La nueva reforma tributaria afectará a la inversión del sector privado, afirmó Ricardo Cusanno presidente de Fedecámaras.

El empresario señaló que la medida no beneficiará a la economía. Por el contrario, es más de lo mismo, y dibuja un panorama poco alentador para el año 2020.

“Luego de haber dilapidado los mayores ingresos petroleros de Venezuela el gobierno pretende subsanar las deficiencias, creadas por sus políticas, metiéndole la mano en el bolsillo a los empresarios», manifestó.

Cusanno indicó que se perdieron dos períodos de bonanza petrolera y se incrementó por seis la deuda pública.

«Ahora pretenden hacerles pagar a los consumidores porcentajes mucho más altos por usar divisas”, explicó.

Indicó que a esta situación se le suman las restricciones externas y la desesperanza que en algunas zonas del país se está viviendo.

El dirigente empresarial, que estuvo en Valencia en una actividad de Fedecámaras Carabobo expresó el impacto de la crisis en el sector.

“Salir de Caracas hacia las regiones, ver carreteras desoladas o con largas colas para echar gasolina; ver zonas industriales que en el pasado eran generadoras de progreso, bienestar y empleo, y hoy prácticamente están detenidas», expresó.

«Ver el campo venezolano en condiciones con poca siembra, casi desolado, no es un panorama que ayude. Es la mejor imagen que refleja los números que los estadistas están planteando”, agregó.

Leer más: El Estímulo 

Pin It on Pinterest

Share This