El primer vicepresidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Ricardo Cusanno, lamentó que el sector empresarial venezolano “no haya sido tomado en cuenta para las reuniones económicas con China” y consideró que “no se les han brindado oportunidades a los inversionistas nacionales”.

En relación a las medidas económicas aplicadas por el Ejecutivo nacional, el dirigente empresarial estima que “son insuficientes, pues el problema en Venezuela es estructural”.

En el programa Diálogo Con… que transmite Televen, puntualizó que “una de las propuestas que considera necesarias para superar la crisis económica y social es aceptar una ayuda humanitaria para el país”.

Cusanno considera que todo plan económico para enfrentar la crisis en Venezuela “debe incluir a la diáspora ante la actual deficiencia de talento humano en el sector productivo nacional, debido a la gran cantidad de venezolanos que han abandonado el país”.

Enfatizó que “la única manera de reconquistar a un venezolano que se fue no es ofreciéndole un pasaje de regreso, es ofreciéndole condiciones laborales y de país para que regrese, y para eso se necesita dinero que el Estado y los empresarios no tienen”.

“En un plan de recuperación económica debe estar inserto una importante partida para rescatar el talento humano que se nos fue”, aseveró.

En cuanto a los sectores críticos de la economía, Cusanno indicó que “todos” se encuentran en dificultades, y resaltó que “los primeros que hay que abordar son los de servicios que están en manos del Estado como electricidad, agua y telefonía”.

Por otra parte, se refirió al sector Comercio, el cual “se encuentra con un cliente golpeado por la hiperinflación” y con “poca capacidad de compra”, señaló.

Asimismo explicó que aunque es relativamente reciente la reconversión monetaria, el problema con la disponibilidad de efectivo continua, lo cual afecta muchas actividades económicas.

El empresario advirtió que en el sector industrial, en los últimos 20 años, “de 12 mil empresas quedan 3 mil 200, 900 en manos del Estado”, y en el comercial se estima que “hay 50% menos de comercio que hacen vida en la actualidad”.

El integrante de Fedecámaras, señaló que se aspira a “un modelo de país que respete la propiedad privada”, por lo que exhortó al Gobierno Nacional a “respetar al sector privado para así poder superar las actuales dificultades”.

Indicó que se deben eliminar “los controles asfixiantes que han paralizado a los sectores del comercio y la importación”.

Igualmente recomendó al ejecutivo implementar un diálogo sincero, “que no sea un monólogo y acudir a los organismos internacionales para obtener financiamiento, renegociar la deuda y recuperar la confianza con los acreedores y proveedores” y que “cada empresario, reactive su empresa”, dijo Cusanno.

Finalmente Cusanno hizo un llamado al sector público para que entienda que “mientras no tome medidas para proteger al sector.

 

Fuente: El Universal

Pin It on Pinterest

Share This