Las ventas en el sector licorero del país han registrado una caída del 60%, como consecuencia del proceso inflacionario, el nivel de conflictividad que hay en el país y a los incrementos de los precios, aseguró Carlos Salazar, presidente de Asociación de Licoreros de Caracas (Asolicorca).

Señaló que el nivel de conflictividad que existe es conocido de todos, hay paralización constante del transporte, no hay suministro de mercancías, hay un permanente aumento de los precios, mientras que se deteriora el poder adquisitivo de los venezolanos, lo que se observa no solo en el sector de los licores, sino en todos los rubros que se comercializan, indicando que estos comercios además de los licores comercializan bebidas no alcohólicas, chucherías rubros que han ido incrementando sus precios constantemente.

Señaló en cuanto a los controles de precios, que nunca las limitaciones han sido buenas, los controles solo generan distorsiones, y ello se puede observar en los últimos años, cuando aparece nuevos esquemas como el bachaqueo, donde observamos que también existe el bachaqueo de licores; se hizo una modificación en el 2014 a la Ley de Impuesto sobre Licores en el 2014, se incrementaron los impuestos a los licores, indicando que son receptores y pagan tributos en todo el territorio nacional, advirtiendo que en la medida en que haya mayor caída en el sector de comercialización de estos productos, van a mermar los ingresos al fisco.

-Todo lo que sea controles contra el sector comercial, que somos los que generamos riqueza, productividad, ingresos a la nación y a los municipios, va a ser negativo para las arcas de la Nación-, señaló Salazar en Globovisión.

El Impulso

Pin It on Pinterest

Share This