Hoy, 1º de mayo, “Día Internacional del Trabajador”, es la conmemoración del movimiento obrero mundial que conquistó la jornada de 8 horas en 1886, donde fueron ejecutados los “Mártires de Chicago” en plena lucha reivindicativa de los derechos laborales.

Es por ello, que desde FEDECAMARAS honramos a todos los trabajadores del país y líderes del sindicalismo venezolano que defienden hoy, su libertad sindical y demás reivindicaciones laborales buscando alcanzar, con su esfuerzo propio, el progreso y el crecimiento individual, familiar y colectivo, sin distingo de posiciones políticas o ideológicas.

Nos toca conmemorar esta fecha, en medio de una crisis mundial, la peor desde la Segunda Guerra Mundial, derivada de la pandemia del Coronavirus COVID-19, que ha afectado seriamente la salud de millones de habitantes en el mundo y que está causando enormes perturbaciones en los mercados de trabajo y en la economía global.

Por ello, desde el sector empresarial homenajeamos no solamente las luchas laborales del pasado, sino a todos aquellos trabajadores que hoy en día han tenido que luchar por sus derechos en medio de la mayor crisis que ha enfrentado Venezuela y que han tenido también, ante la situación de la pandemia, poner en peligro su propia salud por salvar la vida de otros, como son los trabajadores del sector sanitario del país.

Quisiéramos poder aliviar la angustia y la incertidumbre de los millones de hogares venezolanos, cuando tenemos que afrontar esta pandemia en las condiciones adversas que ya veníamos padeciendo, con las fallas en los servicios públicos, el alto costo de la vida por la hiperinflación, la escasez de combustible, la poca disponibilidad de recursos financieros estatales y de la banca pública y privada, agravado hoy, con esta terrible enfermedad y la estrepitosa caída de los precios del petróleo.

De por sí, la crisis económica y la pandemia, tendrán consecuencias negativas en la economía, en el mundo del trabajo y en la sociedad. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que, en 2020, cerca de 400 millones de empresas enfrentarán un riesgo de cierre y que las horas de trabajo y los empleos en el mundo, disminuirán en un orden cercano al 5%.

En Venezuela, aún no observamos un crecimiento exponencial en la curva de contagio, lo cual es positivo y esperamos que permita, más pronto que tarde, iniciar un proceso de reactivación y continuidad operacional en las empresas, para garantizar su sostenibilidad en el tiempo y la preservación de los empleos.

Por ello, FEDECAMARAS ha iniciado acciones para minimizar los impactos del COVID-19, reiterando su compromiso de mantener el funcionamiento empresarial y adoptar medidas en el ámbito económico y social que faciliten la reinserción del país en una dinámica de crecimiento y de lucha contra el desempleo. Una de esas medidas es el Estudio de Afectación Económica Nacional,  encuesta realizada a significativo número de empresas del país, con la finalidad de conocer el impacto de la pandemia en la empresa privada y las mejores formas de contribuir en la búsqueda de soluciones para la reactivación progresiva del aparato productivo, incluyendo una agenda social en el marco de nuestra responsabilidad social empresarial y una agenda de asistencia por parte de los organismos internacionales competentes para hacer frente a las consecuencias económicas, financieras y sociales de la crisis.

La siguiente medida es la formulación de un plan de reactivación y continuidad operacional para el sector empresarial, a fin de ir mitigando los riesgos y amenazas que hoy tenemos por delante y gestionando las oportunidades de recuperación. El empresariado venezolano ha dado indubitables muestras de su elevada resiliencia para superar todos los obstáculos. El objetivo es ofrecer a todos nuestros trabajadores, condiciones de bienestar, seguridad y salud en el ámbito de trabajo, con los correspondientes protocolos de distanciamiento, higiene y desinfección, así como sanas medidas de acceso al trabajo que permitan ir recuperando la productividad.

Asimismo, en FEDECAMARAS promovemos el diálogo social para el establecimiento de condiciones remunerativas apropiadas que permitan rescatar el verdadero poder adquisitivo del ingreso de los trabajadores, más allá de un simple incremento del salario mínimo, por lo cual reiteramos nuestro enfático llamado al Ejecutivo Nacional a reestablecer el diálogo tripartito, en respeto a los derechos humanos y laborales de nuestros trabajadores, ajustándose a los Convenios Internacionales de la OIT ratificados por Venezuela.

Del Estado, esperamos acciones concretas de apoyo y financiamiento al sector empresarial, especialmente a las Pymes, en el marco de la experiencia mundial, para superar el impacto de la pandemia, aunadas al establecimiento de medidas laborales y de asistencia a los trabajadores ajustadas a la realidad actual y así poder avanzar en la recuperación de la normalidad en aras de la preservación de los empleos. Urgen, asimismo, medidas de política económica, fiscal y monetaria dirigidas a la reactivación económica, que permitan frenar la caída del PIB, pronunciada por la pandemia.

A todos los trabajadores, formales e informales, a los del sector salud, alimentos, turismo, manufactura, comercio, cuentapropistas, microempresas, a todos en general, nuestro agradecimiento y reconocimiento por su mística de trabajo y entrega en estos tiempos tan difíciles. Les hacemos un llamado a liberar la potencialidad creativa del espíritu empresarial y dinamizador del trabajo decente. Es tiempo de reinventar nuestras empresas para atender las necesidades humanas aún no satisfechas.

Promovemos, una vez más, tanto la libertad de empresa como la libertad sindical en provecho de todos. Impulsemos juntos la justicia social.

Como nos sugiere la OIT: ¡NO CONTAGIEMOS AL EMPLEO!

¡Promovamos el trabajo saludable, seguro y digno! ¡Unamos esfuerzos!

Nuestro mensaje es de fe y esperanza a todos los trabajadores, porque JUNTOS podremos superar esta severa crisis. ¡Cuidémonos y mantengámonos unidos! ¡Siempre hemos contado con ustedes!

¡Venezuela nos necesita a TODOS!

Leer más: Fedecámaras: Sin entendimiento, confianza y acuerdos, no cesará la crisis coyuntural ni estructural

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN