Caracas, 25.07.17.- La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela -FEDECAMARAS- ratifica su posición de rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el Gobierno Nacional por considerarla inconstitucional e innecesaria. Esta no es la vía para resolver las exigencias de la población. No podemos apoyar ningún proceso constituyente que esté de espaldas al pueblo soberano.

A pocos días de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente que se realizarán el próximo domingo 30 de julio, exigimos al Ejecutivo Nacional abandonar su intención de imponer una nueva Constitución. Aún estamos a tiempo de retomar las salidas constitucionales y democráticas que eviten más derramamiento de sangre y más pérdidas de vidas humanas.

Han transcurrido 106 días de protesta que han arrojado más de cien personas muertas y aún el Gobierno Nacional, sigue sin querer darle respuesta a una inmensa población que exige un cambio del modelo político y económico que vivimos. El Gobierno decidió darle la espalda al país y cerrarle todo tipo de salida democrática, poniendo en juego la República.

Como gremialistas apoyamos el llamado a huelga realizado por sindicatos y otras organizaciones civiles y damos libertad plena a nuestros trabajadores y empresarios que decidan sumarse a esta convocatoria cívica. Reconocemos y defendemos cualquier mecanismo de protesta ciudadana como expresión democrática, siempre y cuando se mantenga apegada a la Constitución y a las leyes.

Reiteramos que en los términos en que ha sido planteada la Asamblea Nacional Constituyente, solo agravará los problemas que hoy mantienen al país en los mayores niveles de pobreza, hambre, desnutrición, inflación, desabastecimiento y anarquía política y social.

Requerimos restablecer cuanto antes el orden jurídico, social y económico de Venezuela, sobre la base del respeto a la Constitución vigente. Necesitamos enrumbar al país por las sendas del desarrollo económico y social. Recordemos que para promover las inversiones nacionales y extranjeras, se necesita un entorno de paz y estabilidad política.

Exigimos al Gobierno, a la Fuerza Armada Nacional, a los Poderes Públicos, a garantizar el respeto de los derechos fundamentales de los ciudadanos, el estado de derecho y los principios democráticos. Solo así se podrán evitar sanciones internacionales que complicarían aún más el futuro incierto de nuestra nación.

FEDECAMARAS se mantiene firme en la defensa de la democracia, la soberanía y la libre iniciativa empresarial, así como de los derechos fundamentales del hombre.

Pin It on Pinterest

Share This