Para que la economía zuliana pueda recuperarse y muchas familias tengan comida en sus mesas, es necesario que el comercio funcione continuamente, según lo afirma la presidenta de la Unión Empresarial del Comercio y los Servicios del Estado Zulia, UCEZ, Andrea Cruz Bracho.

“El ingreso de muchas familias venezolanas depende directa o indirectamente del comercio”, expone Cruz.

Más de la mitad de la población venezolana, según el Instituto de estadística nacional, forma parte del comercio, se beneficia y aporta para la economía nacional.

Destaca la presidenta de la UCEZ que los comerciantes formales han demostrado que pueden funcionar con normas de bioseguridad.

Prevenir mayor informalidad

La líder gremial advirtió que de seguir las restricciones para laborar se forzará a muchas personas a incursionar en el comercio informal y esto genera desorden, altos riesgos de contagio y disminución en la recaudación tributaria.

A criterio de Cruz Bracho, la historia ha demostrado que cuando trabajan juntos el sector público y privado el país avanza, hay progreso.

“Una muestra de ello es Ciudad Ojeda, que fue construida con el trabajo conjunto de ambos sectores; fue una de las primeras ciudades urbanísticamente planificadas de Venezuela”, dijo.

La propuesta de la UCEZ es que se mantenga activo el comercio; todos sus rubros, con normas de bioseguridad, para reimpulsar la economía regional y consolidar espacios de bienestar para las familias zulianas.

Con fotografía de Punto de Corte

Lea también:

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN