Dispuesta a enfrentar los grandes retos derivados de la grave crisis económica, social y política del país, María Carolina Uzcátegui, juramentada el pasado 5 de mayo como la presidenta de Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), sostiene que los gremios de empresarios no serán los que protagonicen un paro general indefinido. Uzcategui, en entrevista exclusiva a Versión Final, expresó su opinión sobre varios temas de interés en el panorama económico de Venezuela y las posibles soluciones para que el país vuelva a la senda de la prosperidad.

-Desde el Gobierno se afirma que la Constituyente construirá un nuevo modelo económico, ¿Es posible que esta idea se cumpla?

-El presidente Chávez se jactaba que la Constitución era la mejor del mundo. Nuestra Constitución no es perfecta pero es nuestra Constitución, así la hemos asumido todos los venezolanos. El problema no radica en la Constitución, porque en ella no está establecido el control de cambio, ni el control de precio ni el control de movilización, por el contrario, la Constitución promueve la libre iniciativa y las libertades económicas que han sido absolutamente irrespetadas en acciones por el Gobierno y en las diferentes leyes que han podido elaborar posteriormente, como por ejemplo la Ley de Precios Justos que beta las libertades económicas y sanciona agresivamente a los empresarios, esa ley es prácticamente un código penal empresarial.

-Más de 480 empresarios asistieron a una exposición económica auspiciada por el Estado, 48 convenios fueron aprobados por el presidente Maduro. ¿Cómo evalúa la Agenda Económica Bolivariana?

-En Venezuela funcionan 270 mil empresas aproximadamente, lo que son muchísimo menos de las que había en 1998 porque superábamos las 800 mil empresas. Las 480 empresas que asistieron a la exposición no representa ni siquiera el 0,5 % de los empresarios con los que contamos en el país, la cifra es insignificante. No criticamos los convenios del Gobierno con las empresas, pero debe haber una contraloría de los préstamos y créditos que estos otorgan. Los beneficios gubernamentales no deben restringirse a un número limitado, antes bien, se deben democratizar. Se deben eliminar los controles para que quien tenga capacidad, quien desee trabajar libremente en el país lo pueda hacer.

-Según el presidente Maduro, los motores de la Agenda Económica poseen una pertinencia y utilidad histórica ¿Es cierta esa afirmación?

-Dentro del esquema de trabajo del Plan de la Patria, el Gobierno cree que al tener controlada la economía, al poder definir lo que se puede comprar, ellos buscan que la gente tenga una dependencia absoluta del Estado, ellos creen que controlando el estomago de la gente también controlarán su pensamiento. Nosotros creemos que los venezolanos deben tener la oportunidad de crecer y desarrollarse y poder elegir a los mejores para poder los destinos del país. El Gobierno no ha considerado el comercio y los servicios dentro de los motores de la Agenda Económica, ellos no contemplan a este sector que es el más amplio de la economía privada del país.

-¿Qué opina de las fuerzas militares controlando las importaciones y distribución de alimentos y la materia prima en el país?

-Tenemos la evidencia de cuales han sido los resultados del manejo militar de la economía. El país está cada vez más hundido en la escasez, tenemos con mayor profundidad la crisis humanitaria, cada vez son menos los medicamentos que podemos conseguir, cada vez son más los venezolanos que hurgan en la basura para alimentarse, el venezolano perdió por completo su poder adquisitivo, la inflación ha llegado a niveles hiperinflacionarios. El país necesita un radical cambio de timón, se necesita llevar la economía a otro nivel diferente.

—Gremios empresariales han asomado la posibilidad de un llamado a paro general. ¿Es posible que la economía del país se plegue a un paro indefinido?

-El país está paralizado, muchos empresarios no pueden abrir las puertas de sus empresas por miedo a la inseguridad, por miedo a los saqueos, hay muchas industrias que se han paralizado por semanas por falta de materia prima. No somos nosotros quienes debemos llamar a paro, es la ciudadanía en general quienes están viviendo las consecuencias de un paro convocado por el Estado, un paro que cada vez cierra más empresas, que cada vez elimina más puestos de trabajo y obliga a los venezolanos a ir trabajos informales donde no gozan de ningún tipo de beneficios sociales.

-Una fuga masiva de empresarios deja en evidencia las decadentes condiciones económicas del país, ¿Quiénes quedarán en el país?

-Tengo fe inmensa en Venezuela, esto lo evidenciamos en la Cámara de Comercio de Maracaibo, la UCEZ, y cualquiera de nuestras cámaras afiliadas establece un programa de formación de emprendedores, hay una avalancha de gente buscando nuevas herramientas para iniciar nuevos proyectos. El venezolano cada día se reinventa, seguimos apostando por Venezuela, vendrá un nuevo amanecer para Venezuela, vendrá un nuevo país que reconstruiremos todos para ofrecerle un país productivo para que las nuevas generaciones puedan desarrollar sus sueños.

—Las divisas son el eterno dolor de cabeza de las empresas, ¿Cómo está resolviendo el sector?

-Todo empresario está adquiriendo divisas a través de mecanismos no protegidos. La solución no está en que el Gobierno amplíe nuevos mecanismos, como el Dicom por ejemplo, la solución es eliminar esos mecanismos, es volver a la libertad cambiaria, donde cada empresario pueda obtener las divisas que necesita para sus costos operativos. El país necesita libertad en todo sentido, libertad de comercio y para eso hay que desechar todos los controles.

-Rumores en Mira ores apuntan que antes de finalizar este año 2017 habrá dos o tres aumentos salariales ¿Las empresas resistirían tales incrementos?

-Según Cendas FVM se necesitan cinco días de salarios para poder adquirir un cartón de huevos, dos días de salario para comprar un kilo de arroz, se necesitan hasta diez días de salario para poder adquirir carne o queso. Con esto comprendemos que el actual ingreso que poseen los trabajadores es y seguirá siendo insuficiente para cubrir sus necesidades básicas. Los empresarios no tenemos las capacidades para pagar más allá porque no estamos produciendo lo que se necesita, no tenemos productos qué vender, no se puede distribuir lo poco que se produce.

-El Gobierno plantea un congelamiento de precios para atacar a la inflación y proteger los ingresos de la población ¿Qué harán las sectores productivos?

-Si se empeñan en un congelamiento de precios, cuando nuestros costos operativos se están elevando, esto solamente puede conducir a un cierre masivo de las empresas o a una reducción masiva en las nóminas. Hay empresarios que hace un año contaban con 130 puestos de trabajo, hoy día solo tienen 25, hay muchas familias a nivel nacional que dejaron de percibir un ingreso formal.

Versión Final

Pin It on Pinterest

Share This