Hoy cumplimos 30 días desde que se decretó la cuarentena en el Estado, nuestra población debe estar consciente que afrontamos ese proceso de distanciamiento social, previamente sumidos en la peor crisis económica que haya conocido nuestra nación, luce obvio entonces que el nuevo componente pandémico, sólo podrá profundizar aún más las dificultades, por lo que resulta imperativa la adopción, a todos los niveles de autoridad, de medidas económicas coherentes.

Continuamos monitoreando los sectores económicos del Zulia, constatando fallas para operar en el sector alimentos fundamentalmente por falta de gasolina, la actividad agropecuaria está paralizada en más de un 40% debido a la imposibilidad para trasladar los insumos necesarios para la producción y para el posterior acopio de sus productos en los mercados locales. 

El sector distribuidor y comercializador de alimentos, no escapa al problema de la falta de gasolina, por cuanto el transporte público no está funcionando y a los trabajadores se les dificulta asistir a sus sitios de trabajo, paralelamente logran sortear con mucha dificultad sus tareas diarias, porque sus unidades mayoritariamente poseen motores diésel, que se consigue con algunas restricciones. 

Los únicos sectores activos, es decir, alimentos, medicinas y servicios médicos, representan aproximadamente un 28% de la economía regional, es decir, tenemos más del  70% del aparato productivo esperando el inicio de actividades y así poder mantener sus empresas operativas; en este sentido, hacemos un llamado a las autoridades competentes a revisar en los próximos días algunas opciones, para comenzar de manera paulatina la activación de algunas empresas o también ciudades donde la posibilidad de contagio del virus sea mínima, por supuesto bajo  las más estrictas normas sanitarias, esta reactivación escalonada evitará el colapso de muchas empresas y la consecuente pérdida de puestos de trabajo. 

Hay algunos alcaldes que aún no han tomado ninguna medida concerniente a la suspensión de pago de impuestos o servicios públicos, es obvia la necesidad de estas medidas ya adoptadas por los Municipios de Maracaibo, Cabimas y  Lagunillas, ¿qué espera el resto de las Alcaldías?  ¿Extinguir la iniciativa privada? ¿Acaso la viabilidad económica de sus cabildos no depende exclusivamente de la empresa privada? 

El servicio eléctrico, ha empeorado nuevamente, regresaron los cortes y fluctuaciones; las informaciones que tenemos confirman racionamientos de 3 a 6 horas diarias, muchas fluctuaciones y fallas técnicas en las estaciones de distribución; igualmente el servicio de agua potable ha experimentado cortes prolongados en sectores donde antes había flujo continuo y se mantiene la restricción en muchas poblaciones donde hace meses no llega ni una gota de agua, solicitamos a las autoridades soluciones rápidas y efectivas, nuestro clima,  aunado a la necesidad sanitaria de aseo personal permanente, imponen que  los servicios básicos y elementales funcionen,  si no, será muy difícil mantener a la población en sus hogares.  

También hemos monitoreado los precios de los alimentos e insumos básicos en nuestro Estado, el  aumento de  la liquidez monetaria en un 75,2%, sumado a las dificultades de las empresas para operar, que incrementaron sus costos de producción;  provocaron   un aumento promedio del 47% en los precios de los productos del sector alimentos e insumos personales; necesitamos aumentar la producción nacional, requerimos acceso al crédito bancario, solo un responsable manejo fiscal podrá  frenar el colapso de nuestra moneda, evitando así  la pérdida del poder adquisitivo de los ciudadanos. 

Al empresario Zuliano perteneciente a los sectores activos, nuestro apoyo solidario y nuestro llamado a mantenerse al frente de sus negocios en medio de la precariedad, asumiendo el reto que significa tener alimentos, medicinas y salud, disponibles para nuestra gente, al resto del empresariado inactivo por ahora, nuestro mensaje es al acatamiento de las medidas sanitarias, mantenerse en cuarentena y así evitar la propagación del virus.  

Fedecámaras Zulia trabaja en los escenarios post-pandemia y en probables planes de reactivación, debemos procurar que ninguna de nuestras empresas cierre.  

Lea también: Costo de la canasta alimentaria en Maracaibo alcanzó los $376

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN