El presidente de Fedecámaras Portuguesa, Osman Quero Pérez, exhortó a la colectividad y al sector comercial, a continuar cumpliendo con las normas sanitarias establecidas a nivel mundial para controlar la prepagación del COVID-19.

«Es nuestro deber quedarnos en casa, resguardarnos es la mejor forma de evitar contagios. Lo importante es continuar con la normativa que exige este tipo de crisis sanitaria y que se ha difundido a través de todos los medios», afirmó Osman Quero, presidente de Fedecámaras Portuguesa, al cumplirse los primeros 30 días de la cuarentena establecida por la administración de Nicolás Maduro, ahora extendida 30 días más a causa del coronavurus, Covid-19.

Acotó que ante el anuncio hace una semana del primer caso de coronavirus en Portuguesa, la exigencia de confinamiento es mayor. «La movilización que tengamos que hacer por el desempeño laboral o compra de víveres, debemos hacerla con el mayor cuidado posible, sobre todo en el municipio Turén, donde se registró el caso positivo».

Para Quero Pérez, el distanciamiento social de por lo menos un metro entre persona y persona y el no dejar que ninguna usuarios ingrese a un establecimiento sin tapabocas, son normas prioritarias para el sector comercial.

Combustible

El presidente de la cúpula empresarial del estado Portuguesa, también hizo un balance sobre la afectación que ha dejado al sector agrícola el desabastecimiento de combustible, que se ha registrado no solo en Portuguesa, sino en todo el país

«El sector agrícola se ha sometido a mucha presión como consecuencia de la de hiperinflación que tiene el país. En la actualidad, además, a la pandemia se suma y afecta aún más las fallas en el suministro de combustible, que ha hecho que la situación sea más dramática», indicó.

La baja distribución de gasolina y gasoil, ha impedido que las cosechas de distintos rubros puedan ser sacada de los campos a las plantas.

«Ahora necesitamos que antes que el periodo de lluvias se presente, los agricultores del país puedan contar con lo necesario para preparar sus unidades de producción para la próxima siembra de maíz, la más importante del año», expresó Quero Pérez, indicando que a su juicio no ha sido la metodología de distribución lo que ha fallado, «no se puede repartir lo que no hay».

Por último, reconoció el trabajo y esfuerzo que el sector salud ha puesto como la primera línea de atención de los contagiados de COVID-19 en Venezuela y el mundo.

«Nos unimos a las exigencias que han hecho con respecto a la dotación de insumos y que es preocupante para los pacientes y para el mismo personal que se sometan a tanto riesgo. Este es el momento de actuar conscientes y unidos para evitar que Portuguesa y Venezuela sufran mayores consecuencias», manifestó Quero.

Con información de Diario Última Hora Digital 

Lea también: OIT asegura que crisis por Covid-19 afecta a 81% de los empleados a nivel mundial

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN