El panorama zuliano está carente de iluminación; con escasez de transporte urbano; irregularidad en el suministro de agua; falta de señalización en la vía pública y problemas con la recolección de los desechos.

Los fallas eléctricos han afectado significativamente al sector industrial, los cortes programados superan las 6 horas, por lo que para los zulianos les toca “cazar la luz” para trabajar.

“La entrada de productos colombianos, representa una dura competencia para los golpeados productores nacionales”, reseñó Fedecámaras Zulia en nota de prensa.

El sector construcción continúa paralizado en un 95% y en el sector comercio y servicios evidenció una caída de 64.2% con relación al último estudio.

Ganaderos utilizan métodos ancestrales

Además de lo planteado, el acceso al suministro de gas (bombonas), insumo fundamental para la elaboración de alimentos y otros procesos operativos en el sector ganadero, es prácticamente nulo, lo que ha obligado a algunas unidades productivas a regresar a métodos ancestrales y utilizar la leña para cocinar y calentar el hierro para marcar los animales.

En materia de seguridad, el sector ganadero sigue siendo afectado por el abigeato, robo en las unidades de producción y presencia de grupos irregulares que mantienen en vilo las zonas de producción del sur del Lago, la extorsión es un elemento a la que algunos productores están expuestos.

El Estado venezolano no garantiza calidad de servicios públicos

El servicio de telefonía pública se ve interrumpido por el robo de cables de las líneas y los propietarios de los negocios pagan para restablecer las telecomunicaciones.

Muchos productos siguen siendo sustituidos por importaciones y otros están siendo fabricados con materia prima reciclada, indistintamente de su uso y consumo, lo cual despierta una serie de alarma al no ser procesadas debidamente, pudiendo afectar la salud de la población.

Las empresas que medianamente se han podido sostener con la adquisición de plantas eléctricas también han sido afectadas por la escasez de su respectivo combustible por lo que pudiera avecinarse un proceso intenso de cierre de empresas de forma definitiva.

Adicionalmente, las extorsiones al sector empresarial; inexistencia de créditos y/o facilidades para disponer de recursos financieros para adquirir materia prima; la falta de disponibilidad de divisas; hacen cuesta arriba que el gremio pueda mantener sus puertas abiertas a largo plazo.

No obstante, el presidente de Fedecámaras Zulia, Armando Chacín, aseguró en la 55° Asamblea Anual de Fedenaga, “Asumiendo Retos Superando Desafíos”, que los agroproductores, y demás sectores productivos del país, seguirán trabajando a pesar de la falta de insumos, combustible y electricidad.

Fuente: Descifrado

Pin It on Pinterest

Share This