En el último mes, el gremio ganadero Venezolano ha demostrado con desprendimiento, prácticamente regalando su esfuerzo de años, que la denominada “Ley de Precios Justos”, planteada por la ILEGAL Asamblea Nacional Constituyente (ANC), es inconstitucional por nacer de un órgano que no tiene basamento en la actual constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Consideramos que la “Ley de precios acordados” es retroceso porque acaba con las libertades, fomenta la destrucción del aparato productivo, multiplica la inflación y genera mayor desabastecimiento, en un momento en el que nuestro país, necesita impulsar y fortalecer las libertades económicas, la propiedad privada, la producción nacional, la unión, la justicia, y la correcta aplicación de las leyes existentes.

Desde la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (FEDENAGA) creemos que todo esto se logra con formación educativa, capacitación de los ciudadanos, y la actualización tecnológica, que se traduzca en el progreso colectivo, sin necesidad de un LÍDER FATUO, y que por el contrario se sostenga en la institucionalidad y en los principios de República.

Recientemente se intentó hacer ver que la carne era el pilar de la inflación, se tenían planes para afectar nuestras unidades de producción, y para sustentar el populismo del proceso electoral municipal, algo que ya está superado y desnudado.

Hoy la realidad deja ver claramente que la carne en Venezuela, es la más barata del planeta y que aun así nadie puede comprarla. En este sentido, creemos que la ruralidad es la base del crecimiento de nuestra nación, y reafirmamos que nuestras ideas cobran mayor fuerza y demandan mayor compromiso.

Nota de prensa

Pin It on Pinterest

Share This