En vista del deterioro económico que se ha observado desde el inicio de la gestión del presidente Maduro, la aplicación de sanciones financieras por parte del Departamento del Tesoro de los EEUU y posibles nuevas sanciones de la Unión Europea, el gobierno en fecha de 8 de septiembre del año en curso anunció una serie de nuevas medidas económicas y ocho proyectos de ley presentados por el Ejecutivo a la ANC, con la finalidad de enfrentar lo que ellos denominan “guerra económica”.

Las medidas anunciadas parten de un mismo supuesto: la creencia de que a través de más controles se superará la crisis económica. Por el contrario, las propuestas agravarán la crisis venezolana, al restringir, criminalizar y hacer más costosa la actividad económica. El presente informe analizará lo que se ha podido conocer de las medidas y sus posibles consecuencias.

Medidas Económicas Anunciadas

Las medidas deben ser analizadas con objetividad tanto desde la perspectiva económica, jurídica y política, entiendo que ellas son para el gobierno una respuesta ideológica a la crisis política que atraviesa al país y meros instrumentos de control político de los ciudadanos.

Concretamente las medidas que nos centraremos a analizar son las siguientes:

1. Ley de Abastecimiento Soberano y Precios Acordados (fijación y fiscalización de PMVP en 50 rubros básicos de consumo nacional) (precios acordados)

Informe Económico Al cierre del 15/09/2017

2. Creación de los Fiscales del Poder Popular con motivo de Ley de Abastecimiento Soberano y Precios Acordados

3. Aumento nominal del ingreso mediante:

• Incremento del Salario mínimo nacional en un 40%, ubicándose en 136.544 bs e igualmente aumento del Cesta ticket de 17 UT a 21 UT (aumenta 4 UT) pasando de 153 mil a 189 mil bs (136.544+189.000: 325.544 bs) a partir del 1 de septiembre.
• Las pensiones pasarán a un monto de: 136.544 bs más el Bono de guerra: 40.964 bs para un total de 177.507 bs.
• El monto de las tarjetas de hogares de la patria para las madres jefas de hogar pasa de 100 mil bs mensuales a 140 mil bs.
• Para el inicio del nuevo año escolar y a través del carnet de la patria se beneficiará a 300 mil familias con un Bono de ayuda escolar de 250 mil bs.
• Ingreso de 600 mil jóvenes en Plan Chamba Juvenil.

4. Implementación de una canasta de divisas distintas el Dólar en el DICOM (Yuan, Euros, Rupias, Rublos, etc.)
Consecuencias sobre la Economía

Un análisis general sobre las consecuencias económicas de las medidas puede iniciarse con el anuncio de la Ley del Plan 50 (Ley de Abastecimiento Soberano y Precios Acordados). Sobre esto solo puede decirse que es más de lo mismo, los controles de precios sobre una canasta de 50 productos solo pueden generar dos cosas, escasez y mercados negros. Asimismo, tal tipo de control generará que bajen aún más los incentivos para producir los rubros de la referida canasta, reduciendo así la inversión en los sectores afectados. Caerá la producción, el empleo y aumentará la inflación.

Respecto a la propuesta de creación de los fiscales del poder popular encargados de fiscalizar el cumplimiento del control de precios de la canasta antes mencionada, solo se puede esperar una mayor criminalización del sector privado, persecución de empresarios y restricciones de la libertad económica.

En cuanto al anuncio del incremento del salario mínimo integral y otras transferencias que hace el Estado a la población, se debe decir, que tal medida tendrá como efecto una mayor pérdida del poder de compra del bolívar. Asimismo se impulsará el crecimiento de la liquidez monetaria, por aumento de la base monetaria, lo que en el actual contexto recesivo se traducirá en una mayor inflación, pues habrá cada vez más bolívares persiguiendo menos bienes y servicios.

Sobre la proposición de implementar en el DICOM una canasta de divisas distintas al Dólar, es importante analizar las siguientes consideraciones. Primeramente, hay que decir que el motivo central de tal medida según establecen la mayoría de los economistas es que el gobierno no tiene suficientes dólares para financiar la economía, ello se observa en el bajo nivel de reservas internacionales disponibles en el Banco Central de Venezuela que a fecha del 13 de septiembre se ubicó en 9.866 millones de $.

Sin lugar a dudas, implementar una canasta de monedas para diversificar las reservas internacionales no es una mala idea, pero utilizar monedas de difícil conversión, de baja referencia mundial y de poca comercialización como el yuan, la rupia y el rublo, podría complicar las transacciones internacionales del país, los costos transaccionales aumentarán y no contribuye a resolver los desequilibrios macroeconómicos. A continuación, se presenta un gráfico que muestra la participación de las principales monedas del mundo en los pagos internacionales.

Pin It on Pinterest

Share This