Empresarios denuncian que los entes competentes no protegen el derecho a la propiedad privada.

Propietarios de las residencias Atlántico Plaza lograron expulsar a los invasores que ocupaban, desde hace aproximadamente tres semanas, los apartamentos sin concluir.

Según explicaron los representantes de la inmobiliaria Grandes Inversiones, responsable de esta construcción, cuando los dueños de los apartamentos denunciaron la invasión, asumieron la situación y remitieron el caso a fiscalía, quienes en un plazo de una semana asignaron una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) para que identificara a los invasores y procedieran a desalojarlos. Sin embargo, la GNB no procedió y en fiscalía no tienen registros de los avances realizados por este ente en las últimas semanas.

Ante esta situación, y ante el miedo de los propietarios, Grandes Inversiones decidió tomar acciones para desalojar a los invasores y luego de continuas reuniones, este 9 de marzo consiguieron reestablecer el control sobre la propiedad, compuesta por dos edificios con 108 apartamentos por cada torre.

La inmobiliaria denunció que estos grupos delictivos son mafias organizadas con experiencia y contactos que les permiten ejercer con impunidad, con una estructura conformada por administradores, abogados, vigilantes, y un grupo de choque.

Su modo de operación se basa en ingresar al lugar, conseguir contratos con el formato de la empresa responsable de la construcción y repartirse las propiedades entre los miembros. Cuando los propietarios que veían movimiento en los edificios se acercaban a preguntar, estos grupos delictivos se presentaban como administradores y les pedían sus cédulas para poder ingresar. 

Sin embargo, en esta ocasión, aunque imitaron el formato de Grandes Inversiones, omitieron a la empresa constructora y permitieron constatar el engaño.

Aunado a esto, desde la inmobiliaria hicieron público que a pesar de las denuncias y alertas que se realizaron, estas bandas consiguieron estafar personas con la venta de propiedades en esta residencia.

Asimismo, informaron que estos invasores ya habían trasladado a las residencias un equipo de transformadores que daría abasto a los 108 apartamentos de una de las torres, materiales de construcción para finalizar la obra, e incluso contaban con vigilancia diurna y nocturna. “Tenían una organización cuasi-perfecta”, expresaron.

El próximo paso de Grandes Inversiones será la realización de una mesa técnica para analizar las condiciones y gestionar la culminación de la obra.

El presidente de la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar, Alexander Ayala, destacó que invasiones como esta que consiguieron evitar, disminuyen el precio de las propiedades aledañas, y señaló el caso de la invasión de lo que iba a ser el Centro Comercial Villa Granada.

Explicaron que en la actualidad hay muchos apartamentos en obra gris porque el costo de amueblarlos es muy elevado, y los propietarios prefieren mantenerlos así hasta que mejoren las condiciones económicas para realizar la inversión.

Para Fedecámaras Bolívar, estos hechos tienen como consecuencia que los pocos empresarios que sueñan con invertir en la región, se vayan, porque el gobierno y sus cuerpos de seguridad no hacen cumplir la ley ante estos grupos delictivos organizados, y consideran que la crisis no es justificación para violar la propiedad privada, establecida en la constitución.

“Si no se penaliza al invasor, se sobreentiende que se aprueba, y estas situaciones se multiplicarán. Desde Fedecámaras Bolívar hacemos un llamado para que hagan cumplir el derecho a la propiedad privada.”, indicó el presidente de Fedecámaras Bolívar, José Alfredo Olivo.

Por su parte, el primer vicepresidente de Fedecámaras Bolívar, Austerio González, recalcó la importancia de que fiscalía y cuerpos de seguridad investiguen y den con las personas que están detrás de estos grupos delictivos de invasiones programadas y organizadas.

Finalmente, manifestaron preocupación por la impunidad y facilidad con que se hacen las invasiones y por el hecho de que en un año electoral como este, los políticos puedan considerar apoyar estos delitos. 

Fuente: Fedecámaras Bolívar

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN