El primer vicepresidente de Fedecámaras, Carlos Fernández, manifestó que el empresariado venezolano continúa realizando planteamientos al poder ejecutivo para preservar el aparato productivo nacional durante la pandemia de covid-19.

Sin embargo, Fernández resaltó que, a la fecha, ninguna de las estrategias propuestas por la principal patronal ha obtenido respuesta concreta.

Destacó que los esfuerzos del sector privado están enfocados en mantener las fuentes de trabajo formal, así como evitar un mayor cierre de empresas.

«La transformación que exige el país necesita de una política económica integral que cubra todas sus áreas», expresó en entrevista con Leonardo Palacios, durante el programa «Tributos y Algo Más» de Fedecámaras Radio.

La nueva realidad

Al ser consultado sobre el desarrollo de un plan mínimo para hacer frente a la situación económica de Venezuela, agravada por la pandemia de coronavirus, Carlos Fernández, enfatizó que las decisiones no deben ser impuestas desde ningún poder.

En ese sentido, señaló que un proyecto legislativo, como la ley a los grandes patrimonios, aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), es insistir en «obligaciones de imposible cumplimento» para los ciudadanos.

«No se puede exigir impuestos al patrimonio cuando esos patrimonios están ociosos, cuando las compañías no son productivas; o cuando las empresas no están generando flujo de caja por las razones que sean»

El líder gremial agregó que, si las empresas mueren, el costo de la seguridad social y mantener a las personas en desempleo, resulta mucho más oneroso que estimular la economía en tiempos de pandemia.

Lea también:

* Fedecámaras: empresas del Estado deberían pasar a gestión privada con visión productiva y competitiva

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN