Si algo ha quedado claro para quienes estuvieron presentes en la 76 Asamblea Anual de Fedecámaras es que una nación productiva debe ser incluyente, siendo este el secreto para mejorar muchos de nuestros sectores. En el marco de esta asamblea, se realizó el conversatorio “Por una Nación incluyente y productiva”, en el que participaron personalidades de los diferentes sectores del país, entre ellos: Juan Carlos Roldán, partner de KOMUNIKA LATAM; Luisa Pernalete, coordinadora de Educación para la Paz en Fe y Alegría; Carlos Aguiló director de Innovación Estratégica en Ecoem;  León Arismendi, director general de INAESIN y Luz Mely Reyes, cofundadora y directora Efecto Cocuyo. 

El conversatorio estuvo moderado por Alberto Afiuni, socio ejecutivo de EY Venezuela,  y tuvo como centro, la importancia de cada sector y de los consensos para formar esa Venezuela necesaria para un cambio político y social. 

Se necesita esperanza y energía para alcanzar los cambios

Juan Carlos Roldán, partner de KOMUNIKA LATAM; expresó que frente a los desafíos se requiere esperanza y energía y que son elementos primordiales para lograr un cambio. “Uno debe participar e incluirse, debo acercarme, es importante que todos olvidemos el Qué hay que hacer y empezar a pensar en QUÉ VOY A HACER?”.

Un ingrediente para conservar esa energía y esperanza es el celebrar los pequeños logros ante las grandes derrotas que tiene el país actualmente.  Para Roldán se debe destacar cualquier intento de la comunidad de formar encuentros donde se discutan cambios y participar en ellos. 

Otro elemento primordial es el hacer negocios con propósito, donde el verdadero desafío es cómo lograr modelos de desarrollo económico, orientados al desarrollo social, donde la gente sea el centro, aclaró Roldán.

Sin educación no hay presente ni futuro

Por su parte Luisa Pernalete, coordinadora de Educación para la Paz en Fe y Alegría, expresó que ni Venezuela ni ningún país, puede superar un proceso de transición sin educación de calidad. Para ella una parte clave del cambio requiere que el sistema educativo se actualice. Porque “en Venezuela la educación no entró en emergencia con la cuarentena producto de la pandemia, la educación ya tenía años en emergencia”. 

Expresa que este deterioro empieza con los salarios, nuestro país tiene los docentes peores pagados de América Latina. Cada año disminuye de manera importante la cifra de nuevos profesores o aspirantes. “Hay que invertir mucho en la formación del docente y el salario del docente, tenemos los docentes peores pagados de América latina”. 

Un buen maestro puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de un niño” aseveró.  

Al igual que los salarios, los centros educativos públicos requieren de inversión y de cambios drásticos, pues no cumplen con los requisitos necesarios para darle un buen futuro a un niño. “Si un joven no tiene educación, no tiene presente ni futuro”.  Ningún país ha salido de una crisis sin educación vigorosa

La innovación y el emprendimiento

Carlos Aguiló expresó que el venezolano normalmente confunde la tecnología con innovación únicamente, “no nos damos cuenta que la tecnología es el método de desarrollo más real que hay hoy en día, un elemento que puede ser útil en todos los sectores productivos y que puede ser fundamental para el desarrollo de una economía competitiva”.

La economía digital es el principal sector de crecimiento, que se puede adaptar teniendo la inversión necesaria en tecnología para las distintas instituciones del país. 

No tenemos que esperar que pase nada para enfrentar esta realidad, más bien desde las oportunidades de la crisis es cuando se hace más necesario este desarrollo”, indicó Aguiló.

La idea es estimular una conversación que no solo ponga a la innovación y el emprendimiento como una actividad más, sino que se le dé el valor que puede tener para generar un efecto dinámico en el crecimiento de la economía, indica el especialista de ECOEM.

Es hora de estimular el talento que tiene Venezuela (…) los venezolanos somos bastante creativos y bastante capaces de afrontar nuevos retos”, indicó. Pasar de un paradigma competitivo a un paradigma colaborativo es necesario para que fluyan los procesos de innovación.

Por un empleo productivo y bien retribuido

El director general de INAESIN, León Arismendi, expresó que el modelo rentista es necesario ya darlo por superado, porque en estos últimos años puso en evidencias sus enormes carencias. Los actores sociales deben poder interactuar en una sociedad donde todos se incluyan en equidad desde sus nichos.

En cualquier país democrático o con una economía productiva, es indispensable que la fuerza del capital y la fuerza del trabajo puedan interactuar”, añadió. 

En estos tiempos de crisis se toma la informalidad laboral como un problema, pero hay que empezarlo  ver como una realidad, “la realidad nuestra es que estamos en un país donde el trabajo perdió todo su valor” aseveró.

Arismendi expresó que en esta nueva normalidad para que la informalidad disminuya tiene que haber un incremento del aparato productivo. Mientras eso sucede, toda persona tiene derecho a un empleo productivo y bien retribuido.  

Es necesario asumir el tema del trabajo informal como un hecho. El emprendimiento tiene que ser comprendido como una labor necesario”.

Venezuela debe ser diversa y plural

Luz Mely Reyes, periodista cofundadora y directora Efecto Cocuyo, manifestó que el país sufre un proceso de falta de comunicación, donde la única ventana informativa del venezolano son las redes sociales, “donde se pueden decir cosas ciertas y cosas falsas”

Venezuela debe ser diversa y plural y permitirse la oportunidad de vernos escucharnos y discutir, para esos deben estar abiertos al público y al pueblo distintos medios donde poder expresar esas miradas”, expresó. 

La creación de un país incluyente y productivo es muy importante porque Venezuela tiene que ser mejor, afirmó la periodista.

Generar espacios para buscar consensos que construyan una mejor Venezuela, y así aprovechar la oportunidad de escuchar y comprender sin importar las diferencias.

Además debemos entender que la realidad del país va más allá que lo que se ve en los medios de comunicación.

“Independientemente de las diferencia a los venezolanos nos une un gran amor por Venezuela”.

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN