Ricardo Cusanno, abogado, presidente de Fedecámaras, advierte que el panorama económico de Venezuela es desalentador, con otra caída, del 32%, en la economía en 2020 y una hiperinflación cercana al 4.000%.

Sobre la llamada “Ley Antibloqueo”, manifestó que la ley en ciernes proviene de una Asamblea Constituyente “que tiene estas falencias en términos jurídicos y de legitimidad. Pero además sabemos cómo es de volátil aquí”, dijo sobre los frecuentes cambios en las decisiones de quienes ostentan los símbolos del poder.

“La confianza y la credibilidad internacional está disminuida”, expresó.

Destaca que luego de un marco de sanciones externas dirigidas hacia líderes oficialistas y al sector petrolero, existe un sobrecumplimiento de las funciones, de las sanciones. que termina por aislar mucho más al país en materia económica

“A todos los venezolanos nos ven como veían a todos los musulmanes después del 11 de septiembre de 2001. ¡No! fueron dos que estrellaron un avión y el resto es gente decente …como puede serlo cualquier venezolano”, dice sobre las medidas aplicadas por Estados Unidos contra la alta cúpula del chavismo y Pdvsa.

Elecciones de diciembre

Sobre las elecciones del 6 de diciembre, en las que el chavismo se apresta a sustituir formalmente la actual Asamblea Nacional , Cusanno advierte que “no le sirven a nadie”.

Resalta que sin un acuerdo político de largo plazo entre todas las partes involucradas será imposible superar la debacle de la economía, ni mejorar las condiciones sociales de millones de empobrecidos ciudadanos.

“No somos neutrales ante las condiciones del país”, dice en entrevista en video para El Estímulo. Las elecciones legislativas que organiza el chavismo para el 6 de diciembre “no le van a servir absolutamente a nadie” por falta de condiciones para sostener la institucionalidad del Poder Legislativo.

Además de condiciones electorales debe haber condiciones post electorales para que el parlamento pueda sostener la institucionalidad como casa de las leyes y la discusión política donde puedan hacer vida todas las corrientes, considera.

“Los ciudadanos en Venezuela no queremos ser China, Zimbabue mucho menos Cuba o Somalia. Tampoco queremos igualarnos a un país europeo o Estados Unidos, queremos construir nuestra propia democracia, con nuestros valores venezolanos”, agrega.

Fuente: El Estímulo

Lea también

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN