Palabras del Delegado y Consejero Técnico de los Empleadores de la República Bolivariana de Venezuela
Francisco Martinez G. Presidente de FEDECAMARAS.

Ginebra, 08.06.2017.- En nombre de FEDECAMARAS, la organización más representativa de los empleadores del país, felicitamos al Director General por su Informe sobre el Trabajo y Cambio Climático: “La iniciativa verde”, que plantea la necesidad de adecuar los mercados de trabajo a los requerimientos y contribuciones que cada país debe adoptar, para poder cumplir con las metas del Acuerdo de París de 2015 para lograr la sostenibilidad ambiental.

Acertadamente, el Director General plantea que la mejor vía que deben utilizar los interlocutores sociales para afrontar los cambios en el mercado laboral es el consenso basado en un diálogo social, con políticas coherentes que generen un entorno propicio para las empresas, los trabajadores, los inversores y los consumidores.

Lamentablemente, Venezuela vive hoy uno de sus momentos más aciagos. La ausencia del diálogo social en el país, lo ha conducido a un escenario de grave conflictividad, que hoy arroja 70 días de protestas continuas en la calle, con una cifra cercana a los 70 fallecidos, más de 1000 heridos y cerca de 3000 detenidos, de los cuales 80% son jóvenes que luchan por un futuro que no visualizan hoy en Venezuela. Un país en el que la mayoría de los jóvenes entre 14 y 25 años de edad están dispuestos a emigrar hacia otras fronteras, en búsqueda de oportunidades.

Vivimos en un país donde en el último año se han registrado aproximadamente 28.000 asesinatos, con una severa crisis de abastecimiento, donde mueren ciudadanos por falta de medicamentos y donde la población ha perdido un promedio de 8,7 kg de peso corporal por falta de alimentos; un país en el que las empresas que han tenido que cerrar sus puertas, se cuentan por miles, con la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo.

Sr. Director General, Venezuela reclama a gritos un proceso de VERDADERO DIÁLOGO SOCIAL legítimo, serio, responsable y sincero, que permita lograr no solo los acuerdos necesarios para solventar los problemas sociales, sino poner en marcha acciones que faciliten su reconstrucción y devuelvan el progreso y bienestar a la sociedad venezolana.

FEDECAMARAS no puede estar mas de acuerdo con la OIT, en que la vía del diálogo y el consenso social es la mejor herramienta para resolver los problemas de una nación. Sin embargo, en Venezuela, este diálogo social es inexistente. Ello condujo, a la admisión de la queja conforme al artículo 26 su Constitución por parte del Consejo de Administración en noviembre de 2016.

Hemos reclamado incansablemente al Gobierno que retome el camino del diálogo social. A pesar de ello y de los múltiples llamados de la OIT, el Gobierno lamentablemente, lejos de propiciar un diálogo social, ha mostrado un retroceso en su accionar, que impide dialogar bajo un ambiente de confianza.

Muestra de lo anterior, es la reciente convocatoria unilateral por parte del Presidente de la República a una Asamblea Nacional Constituyente, negando y cercenando el derecho del pueblo a expresarse a través del voto para el acuerdo más trascendental de toda sociedad, como lo es decidir y discutir si quiere cambiar su Constitución. La constituyente no es la vía para la solución de los problemas que la población demanda.

Esta iniciativa ha sido considerada inconstitucional no solo por la Fiscal General de la República y algunos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, sino también por la academia y por otros actores sociales públicos y privados.

FEDECAMARAS no avala este proceso constituyente … No es negociable legitimar lo ilegítimo.

En la grave crisis que vive mi país, lo que corresponde es llevar a cabo un diálogo social efectivo que permita obtener las soluciones verdaderas y oportunas a los problemas sociales de Venezuela. Para ello, se requiere con urgencia, el restablecimiento del estado de derecho y de la independencia de los poderes públicos que garanticen un clima de estabilidad política y seguridad jurídica.

El país demanda, cuanto antes, un cambio urgente del modelo económico, político y social.

FEDECAMARAS siempre ha mostrado su disposición al diálogo y ha manifestado en miles de ocasiones, la necesidad de establecer un acuerdo nacional que apunte a:
• La reactivación del aparato productivo nacional;
• El abordaje estructural de la inflación;
• La recuperación del poder adquisitivo del salario;
• El diseño de una política de atracción para la inversión privada y el respeto a la libre iniciativa empresarial.
• Y de los derechos fundamentales de los venezolanos.

Ratificamos la firme voluntad de FEDECAMARAS de contribuir a un diálogo con acciones concretas que permitan garantizar la sostenibilidad de las empresas y de los empleos decentes, para que nuestro país pueda contribuir de la mejor manera, con la iniciativa verde y con cualquier otra acción emanada de la OIT dirigida a consolidar las metas del milenio.

Muchas gracias.

Pin It on Pinterest

Share This