María Carolina Uzcátegui, secretaria del directorio e integrante del Comité Ejecutivo del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), indicó que cada día “se hace más cuesta arriba prestar servicios solidarios como lo requiere la población”.

Uzcátegui, quien es conocedora del área funeraria, indicó que los materiales se han encarecido “a niveles exorbitantes”.

Aclaró que en diciembre de 2015 un ataúd rondaba los Bs. 18 mil y actualmente se encuentra por encima de los Bs. 200 mil.

“Cada vez que hay una crisis eléctrica el Gobierno decide parar Sidor que es el único proveedor de laminas de metal para fabricar las urnas. Esto hace compleja la situación y encarece todo lo que es el proceso”, explicó.
Al mismo tiempo, la representante gremial exhortó al Ejecutivo a que solvente esta situación y que “tome en cuenta que esto es un sector prioritario para la sociedad”.

Sector comercio

Uzcátegui resaltó que la caída de la producción nacional ha afectado de manera importante a los comerciantes debido a que “los pocos productos importados se adquieren a dólar de mercado negro” y estos costos no se adaptan al bolsillo del venezolano.

“La demanda se ha contraído considerablemente”.

También destacó que los incrementos establecidos por el presidente de la República han afectado la permanencia de los comercios. Señaló que con el aumento del ticket de alimentación a Bs. 108 mil “el Gobierno admite que hay una inflación superior al 600%”.

Fuente: Globovisión 

Pin It on Pinterest

Share This