Gran parte de los empresarios venezolanos del siglo XX se encuentran entre los pioneros a nivel nacional por sus iniciativas sociales, promoviendo el desarrollo del país. En la actualidad, algunos de estos proyectos aún existen y son ejemplo para las nuevas generaciones. Tal es el caso del modelo de Responsabilidad Social Empresarial desarrollado por Don Eugenio Mendoza Goiticoa, a quien se le rinde homenaje cada vez que Fedecámaras otorga el reconocimiento que lleva su nombre, este año, en su 8 va. entrega.

El abogado Blas Delascio Espinoza, quien estuvo muy vinculado al grupo de Empresas Mendoza desde muy joven, relató en Informe Fedecámaras una breve historia de la vida de Don Eugenio Mendoza Goiticoa, hombre insigne que fue parte de su formación, “mi incorporación a la organización fue apenas a los 20 años, siendo estudiante de derecho (…) ha sido un transcurso de muchos años en el área de formación humana y profesional“.

Eugenio Mendoza Goiticoa fue un hombre trabajador, humanitario y de gran vocación por sus valores de solidaridad. A los 17 años se inició como trabajador en una alfarería junto a su hermano Carlos Mendoza, lo que constituiría su primera experiencia profesional, “eso indicaba lo que en su interior estaba formándose, la vocación de un empresario”, y que posteriormente se convirtió en una proyección social que buscaría que la persona se formara, trabajara con mística para que el desarrollo fuera también parte de él y a su vez permitirle un provechoso futuro laboral, señaló Delascio.

Además, comentó que Mendoza Goiticoa promovía el desarrollo empresarial con una visión social de país, con estabilidad, de un trabajo de beneficio a la familia. “Había un punto en desarrollo necesario que era la vivienda, la consolidación de la familia“, por lo que en 1958, como producto de la necesidad de organización en esa área para la época, ve con interés la creación de la ‘Fundación de la Vivienda Popular’, que significó el primer paso al desarrollo organizado de lo que la vivienda requeria, “no sólo en lo que es vivienda estructuralmente hablando, si no en la formación del ciudadano para que conociera su organización, mantenerla en buen estado“.

Asimismo, afirmó que “el reconocimiento es un valor humano hacia la empresa social que emprende y forma” pues en él se expresan todos los valores que promovía Don Eugenio Mendoza Goiticoa.

Pin It on Pinterest

Share This