La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras),  es partidaria de que se considere con «seriedad e importancia» la desescalada del confinamiento nacional que cumple casi ocho semanas, en vista de la necesidad de los ciudadanos de producir.

Fedecámaras resalta los protocolos y normas de prevención que han llevado delante de manera exitosa algunas empresas priorizadas (alimentos y medicinas), y que incluso en muchos casos han resultado mucho más rigurosos que las recomendaciones dadas por los organismos competente, todo con el objetivo de proteger a los empleados y a la colectividad en general.

«El sector empresarial venezolano lo mueve un propósito superior que es atender las necesidad del país, a pesar de los controles, ausencia de servicios públicos y la falta de gasolina. Los empresarios venezolanos han echado el resto en donde los han permitido trabajar», afirmó Carlos Fernández, primer vicepresidente de Fedecámaras en entrevista en Unión Radio.

Consideró que, así como ha ocurrido en otros países donde se han reabierto algunos sectores productivos y comerciales, en Venezuela es posible armar un plan que permita el regreso a la normalidad, salvaguardando las normas de prevención y así evitar nuevos contagios.

Fernández sugiere intentar la progresiva flexibilización «con estricto control» y evaluar el comportamiento de la enfermedad, «es preferible a que se ejecute así, a que la gente no aguante más y se produzca una reanudación sin programación».

 

Fuente: Unión Radio

 

Lea también:

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN