El Consejo Superior de Turismo (CONSETURISMO) ante el anuncio de la línea aérea Avianca de suspender sus operaciones en Venezuela, procede a dar su opinión institucional: Lamentamos que otra línea aérea se vea en la necesidad de suspender sus operaciones en Venezuela. No ha de ser fácil para ninguna empresa y menos para una línea aérea como Avianca, que se ha mantenido volando por más de 60 años a nuestro país, tener que de jar un destino tan productivo como lo es el nuestro.

Preocupa que lo haya hecho de un día para otro sin que mediaran, al menos en el plano de los clientes, tiempo para reacomodar sus reservas y conexiones, pero debemos procesar las causas que motivaron esa decisión. Estamos convencidos que esas causas no son nuevas, con Avianca suman ya 9 líneas aéreas que han decidido dejar sus operaciones en el país trayendo por consiguiente el aislamiento internacional de los venezolanos y atentando severamente contra nuestro desarrollo turístico. Eso debe llevarnos a una profunda reflexión.

La situación de las operaciones aéreas en Venezuela sigue enmarcada por dificultades operacionales y por deficiencias e inconsistencias en materia de procesos e infraestructura que persisten y que deben revisarse y corregirse. La prioridad de las autoridades venezolanas debe ser la de garantizar la seguridad de las operaciones aeronáuticas que se realizan en el país. Dentro de ese contexto consideramos necesario y urgente analizar, entre todos los factores que intervienen en esta materia, las dificultades y problemas que están afectando las operaciones aéreas y para ello estamos institucionalmente dispuestos a propiciar para que se realice un ciclo de reuniones entre los sectores privados y públicos para la búsqueda de las soluciones que esperamos todos y para que las líneas que han abandonado el mercado venezolano retornen a él con condiciones más óptimas en cuanto a la operación se refiere.

Esto es fundamental y urgente porque las consecuencias económicas negativas que esta situación está generando para pasajeros, trabajadores y por supuesto para el país son inconmensurables. Un medio de transporte que se nos cierra es una oportunidad perdida de promover el turismo hacia nosotros y mantener comunicado el país con el mundo externo. En estos instantes que redactamos este comunicado, una nueva línea aérea, Delta, que ya había bajado sus frecuencias en el territorio a un solo vuelo por semana, anuncia la suspensión definitiva de operaciones locales a partir del mes de septiembre. Decir que nos estamos quedando aislados no es una ligereza, es una realidad palpable.

Busquemos puntos de encuentro y concordancia para retomar el tratamiento del tema aéreo en Venezuela con la seriedad y la responsabilidad que se requiere. El sector privado del turismo se pone desde ya a la orden para trabajar conjuntamente con el sector público en el logro de una política que abarque todos los elementos necesarios para establecer la estabilidad y el progreso de las operaciones de las líneas aéreas nacionales e internacionales por lo que significan en el desarrollo de nuestro turismo y del país en general.

Pin It on Pinterest

Share This