El presidente de Fedecámaras Portuguesa, Omar El Chumary, se pronunció desde Acarigua  sobre la suspensión  de la visita a nuestro país de la comisión de alto nivel de la Organización Internacional del Trabajo. (OIT). En un comunicado de prensa, El Chumary calificó como muy grave y lamentable que no se  pudiese constatar las denuncias por supuesta violación del Estado venezolano a las normas establecidas por el organismo mundial.

El Chumary señaló que este hecho podría repercutir en consecuencias negativas para Venezuela, dadas las denuncias formuladas desde Fedecámaras relativas a ataques a la propiedad privada y a las violaciones de normativas especiales. Es preocupante, dice en el escrito, que se postergue o niegue el diálogo con el Gobierno. “Es urgente tomar los correctivos y aplicar  parte de las sugerencias realizadas por la OIT en el año 2014”.

La visita de la OIT  no se pudo llevar por la ausencia de la formalidad solicitada por el máximo organismo del trabajo para reunirse con los diferentes movimientos sindicales e instituciones sociales, precisó El Chumary.

En otro tema, el comunicado de Fedecámaras expresa la  preocupación del gremio ante el éxodo de venezolanos a países de centro y suramérica en busca de supervivencia. “Esto se traduce en la pérdida de mano de obra calificada y no calificada por la falta de políticas públicas que garanticen el bienestar de los trabajadores y de sus familiares.”

Criticó que “el Gobierno nacional afila artillerías para nuevas elecciones, mientras los ciudadanos reclaman sus carencias: hambre, falta de trabajo digno, techo, educación y salud”.

Según el Chumary, “el sector empresarial está comprometido en seguir trabajando por Venezuela, pero el Ejecutivo nacional de una vez por todas debe escuchar al pueblo e, incluso, dar respuestas a quienes votaron por ellos, porque cada día que pasa son más los venezolanos que sufren por no contar con garantías para vivir bien en este país”.

El Pitazo

Pin It on Pinterest

Share This