Las transacciones comerciales en el estado Táchira se realizan con divisas extranjeras, como el peso colombiano y el dólar, señaló el presidente de Fedecámaras en esa entidad, Daniel Aguilar. 
Explicó que en la región se viene observando cómo “la mayoría de las personas están comercializando con peso colombiano y otros con dólares, pero lo que no se ve en la entidad es la circulación de bolívares”. 
Indicó el dirigente gremial que los bancos en el estado no tienen flujo de efectivo. Las personas acuden a las instituciones financieras y para retirar 50 mil bolívares deben solicitar autorización del gerente, esto es “algo inaudito”. 
 
Mientras que “en los locales comerciales e incluso con los mismos vendedores ambulantes se pueden conseguir dólares y pesos, dijo el empresario. 
 
Asimismo añadió que en la entidad andina los comerciantes y prestadores de servicios reciben cualquiera de los dos tipos de divisas, ese es el común del tachirense ya que las personas lo que tienen en sus carteras son pesos y dólares.
 
Emergencia situacional 
Ante esta situación el economista Manuel Sutherland quien fue consultado al respecto señaló que se trata de una emergencia situacional. 
Comentó que sobre todo en los estados fronterizos se está viendo la circulación del peso colombiano, un poco el real brasilero y también hay una gran cantidad de dólares. 
El especialista refirió que “el gobierno liberó las restricciones para los pagos en divisas y ahora es perfectamente legal, no hay mayor problema para pagar y vender en divisas y eso más que un cambio programado fue un asunto de necesidad”. 
Sutherland sostuvo además que “el último cambio del cono monetario que se hizo el 20 de agosto de 2018 y con la reciente ampliación, lo que se evidenció fue que prácticamente no hay billetes de ese cono, no hay dinero físico en la calle o hay una cantidad muy limitada”.
El experto en finanzas destacó que “no hay el papel moneda suficiente requerido para imprimir los billetes en la casa de la moneda, porque es importado y no hay dinero para ello”. Ante esa dificultad de traer el papel para imprimir dinero, el gobierno ha tendido a permitir la circulación de otras divisas en el país. 
Manifestó que “los pesos y los dólares que circulan tienen mucho más poder de compra que el bolívar. En su opinión “nuestra moneda incluso estando en el banco, tiene dificultades ya sea por los límites de las tarjetas de crédito, de débito, problemas de conectividad de internet, o con el servicio eléctrico; entonces pagar en divisas es más fácil y más rápido en muchos casos”. 
Argumentó que “eso no es una solución, más bien diríamos que es una emergencia situacional para que el comercio se pueda mover un poco”. También se refirió a la dolarización y fue enfático al señalar que en este momento es inviable porque para dolarizar al país se necesita gran cantidad de dólares y la economía nacional no cuenta con ese capital. 
A su juicio la economía prácticamente no tiene dinero “la cantidad de dinero en bolívares, no digo impreso, sino como liquidez monetaria ampliada como “M2” alcanza al tipo de cambio oficial, a algo así como 800 millones de dólares, entonces no hay realmente dinero en la economía. 
Sugirió tener un tipo de cambio perennemente subvaluado, una política fiscal bastante austera y una política monetaria muy disciplinada.

Fuente: El Universal

Pin It on Pinterest

Share This