El Coordinador de Asuntos Fronterizos y Comercio Exterior de Fedecámaras Táchira, Wladimir Tovar, dijo en entrevista a El Mundo Economía y Negocios que cerca de 40 empresas están activas en la frontera.

“Hay alrededor de un grupo de 38 empresas que están trabajando directamente con la Secretaría de Exportación de la gobernación del estado Táchira y hay cerca de 20 que están ubicadas en la zona de frontera” explicó Tovar.

Informó que se encuentran activas y que en algunas su capacidad de producción ha mermado por la falta de materia prima o en algunos casos por falta de mano de obra especializada.

Estas compañías principalmente están vinculadas al sector plástico, textil, calzado, marroquinería y a la industria metalmecánica y automotriz.

El representante gremial, declaró que han solicitado al Gobierno que se active un plan piloto llamado Zona Económica Especial Fronteriza Ureña – San Antonio, que inicie con las empresas de la zona que están identificadas como exportadoras, para que aumenten su producción y la comercialización de sus productos.

Detalló que así podrán gozar de los beneficios que establece el decreto de zona económica especial y que pueda darse un proceso de aplicación del régimen que va a permitir un fallo para ir corrigiendo y evaluando su implementación en la franja que comunica a ambos países.

Con respecto a la restricción a partir de este lunes que prohíbe el paso de neumáticos y repuestos en la zona, dijo “a nivel gremial le hemos planteado públicamente a las autoridades venezolanas que se establezca un régimen aduanero que permita a los establecimientos comerciales importar mercancía hasta un valor no superior a los $10.000”.

A juicio del vocero esto les va a permitir colocar en vitrina fronteriza los productos que la gente está adquiriendo en Cúcuta, para que no se presente ningún tipo de contrabando de mercancía, sino que puedan ser adquiridos en la zona.

“Esto va a permitir que las transacciones puedan hacerse inclusive en moneda nacional: bolívares o pesos y, que se pueda generar un abastecimiento progresivo de los artículos que la gente demanda” expuso.

Aclaró que si bien es cierto que las personas están comprando productos de la cesta básica, también existe demanda en materia de autopartes, piezas automotrices y algunos insumos.

“Por eso hemos planteado la urgencia para que se le dé a esos casos un tratamiento inmediato y se pueda ir manejando de manera paulatina hasta que se restablezca el paso de vehículos de carga pesada” subrayó.

“Desde la decisión que acordaron los presidentes el pasado jueves hemos observado que se han ido corrigiendo las fallas que se presentaron en un principio, gracias a la tarjeta migratoria” expresó.

Fuente: El Mundo

Pin It on Pinterest

Share This