En 80% se ubica el desabastecimiento a nivel nacional, situación que se repite en el estado Anzoátegui, según el presidente de Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecamaras) en Anzoátegui, Héctor Luna.

Aseveró que tal panorama es producto de las ineficientes políticas económicas y alimentarias por parte del Gobierno central.Aseveró que las empresas están en niveles críticos de inventarios y estimó que la mercancía existente alcanza hasta junio.

Comentó que las empresas independientes están de manos atadas por la presión del organismo central, desde donde obligan a enviar la producción a las regiones centrales, dejando aún más desabastecidos otros estados, según Luna.

Exhortó al Estado a incentivar la producción, para lo que planteó la vía de generar seguridad jurídica para atraer la inversión y los patronos se sientan confiados, sin temor a ser expropiados de sus bienes y la vía del cambio del modelo político y económico.

El representante regional de Fedecámaras resaltó -además- que parte de la escasez es consecuencia de la dificultad para cubrir el costo de producción por el marcado control de precios que mantiene la mayoría de los rubros congelados, pese a los incrementos en los salarios y el constante crecimiento en los índices inflacionarios.

Luna comentó que la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) ha actuado mal desde siempre, puesto que en lugar de trabajar para el Estado, debe trabajar con los empresarios y para el pueblo en la sinceración de precios.Advirtió que la población está cansada de las colas y “la gente con hambre es explosiva”.

(15-05-2016)

Fuente: El Norte

Pin It on Pinterest

Share This