Para el ingeniero Oscar Gómez la prioridad es la recuperación de los niveles de producción del parque industrial regional, y para ello cree conveniente el trabajo mancomunado entre directivos, trabajadores y empresarios. Rechaza categóricamente que reine la ideología partidista.

Prensa CCEB

Según la Gaceta Oficial 40.961, cuatro empresas básicas de Guayana tienen nuevos presidentes. El cambio en las estructuras organizativas supone una nueva ilusión para el empresariado local, pues lo que se fabrica en el parque industrial regional es indispensable para reactivar la economía del país, así lo plantea el presidente de la Cámara de la Construcción del estado Bolívar (CCEB), Oscar Gómez.

“Estos cambios serán positivos si se mantiene la búsqueda de beneficios colectivos, es decir, tanto para los trabajadores como para los representantes de las empresas; con directivos calificados y con experiencia en las áreas, nuestras industrias retomarán sus caminos”, sostiene.

En Corpoelec también urge un cambio, según el ingeniero, ya que se necesitan personas que garanticen la oportuna toma de decisiones en lo que se refiere al suministro del servicio eléctrico, no solo a nivel residencial, sino comercial e industrial. Justifica su afirmación recordando las consecuencias del fenómeno de El Niño, en vista de que las “verdaderas acciones” no se tomaron a tiempo y por tanto hubo que recurrir a los racionamientos que afectaron notablemente la economía nacional.

“Cada empresa básica y productora de un bien o servicio necesario para cualquier sector, y que de alguna manera no esté alcanzando eficientemente sus metas debe considerar revisión en sus estructuras organizativas y realizar los cambios pertinentes para buscar mejoras”, agrega.

La producción es prioridad

La reactivación de las empresas básicas permitiría el arranque del sector construcción dado que se requiere de un trabajo mancomunado entre empresas de los sectores público y privado. La producción de materiales necesarios para obras de envergadura debe ser garantizada para que las obras puedan seguir su curso y los proyectos prometidos sean culminados con éxito.

“Todas las empresas tienen importancia para el sector construcción porque son proveedoras de la materia prima que procesan otras industrias. Ferrominera, por ejemplo, explota el mineral de hierro y se encuentra de primera en todo un gran eslabón de donde al final de los procesos por parte de las diferentes plantas obtenemos acero de refuerzo, perfiles, mallas electrosoldadas, marcos para puertas, entre otros”, explica Gómez.

Para el dirigente gremial, presentar verdaderas políticas económicas y productivas que promuevan la producción de estas empresas, de la mano con los trabajadores y del sector privado, debe ser prioridad para los nuevos gerentes.

En la región ha prevalecido la ideología partidista lo cual ha afectado el rumbo oportuno de las fábricas, expresa, quienes ocupen estos cargos deben de tener la libertad de poder tomar las mejores decisiones junto con su tren gerencial para direccionarlas efectivamente. “Ser autosustentables en el menor tiempo posible y recuperar los niveles óptimos de producción debe estar entre las metas de la nueva dirigencia, de lo contrario ningún cambio funcionará”, indica el titular de la CCEB.

Nota de Prensa

Pin It on Pinterest

Share This