El presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, afirmó en una entrevista en Unión Radio, la necesidad de reactivar la economía del país cumpliendo los protocolos de seguridad,

“Urge que la economía se reactive”, cumpliendo con lo más estrictos protocolos de seguridad, afirmó Ricardo Cusanno, presidente de Fedecámaras.  “Lo más importante es la salud de la población. De nada nos sirve que vayamos a un proceso de reactivación y que en 15 días tengamos un caos por casos de infectados”.

Protocolos construidos en consenso

Somos partidarios de reactivar la economía, solo si se hace con unos protocolos construidos, con todas las instituciones del Estado, de la mano de la institucionalidad empresarial y laboral. La flexibilización debe hacerse de manera progresiva y ordenada.

Ya existen protocolos para el retorno del sector comercial, del sector industrial, construcción, pero todo dependerá de la certidumbre del combustible, señaló Cusanno.

Afirmó que si no hay acceso a servicios, flaco favor le estamos haciendo a la población.

Las condiciones se deterioran cada día más

El presidente de Fedecámaras manifestó que varios sectores han podido dialogar con ministros y funcionarios del gobierno de Maduro, para tratar de coordinar la mejor forma de articular la reapertura económica y las condiciones reales del país. “Las condiciones se deterioran cada día más” y se hace más complejo reabrir.

Hay sectores muy críticos, como el primario. Pero la economía siempre va a volver, aunque sea más enana.

Fedecámaras desde el inicio de la cuarentena, presentó las recomendaciones y propuestas del gremio empresarial, y cada sector ha ido haciendo propuestas, tomando en consideración experiencias exitosas de otros países y adaptándolas a nuestra realidad.

Cusanno aseguró que lo más importante es la salud de la población, pero a diferencia de otros países, Venezuela necesita con urgencia la reactivación económica. Los venezolanos viven con el dilema de no trabajar y morir de hambre o salir y correr el riesgo de enfermarse.

Reiteró el compromiso de la empresa privada de seguir generando y manteniendo los puestos de trabajo y produciendo los bienes y servicios que demanda la población.

Lea también:

Fedecámaras: Sin entendimiento, confianza y acuerdos, no cesará la crisis coyuntural ni estructural

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN