El primer semestre de 2016 ha sido todo un desafío para los empresarios. Los transportistas exigen revisión de tarifa del pasaje, debido a que no se han aprobado divisas para las importaciones de distintos rubros. Fedecámaras advierte que aún no se sabe si los productos para la temporada decembrina llegarán a tiempo a los anaqueles, pues a estas alturas ya la mercancía debería haber sido comprada, para que arribara al país en el mes de noviembre.

El presidente de Fedecámaras en el estado Lara, Alberto Gámez, informó que la caída de la producción en el primer semestre de 2016 alcanzó 80% en todos los rubros, lo que ha hecho la escasez aún más evidente. Además 40% del parque industrial está paralizado por falta de materia prima y por problemas con las maquinarias.

“Estamos produciendo sólo 20% de la capacidad instalada”. Por eso se espera que el segundo semestre de este año sea más crítico que el primero, porque no se produce lo suficiente para abastecer la demanda. Están llegando unos cuantos buques a los puertos, pero eso cubrirá los requerimientos de unos 45 días, no más. Es por ello que el panorama no es alentador.

Explica que en condiciones normales, para el mes de julio deberían tener los anaqueles de los depósitos llenos, lo cual no ha ocurrido este año. “La mercancía viene de Asia y los barcos tardan tres meses en llegar. Es por ello que se monta la orden cuando ya se han liquidado las divisas y se prepara el embarque de los artículos. Eso dura tres meses y luego vendría el proceso de nacionalización, que tarda unos 45 días”.
Se estima que la mercancía podría llegar a mediados de diciembre si las divisas son liquidadas en los días que queda de julio, pero si son pagadas en agosto el panorama no es alentador, porque los productos arribarían a los depósitos de las empresas en enero de 2017.

Para esta fecha ya se hizo el pedido y actualmente esperan la liquidación de divisas para poder cancelar a los proveedores. “Esperamos a que pronto se concrete la entrega de dólares, esto será para pagar a los proveedores lo que nos mandaron el año pasado”, acotó.

Aunado a esto, los empresarios deberán lidiar con las guías de movilización y despacho, por lo que no saben cómo les irá.
Las advertencias sobre esta situación se han hecho al Gobierno nacional, que hasta la fecha no se ha reunido con los empresarios. “Reiteramos que son necesarias las divisas para la adquisición e importación de productos. Venezuela hoy está pendiente de comida y medicinas, por eso no le han dado relevancia a los productos para las hallacas, ropa, zapatos y juguetes, pero ya para octubre debería comenzar el repunte en las ventas y es cuando se notará más la escasez”, advirtió.
Insiste en la necesidad de reactivar el aparato productivo en el país para depender menos de las importaciones y para ello debe haber políticas económicas claras que conduzcan la senda del progreso.

Fuente: El Informador

Pin It on Pinterest

Share This