Caracas, 15 de marzo de 2020.- En esta compleja situación que vivimos, el sector empresarial organizado en Fedecámaras, quiere manifestar no solo la preocupación ante el anuncio de la presencia en Venezuela del Coronavirus Covid-19, sino principalmente ofrecer nuestro inquebrantable compromiso por mitigar su impacto en la población y en la ya deteriorada economía de la nación.

Venezuela, su sector productivo, sus ciudadanos,  tanto los que hoy están acá como los que están fuera, están conscientes de lo que significa para el país, tener que enfrentarse en las actuales circunstancias a esta pandemia mundial, que sin duda alguna, tendrá severos impactos que requerirán de un oportuno y necesario plan de acción, que garantice su contención y mitigue los efectos en nuestra población.

A pesar de nuestra realidad económica, con un aparato productivo nacional  trabajando aproximadamente  en un 30% de su capacidad instalada, con carencias estructurales por la deficiencia de los servicios públicos, la falta de talento humano, sin olvidar la ausencia de seguridad jurídica, personal y económica, aun con este entorno,  nos comprometemos a hacer todo nuestro esfuerzo en mantenernos operativos,  con el único objetivo de seguir respondiendo a las necesidades de la población; por tal motivo, desde el mismo momento que se confirmó la presencia del coronavirus en el país, hemos mantenido contacto continuo con todos los sectores productivos a nivel nacional, alineando esfuerzos para mantener operativa la cadena de suministros y así seguir ofreciendo los bienes y servicios que demanda la colectividad. 

El sector privado, empresa y  trabajadores, son los más capacitados para operar dicha cadena de suministros y nos comprometemos a seguir haciéndolo con las garantías de seguridad para todo nuestro entorno.

Hoy, se requiere la articulación y cooperación de  todos, que el diseño de las respuestas a esta  situación sea construida, validada y ejecutada de manera conjunta entre Estado, empresa y trabajadores.

Uno de nuestros principales objetivos es proteger y mantener a nuestros equipos de trabajo, razón por la cual se les permitirá laborar minimizando los riesgos. La salud y el bienestar de nuestra gente, está por encima de todo.

Venezuela exige respuestas oportunas, exige que sus líderes dejen a un lado las profundas diferencias. Todos debemos asumir la responsabilidad que tenemos ante la sociedad y ofrecer de manera solidaria los recursos y capacidades existentes.

Tenemos que trabajar de manera conjunta, articulada,  para poder dar respuesta a nuestros conciudadanos que verán agravada su situación humanitaria por la llegada del coronavirus. Demostremos que el interés común está muy encima de los beneficios particulares.

En este sentido, es imperativo poner a disposición del país los mejores profesionales, los recursos materiales y técnicos requeridos en materia de alimentación y salud, para  desarrollar una labor eficiente.

Por la realidad que vive Venezuela, con una profunda crisis económica y social,  se requiere hoy más que nunca, se solicite de inmediato toda la ayuda financiera y humanitaria que sea necesaria. 

Nuestro llamado es a la actuación responsable de todos los actores políticos y sociales del país, lo central en este momento es superar esta compleja situación; y lo importante es superarlo juntos como Nación, es la única manera de poder responder de manera eficaz a la pandemia que hoy nos afecta y que ha traído trágicas consecuencias sociales y económicas a gran parte del mundo.

Desde Fedecámaras, el sector empresarial privado, ratifica su compromiso con el país, y exhorta al cumplimiento de las medidas y recomendaciones emanadas por las autoridades e instancias competentes.

Nuestro compromiso y solidaridad es con Venezuela.

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN