La Cámara de Comercio, Puerto Libre y Producción de Nueva Esparta por resolución expresa de su Junta Directiva declara:

No es el momento de convocar a una nueva Asamblea Nacional Constituyente y rechazamos la convocatoria propuesta por el Ejecutivo Nacional. Coincidimos plenamente con lo expresado por la Conferencia Episcopal Venezolana en documento público del pasado 9 de mayo, en cuanto a que “lo que más necesita el pueblo venezolano es comida, medicamentos, libertad, seguridad personal y jurídica, y paz”.

La convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente Comunal no es la  vía más apropiada ni inmediata para resolver los severos problemas de la población, por estar ampliamente comprobado que la crisis que afecta a los venezolanos en
diversos órdenes, hasta ahora, no se han podido resolver con leyes habilitantes ni decretos de Emergencia Económica.

Aprobamos la manifestación pública de la Fiscalía General de la República en contra de la celebración de una Asamblea Nacional Constituyente, mostrando esta institución la autonomía e independencia que los poderes deben mantener y defender.

Respaldamos todo proceso electoral que esté enmarcado dentro de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, sustentado en el voto libre, directo, universal y secreto; un ciudadano, un voto.

Estamos persuadidos de que en un sistema democrático los poderes públicos deben garantizar respuestas oportunas a las necesidades de la ciudadanía y no solo a los de un sector determinado.

Venezuela requiere soluciones urgentes que solo serán el resultado de consensos, producto de un diálogo confiable, que será posible cuando se recupere el hilo constitucional. Es necesario cambiar el rumbo del país, entendemos que eso
no es sencillo, pero estamos seguros que es posible.

Pin It on Pinterest

Share This