Ante la situación de crisis que vive Venezuela, amplios sectores de la sociedad han querido hacer escuchar su voz de descontento a través de acciones de protesta cívica a través de medios pacíficos.

El gobierno en todos sus niveles (Nacional, Regional y Municipal) junto a las fuerzas de seguridad, están en la obligación constitucional de respetar y proteger el derecho a la protesta pacífica, así como a todos los ciudadanos que decidan participar en ella (Art. 68 de la CRBV). Siempre que las manifestaciones de protesta se lleven a cabo en paz, enmarcadas dentro de la Constitución y las leyes de la República, la Cámara de Comercio de Maracaibo apoyará el derecho de todo ciudadano a expresar su descontento en armonía y sin violencia.

Sin embargo, hemos visto cómo ciertos grupos de personas, aprovechándose de la convulsión social del momento y actuando al margen de la ley, proceden a realizar actos de vandalismo y saqueo que nada tienen que ver con la protesta pacífica. El sector privado nacional hace sus mayores esfuerzos por permanecer operativo ante un entorno económico y jurídico adverso, por lo que se hace necesario recalcar que toda empresa víctima de estos actos vandálicos, difícilmente estará en capacidad de abrir nuevamente. Estos hechos delictivos terminan por perjudicar no solo a las empresas sino también a todos los trabajadores que laboran en ellas y a la comunidad de su entorno.

Exigimos a las autoridades del país hacer presencia en las calles de nuestra ciudad, para brindar seguridad a la población y sus bienes y así prevenir que dichos actos criminales se repitan.

Urge generar confianza en el sector privado nacional, para poder invertir y aumentar la producción de bienes y servicios básicos. Esta confianza pasa por el restablecimiento del orden constitucional y por un gran acuerdo nacional que incluya a todos los sectores que hacen vida en el país.

Cámara de Comercio de Maracaibo
24 de Abril de 2017

Pin It on Pinterest

Share This