Importantes cambios se avecinan en las empresas básicas de Guayana, específicamente en Ferrominera Orinoco, Alcasa, Comsigua, Venprecar y Maderas del Orinoco, a raíz del anuncio del ministro de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas, Juan Arias, basado en impulsar la producción con el cambio de titulares y demás directivos en las fábricas mencionadas.

Para Fedecámaras Bolívar este movimiento será positivo en la medida que se diseñen proyectos “sinceros” que permitan la reactivación del parque industrial regional. “Deben ser objetivos, ecuánimes; deben asignar las divisas para la compra de materia prima y equipos y deben reunir al personal capacitado para impulsar verdaderos cambios”, aseguró Fernando Cepeda, presidente del ente empresarial.

Una de las principales razones por las que las empresas básicas no producen a su máxima capacidad responde a la carencia de repuestos y equipos, además de la falta de mantenimiento preventivo, que retrasa las operaciones y mantiene “ociosa” a la masa laboral. Para ello, es necesaria la liberación de divisas por parte del Estado.

“La solución no está solo en cambiar a los presidentes, en su mayoría militares sin experiencia en el tema, sino también en proporcionar los insumos, entre otros, la electricidad. Debemos entender que las empresas básicas son prioridad para nuestra región y para Venezuela, no se les puede reducir la energía eléctrica si producen como debe ser”, agregó el empresario.

Empresa, trabajadores y proveedores
Cepeda resaltó la importancia de la reactivación de las estatales para el país, en especial para el sector construcción, dado que al producir en niveles superiores a los actuales aumentará el abastecimiento de materiales y las obras paralizadas podrán seguir su curso; no solo este sector de la economía sino en sus derivados. Como consecuencia, el país podrá surtirse, retomar proyectos y bajar precios que son exorbitantes.

“Tenemos una ventaja: la población laboral está en su máximo nivel, y eso hay que aprovecharlo. La mano de obra con la que contamos es calificada y tiene lo necesario para alimentar el aparato productivo. Teniendo todos los insumos y el personal, se reactiva la construcción y arranca el país”, sostuvo el dirigente gremial.

La recomendación del economista fue hacer un diagnóstico “sincero y real” del problema para solventar con proyectos a corto plazo, reunirse con trabajadores que conozcan la empresa para poner en práctica las soluciones y descartar la improvisación. “Es evidente que lo más importante en este caso es la sinceridad, solo así se podrá hablar de soluciones efectivas. La empresa debe reunirse con trabajadores y proveedores para tener éxito en el incremento de las cifras de producción”, dijo el Presidente de Fedecámaras Bolívar.

Recordó que desde la institución se mantienen abiertos al diálogo para apoyar el rescate del parque industrial metalmecánico, siempre y cuando se respeten los procesos de licitación y el otorgamiento de contratos.

Nota de Prensa

Pin It on Pinterest

Share This