2021.

En el estudio opinaron empresarios ubicados en todos los sectores de la economía, desde pequeños y medianos empresarios, hasta miembros clave de grandes empresas.

Siete conclusiones clave

  1. Los empresarios quieren invertir y piensan seguir en Venezuela a pesar de las adversidades.
  2. Los empresarios deben ser nuevos actores clave en un proceso de negociación.
  3. Desconfianza y Escepticismo ante el gobierno.
  4. Las sanciones no provocarán un cambio de gobierno.
  5. Negociaciones y Elecciones como vía para solucionar la crisis.
  6. Para invertir exigen absoluta paz social y política en el país, y un nuevo marco jurídico.
  7. Estarían dispuestos a invertir hasta en las áreas reservadas al estado.

Hallazgos relevantes:

EXPECTATIVAS PAÍS. El 39% de los empresarios consultados visualiza a Venezuela a partir de este año 2021, peor que los años anteriores; 29% dice que será igual, y 27% afirma que será mejor.

CAMBIO E INVERSIONES. EL 37% no va a esperar que las cosas cambien en Venezuela para volver a invertir y trabajar. Una cantidad similar (38%) aun duda si hacerlo o no. Sólo el 24% está totalmente decidido a no invertir y trabajar hasta que las cosas cambien en el país.

NUEVAS INVERSIONES Y OPERACIONES. El 50% dice que no hará nuevas inversiones, pero seguirá operando, aunque las condiciones sean adversas. Un 30% seguiría operando y hará nuevas inversiones sin hacer caso a las actuales condiciones del país.

PERSECUCIÓN GUBERNAMENTAL. El 42% cree factible que la persecución gubernamental del que se consideran víctimas muchos empresarios de Venezuela seguirá igual, mientras que el 32% considera que se incrementará.

DESCONFIANZA. El 82% de los empresarios considera que, de no satisfacer las exigencias políticas del gobierno, siguen corriendo el riesgo de perder sus negocios o su libertad.

SANCIONES INTERNACIONALES. El 64% considera que las actuales sanciones internacionales no provocarán un cambio de gobierno en Venezuela.

LA SALIDA. El 69% dice que una salida negociada y electoral es la vía más aconsejable para que haya un cambio político en el país. Un 64% está convencido que ésta es la vía más factible de darse.

NEGOCIACIONES. EL 82% sostiene que, en un escenario de negociaciones entre el chavismo y la oposición, y con respaldo internacional, el sector privado debe participar en esas negociaciones como un nuevo actor independiente.

FEDECÁMARAS. El 55% evalúa en términos positivos la gestión de Fedecámaras en la defensa de los intereses del empresariado venezolano, 28,41% regular y 12,28% negativa.

ENCUENTRO JORGE RODRIGUEZ – FEDECÁMARAS. El 51% no ve muy relevante y piensa que “es más de lo mismo”. EL 31% considera que sí fue altamente significativo y necesario el encuentro entre ambas instituciones.

ERROR. El 69% sostiene que fue un error que haya disminuido la presencia de sector privado en el país mientras se esperaba que las presiones internacionales provocaran un cambio político.

DESCONFIANZA EN EL GOBERNO. La mitad (51%) de los empresarios no confía en la promesa del gobierno de respetar las reglas de juego favorables a los empresarios siempre y cuando éstos no se involucren en actividades políticas.

ACTIVIDADES EN VENEZUELA. El 78% no cuestiona a quienes intentan o realizan actividades privadas en Venezuela.

DERECHO IRRENUNCIABLE. El 86% sostiene que “Venezuela también es mi país, y tener actividad económica en ella, gobierne quien gobierne, es un derecho irrenunciable”.

UN ERROR RENUNCIAR A VENEZUELA. El 66% dice que “A pesar de los riesgos y dificultades, es un error renunciar a trabajar en Venezuela y dejar los espacios a inversionistas extranjeros”.

LA CLAVE. El 70% afirma que “Los únicos que hoy pueden garantizar el capital que necesita Venezuela para su recuperación son los inversionistas privados”.

CONDICIÓN 1 PARA INVERTIR. EL 84% sostiene que “La primera condición para que lleguen las inversiones privadas en gran escala a Venezuela es que exista paz social y política en el país”.

CONDICIÓN 2 PARA INVERTIR. El 87% considera obligatorio que exista un nuevo marco jurídico que proteja a los empresarios como condición para invertir en Venezuela.

NUEVO SECTOR EMPRESARIAL. EL 66% cree que en Venezuela está surgiendo un nuevo sector empresarial, es decir, nuevos emprendedores que cada día están ocupando más espacios y se están fortaleciendo.

NUEVAS ACTIVIDADES EN EL PAÍS. El 53% dice que hay muchas actividades económicas en distintos lugares del país, que están moviéndose y creciendo con mucha fuerza actualmente. Sin embargo, el 58% sostiene que en la provincia este crecimiento es menor que el que se registra en Caracas.

INVERSIONES EN ÁREAS RESERVADAS AL ESTADO. El 67% considera que los empresarios venezolanos deben participar en las actividades reservadas al estado (petróleo, gas, minería, petroquímica y servicios).

El estudio realizado por Datincorp demuestra el interés y compromiso del sector empresarial con Venezuela y con su recuperación económica.

Aquí el estudio completo:DATINCORP-Estudio Percepción País-Febrero 2021

Lea también:

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN