El presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, señaló que no puede haber ninguna posibilidad de recuperar la economía venezolana, cuya industria trabaja con entre 10% y 15% de capacidad instalada, sin restablecer la capacidad crediticia de la banca. 

Cusanno señaló que el sistema bancario no puede prestar ni 50 millones de dólares para un proyecto importante y lamentó que una banca que había llegado a ser reconocida por su modernidad, capacidad financiero y vanguardia, hoy esté tan «minimizada».

«Sin crédito no se reactiva el crecimiento económico y el consumo. La capacidad de crédito es vital que se regenere, a escala nacional e internacional, para que el país tenga la oportunidad de ser competitivo otra vez», señaló Cusanno.

La dolarización no es sostenible 

Para el presidente del gremio cúpula del empresariado, la dolarización informal de la economía es una consecuencia lógica de la pérdida del valor del bolívar, de manera que las personas buscan una divisa que funcione como protección; sin embargo, considera que este proceso no es sostenible en el tiempo si no se formaliza y se sustenta en normas legales claras.

Los consensos no se construyen a palos

Ricardo Cusanno, como presidente de Fedecámaras, se mostró partidario de que la salida a la crisis se consiga mediante el consenso más amplio. «No hay forma de que el empresariado se mantenga vigente y se  pueda reflotar la economía sin consensos amplios y los consensos no se construyen a palos. La economía no puede resurgir sin negociación, porque estamos en un país devastado por negligencia y corrupción. No podemos enfrentar los retos de sortear la reconstrucción sin una estabilidad política e institucional mínima. La negociación es la única solución».

Fuente: Banca y Negocios

Pin It on Pinterest

Share This